BBC navigation

De qué sirve ganar un Grammy Latino

Última actualización: Jueves, 15 de noviembre de 2012
Grammy estatuillas

Es la cita de honor de la música de raíces latinoamericanas que busca colarse por los oídos y ganar mercados en Estados Unidos: los premios Grammy Latinos, que se entregan este jueves, dejan cada año una lista de ganadores para quienes, posiblemente, la carrera ya no sea la misma con la estatuilla en mano.

Los galardones, que otorga por votación la Academia Latina de Grabación, sirven en muchos casos para disparar la trayectoria de grupos recién salidos del sur del continente. En otros, premian la consistencia de artistas grandes o ya legitimados por las audiencias.

Hay de todo en las 47 categorías que reconocen material grabado tanto en español como en portugués y que, en 2012, tienen al dominicano Juan Luis Guerra como favorito, con seis opciones a premio, seguido del dúo mexicano Jesse & Joy, con cinco.

Los ganadores se darán a conocer el jueves, en una ceremonia en la ciudad de Las Vegas. Entre tanto, ¿cómo se sienten quienes pueden ser premiados?

BBC Mundo se lo preguntó a dos candidatos: el rockero español Enrique Bunbury, que nunca ha sido galardonado con un Grammy pese a su prolífica carrera, y los colombianos de ChocQuibTown, más nuevos en la escena internacional pero con un gramófono dorado en su haber.

No se pierda la cobertura de los Grammy Latinos desde Las Vegas a través de la cuenta de Twitter bbc_perasso.

Bunbury y un videoclip de película

Enrique Bunbury

Primero fue el disco: "Licenciado Cantinas", una selección de 15 temas homenaje al cancionero latinoamericano, personal y caprichosa, un paseo virtuoso y con escalas desde Agustín Lara hasta Willie Colón. El responsable: Enrique Bunbury, figura clave en la escena del rock español, exvocalista de los recordados Héroes del Silencio y solista de múltiples proyectos desde 1997.

Luego, el álbum se volvió videoclip, pero no uno cualquiera: un mediometraje de casi 26 minutos que teje canciones y narra sucesos por playas y desiertos, selvas y escenarios. "Licenciado Cantinas: The Movie" -dirigido por Alexis Morante y producido por Sergio Abuja y Tamara Arias- le ha valido a Bunbury una nominación al Grammy Latino.

Un premio que, pese a que lleva rodando desde los tempranos años 80, le ha sido hasta ahora esquivo.

"Me siento muy honrado de que se haya considerado una obra de estas características para el premio. Independientemente de que lo ganemos o no, hemos hecho un trabajo duro y me gustaría que ese Grammy se lo llevara el director del documental porque sé que le haría mucha ilusión y a mí, por lo tanto, me haría doble ilusión".

¿Se reciben distinto las nominaciones y los premios cuando uno tiene ya una trayectoria larga encima?

Sí, la verdad que cuando era más joven me importaban menos los premios. En realidad, tú sabes que no hay que hacer las obras pensando en la recompensa sino por el placer de hacerlas y así las hago yo, pero le doy el justo valor a un Latin Grammy. Es uno de los premios más importantes que puede tener un músico latinoamericano. Y como sé valorar las cosas, sería bueno ganarlo ahora.

¿Por qué eligió hacer un videoclip de formato largo, que es un desafío distinto al de simplemente hacer uno que acompañe a una canción?

De alguna forma lo que quise fue romper algunas barreras que nos autoimponemos a la hora de crear un acompañamiento visual a nuestra obra musical. Mi reflexión es que el público ha dejado de tener a la TV como medio de acceso a los videos. Ahora es internet, y eso significa que no hay un programador de un canal al que haya que convencer de que el formato funciona o encaja en el canon que ellos han establecido.

Eres totalmente libre de hacer lo que te dé la gana y ya sólo depende de que al 'televidente' le interese. No hay intermediarios entre mi público y yo.

Eso nos hace replantearnos el formato del videoclip. ¿Cómo podemos acompañar visualmente un álbum? Para empezar, no tiene que ser con una única canción. No tiene que ser con tomas de cámara estándar, podemos introducir tomas largas, diálogos, el género de documental… lo que uno quiera. Y eso es "Licenciado Cantinas: The Movie", un intento de buscar de buscar un lenguaje más abierto para el videoclip.

