Reino Unido investiga si Starbucks, Google y Amazon pagan suficiente impuesto

  • 13 noviembre 2012
Andrew Cecil, Amazon
Andrew Cecil, de Amazon, no pudo responder todas las preguntas que le hizo el Comité del Cuentas Públicas del Parlamento británico.

Ejecutivos de algunas de las empresas más reconocidas en el mundo están siendo interrogados por parlamentarios británicos en relación con denuncias de evasión fiscal.

La cabeza de Google en Reino Unido y altos directivos de Starbucks y Amazon enfrentan un examen por parte del Comité de Cuentas Públicas.

Starbucks admitió que el gobierno holandés les concedió un trato fiscal especial en su sede europea, la cual recibe pagos de regalías de sus negocios en el Reino Unido.

Amazon y Google también confirmaron que usaron jurisdicciones fiscales favorables de Europa para sus negocios en el Reino Unido.

Las ventas de Amazon se manejan en Luxemburgo, mientras que el espacio publicitario de Google es comercializado por un equipo en la república de Irlanda, confirmaron los ejecutivos.

Café competitivo

Starbucks ha reportado utilidades gravables apenas una vez en sus 15 años de operaciones en el Reino Unido.

"No estamos en absoluto complacidos con nuestro desempeño financiero acá", dijo el director financiero de la cadena, Troy Alstead al comité. "El mercado más competitivo de café y de espresso que enfrentamos es aquí, en el Reino Unido".

Una investigación de cuatro meses realizada por la agencia de noticias Reuters reveló que Starbucks sólo habría pagado US$13,7 millones de impuesto corporativo en el Reino Unido en el curso de 14 años -incluyendo los informes de pérdidas contables cuando era rentable.

La presidenta del Comité, Margaret Hodge, preguntó por qué la compañía sigue haciendo negocios en el Reino Unido si mantiene esas pérdidas perennes.

Las utilidades gravables de su operación en el Reino Unido se calculan netas de las regalías que le pagan a su sede regional Países Bajos.

Alstead dijo que estas regalías estaban sujetas a una tasa impositiva combinada en los Países Bajos y EE.UU. de aproximadamente 16%. El principal impuesto corporativo del Reino Unido es del 24%.

La tasa de regalías de Starbucks solía ser el 6% de las ventas, pero recientemente se redujo a 4,7% tras de que fuese cuestionada por las autoridades fiscales del Reino Unido.

El director de finanzas dijo que la tasa de regalías del 6% fue pagada por sus negocios en otros países.

Dijo que esas regalías reflejan los costos incurridos por los negocios fuera del Reino Unido -incluyendo nuevos productos, diseño de las tiendas, desarrollo de nueva maquinaria y servicios de ingeniería.

Sin embargo, al ser desafiado por el comité, admitió que no había un análisis detallado de los costos detrás de la cifra de 6%.

Negó que hubiesen elegido los Países Bajos como sede regional de la compañía debido a su favorable tasa impositiva. Dijo que la escogieron porque la empresa posee una importante planta de torrefacción en ese país.

Todos los negocios de Starbucks en el mundo, incluyendo el Reino Unido, compran su café de su oficina de Suiza, dijo también Alstom. Este café paga un recargo del 20% sobre el precio que se pagó en el mercado mayorista. La oficina suiza pagó impuesto del 12% sobre sus ganancias, dijo.

Alstom insistió en que la empresa no usa ningún tipo de paraísos fiscales y que pagan una alta tasa impositiva en el mundo entero.

Sede en Luxemburgo

Starbucks
Starbucks insiste en que la empresa no usa ningún tipo de paraísos fiscales y que pagan una alta tasa impositiva en el mundo entero.

Los parlamentarios expresaron su frustración con el director de políticas públicas de Amazon, Andrew Cecil, quien repetidamente dijo que tendía que volver en una fecha posterior con la información solicitada por el Comité.

La información incluye el valor de las ventas de Amazon en el Reino Unido, los beneficios antes de pagar impuestos y la estructura de propiedad de la compañía europea.

Cecil explicó que las ventas del sitio web amazon.co.uk -y en todos los demás países europeos- se hicieron en realidad a través de su operación europea con sede en Luxemburgo, la cual emplea a 500 personas.

El negocio de Amazon en el Reino Unido, que emplea a cerca de 15.000 personas para atender las entregas, almacenamiento y otros aspectos, opera como un proveedor de servicios a la operación europea.

Por tanto, los beneficios en el margen del precio de venta son contabilizados por la empresa luxemburguesa.

Cecil dijo que la facturación de la empresa de Luxemburgo en 2011 fue de US$11.600 millones. Pagaron impuestos por US$10,2 millones y utilidades después de impuestos de US$25,4 millones.

Dijo que Amazon nunca ha revelado públicamente el desglose, país por país, de sus ventas en Europa.

De acuerdo con un informe del diario inglés The Guardian, el año pasado Amazon generó ventas por más de US$5.200 millones en el Reino Unido, pero no pagó impuestos corporativos por ninguno de los beneficios, y está bajo investigación por las autoridades fiscales del Reino Unido.

Cecil confirmó que la empresa recibió un requerimiento de pago de US$254 millones de las autoridades tributarias francesas, pero se negó a revelar si otros países están investigando los tratamientos tributarios de la compañía.

Paraíso fiscal

Al igual que Amazon, Google también opera su negocio europeo en una jurisdicción fiscal favorable -en este caso, la República de Irlanda- de acuerdo con Matt Brittin, que dirige los negocios de la empresa en el norte de Europa.

Él admitió abiertamente que la elección de Irlanda se debió a su favorable tasa de 12,5% de impuesto a las corporaciones.

También confirmó que los derechos de propiedad intelectual no estadounidenses de la compañía están registrados en el paraíso fiscal de Bermuda, diciendo que la empresa tiene la obligación ante los accionistas de minimizar sus costos.

Posteriormente acepto libremente que hasta hace poco tiempo, la compañía en Irlanda estaba pagando una cuota a una empresa holandesa independiente dentro de Google, con el propósito de reducir sus impuestos.

Como otros ejecutivos, Brittin insistió en que nada de lo que empleador hizo es ilegal, lo que llevó a la presidenta del comité, Margaret Hodge, a decir: "No lo estamos acusando de ser ilegal, lo estamos acusando de ser inmoral".

La unidad de Google en el Reino Unido pagó solo US$9,5 millones al Tesoro en 2011 de una facturación en el Reino Unido de US$627 millones, según el diario inglés The Telegraph.

Google recibe ingresos en el Reino Unido cuando los usuarios de su buscador en el Reino Unido hacen clics en los enlaces de sus clientes corporativos. Éstos pagan a Google por figurar en el tope de los resultados de una búsqueda particular.

Brittin dijo este espacio publicitario es comercializado por un equipo de 3.000 vendedores en su oficina de Irlanda -200 de los cuales se ocupan de los clientes de negocios en el Reino Unido.

No obstante, también admitió que la compañía emplea a 700 consultores de mercadeo en el Reino Unido quienes, entre otras cosas, refieren clientes al equipo de ventas en Irlanda.

El ejecutivo insistió en que el principal valor de la compañía en el Reino Unido no radica en la venta de espacios publicitarios, sino en sus 17.000 ingenieros en California, EE.UU., quienes crean la tecnología innovadora de la empresa -como su motor de búsqueda, los mapas y los servicios de traducción-, los cuales son de uso gratuito en su mayoría.

Contenido relacionado