¿Y qué desafíos trajo esa decisión para la producción?

Aparte de los desafíos climatológicos de siempre, el principal fue el desafío narrativo. Queríamos contar una historia, y contarla a través de una serie de canciones que son de distintos países, de distintos géneros, de gente que nunca pretendió contar una historia con los demás ni nada. La principal dificultad fue lograr esa narración.

De algún modo tiene sentido para un disco que es un viaje por géneros y voces diversas…

Sí, yo siempre pensé en (el álbum) "Licenciado Cantinas" como un homenaje a todos esos autores y a esa música tradicional latinoamericana maravillosa. Canciones que me llegaron en algunos casos a través de mis padres y abuelos, otras que escuché en cantinas de toda Latinoamérica.

Es de alguna manera un agradecimiento y, a la vez, es mi visión como músico de rock que ha roto la frontera de los prejuicios, una declaración contra muchos "roquistas" fundamentalistas que consideran que hay lugares a los que se puede ir y lugares a los que no.

Yo soy de los que piensa que puedo visitar a todas las músicas cuando quiera, son todas mis parientes, más lejanos o más cercanos.

¿Cree que hay algo en la tradición autoral latinoamericana que la hace radicalmente distinta a la de países angloparlantes?

Para mí el folclore latinoamericano es igual de interesante que el norteamericano, con el góspel, el blues, el country. Me gusta escuchar a Atahualpa Yupanqui tanto como a Robert Johnson, veo similitudes armónicas entre la ranchera y el country, hallo temáticas similares en los textos… En suma, creo que el sentir de los pueblos es parecido y tenemos más cosas que nos unen que las que nos separan.

En su disco hay una recorrida por géneros musicales que tienen distinta proyección internacional: no es lo mismo la fama del tango que la más modesta carrera que ha tenido el vals peruano, por ejemplo. ¿Sintió la responsabilidad de darle voz a ciertos géneros menos conocidos?

Sí, siento una pasión sin límite hacia el vals peruano, de hecho, y considero que es una música armónicamente muy rica, con esa raíz negra y esa polirritmia, con una poética equiparable al tango. Y sí que creo que está menos considerada que el tango o el son. Aunque ahora se está haciendo en Perú una labor de rescate interesante, intentando grabar a los músicos ancianos que todavía están tocando, para que no se pierda. Es una de esas músicas que debería tener un boom internacional.

ChocQuibTown: la calentura del Pacífico

Chocquibtown

Con la mezcla de sonidos urbanos y folclore del Pacífico, los colombianos de ChocQuibTown llegan a los Grammy Latinos de 2012 con tres opciones a premio: en las categorías de mejor álbum de música alternativa por "Eso es lo que hay", mejor grabación por su tema "Calentura" y en la muy codiciada contienda de mejor disco del año.

Gloria Martínez, su hermano Miguel y Carlos "Tostao" Valencia no sólo cosechan nominaciones múltiples, sino recurrentes: en 2010 compitieron por un Grammy mayor -los que disputan las producciones para el mercado angloparlante-, tras haber sido nominados en la edición latina de los premios de 2009 como mejor grupo nuevo. Al año siguiente volvieron a figurar por una canción… y ganaron su primer Grammy Latino.

BBC Mundo le preguntó a Gloria, la cara femenina de la banda, si haber pasado por otras nominaciones ayuda a controlar los nervios.

"Cada experiencia es distinta. En 2009 no pensábamos en ganar y chévere, aplaudimos al que ganó, no íbamos con idea de llevarnos premio. La segunda vez sí hubo más de 'uy, queremos ganarlo' y fue un momento muy emotivo. Esta vez también será una experiencia distinta pasar esa alfombra, seguro".

A partir de estos premios y nominaciones, ¿sienten que ha cambiado la percepción de ustedes dentro de Colombia?

Sí ha cambiado, pero creo que porque hemos trabajado mucho allí. En los últimos años hemos tenido la posibilidad de que nuestras canciones suenen en la radio, hemos aumentado el contacto con los fans, hemos sido disco de oro en ventas, hemos ido a regiones donde no habíamos estado antes… Mucha más gente llegó a conocernos, eso es bonito.

Hablando de regiones, el nombre del grupo está inspirado en una de ellas…

En la tierra de donde venimos, que es el departamento de El Chocó. Luego, Quibdó que es la capital y "town", por pueblo o ciudad (en inglés). Teníamos la experiencia de que incluso dentro de Colombia la gente no sabía de dónde veníamos, era muy difícil prender la televisión y ver una historia con la cuál relacionarnos… quisimos mostrar que nosotros existimos, que El Chocó hace parte de Colombia.

¿De eso se trata 'Somos Pacíficos', su primer álbum?

Sí, la inspiración nos viene de nuestra tierra y el álbum habla de lo que somos: qué comemos, cómo crecemos, si nos gusta bailar… Va más allá de cantar, es un ejercicio de presentarnos como cultura. Con lo nuestro y con lo que nos viene de afuera y nos contagia, desde el hip-hop a otros ritmos que ver con nuestras raíces afro: es decir 'aquí estamos, somos afrocolombianos'.

Como nominados en la categoría de música alternativa, ¿qué creen que significa hoy ser alternativo en la escena latina?

La palabra 'alternativa' me parece que se usa para encasillar cosas que no caben en ninguna otra categoría. Pero lo alternativo puede ser de cualquier género y estilo, lo que lo define es el espíritu, el hacer música que incluya sonidos que uno siente como propios y que a veces no pasan por radio ni tienen la posibilidad de llegarle a mucha gente.

¿Ser revalidado por la industria discográfica estadounidense, con un premio como el Grammy Latino, no afecta esa vocación por lo alternativo?

Si la música hace parte de la industria, entonces todos somos parte de la industria, se llegue o no a los Grammy. A veces uno como músico da pataletas de ahogado para quedar incluido en una lista y que lo validen y acepten y premien, pero no hay que meterle tanto misterio a las cosas. Música es música y siempre será parte de la industria, así uno no quiera.

¿Cómo vivieron la nominación al Grammy Latino de 2009? ¿Qué recuerda de aquella 'primera vez'?

Nosotros siempre creímos en nuestra música pero aquella nominación fue una total sorpresa. Cogimos los discos y mandamos la inscripción (al premio), pero más como para que nos conocieran, que supieran que había un grupo que venía del Pacífico colombiano. Honestamente no esperábamos ser nominados. Y quedamos en la categoría de mejor nuevo artista, que es una de las más importantes de los Latin Grammy porque es una que abre puertas para el futuro. Fue una experiencia de una vez en la vida.

Aunque al año siguiente volvieron a quedar nominados….

Sí, nosotros decíamos 'ya nos nominaron, tenemos algo para poner en nuestra hoja de vida'. Y nos volvieron a nominar, y ganamos. Y luego nos invitaron a tocar, y luego vino la candidatura a los Grammy anglo, y luego nos llamaron a tocar durante la ceremonia en el Staples Center de Los Ángeles… ¡Y ahora tres categorías!

¿Cuál es la que más expectativa les genera?

Bueno, la nominación de mejor grabación la tomamos como un logro. Le pusimos mucha atención a la grabación, a manejar el sonido, captar las voces... Y estamos contentos de poder compartirla con los demás músicos, con los productores del disco, con todos los que nos acompañaron en el camino tedioso pero bonito que es hacer un álbum.

En la competencia de mejor álbum alternativo tienen enfrente a artistas con estilos completamente distintos, como los mexicanos de Kinky o el argentino Lisandro Aristimuño. ¿Cómo es competir con producciones tan disímiles?

No sé, pero es buenísimo que todos estemos juntos. Es parte de lo que somos: cada uno muestra su sensibilidad y hay lugar para todos, aunque tenga que ganar uno solo. Entre los colores y los sabores, cada uno votará por aquel con quien se sienta más identificado.

Hablemos de la categoría de mejor álbum del año, que es una de las más codiciadas y en la que además compiten con 'pesos pesados'.

Nosotros creemos que podemos ganar, pero estar al lado de Juan Luis Guerra, tremendo músico al que admiramos, y de gente como Juanes y Caetano Veloso, nos hace pensar que ya está. Venimos del Pacífico, con nuestra forma de ser y nuestra calentura, y estamos en la lista con ellos: eso es un premio. Suena a lugar común, pero es así.

¿Qué creen que tiene "Es lo que hay" para haber llamado la atención?

Es un disco que muestra madurez. De una canción a otra, hace vivir experiencias diferentes. Creemos que es heterogéneo y completo: es nuestra manera de mostrarle el abanico de nuestra sensibilidad musical a la gente.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.