BBC navigation

Las elecciones más cerradas en la historia de EE.UU.

Última actualización: Martes, 6 de noviembre de 2012

2012 podría ser recordado como el año de las elecciones presidenciales más cerradas en la historia de Estados Unidos, en las que el demócrata Barack Obama y su oponente republicano, Mitt Romney, protagonizaron una pelea cabeza a cabeza hasta el mismo cierre de campaña.

En este país, el candidato vencedor no necesita ganar el voto popular a nivel nacional. Para llegar a la Casa Blanca, un postulante necesita 270 de los 538 votos del colegio electoral adjudicados a cada estado según cuántos miembros de la Cámara de Representantes y del Senado tienen en el Congreso.

En una competencia más reñida, la atención se enfoca más en los llamados estados pendulos, el puñado de campos de batalla que no tienen una preferencia predeterminada por republicanos o demócratas en cada elección.

BBC Mundo repasa las contiendas más reñidas del último siglo.

1916: Woodrow Wilson vs. Charles Hughes

Como la Primera Guerra Mundial estalló en Europa, el presidente demócrata Woodrow Wilson protagonizó una campaña basada en el eslogan "él nos mantuvo fuera de guerra". Su compromiso de permanecer neutral era extremadamente popular entre los estadounidenses.

Se enfrentó contra el candidato republicano de la Corte Suprema de Justicia, Charles Evans Hughes, y ganó los increíblemente cerrados comicios de 1916.

La campaña había terminado reducida al estado de California, donde -según los historiadores- Hughes cometió el error de no reunirse con el poderoso gobernador, quien consecuentemente no le dio su completo apoyo.

Wilson se aseguró un segundo periodo con solo el 42% del voto popular y 277 de votos del colegio electoral.

1960: John F Kennedy vs. Richard Nixon

La campaña entre el republicano Richard Nixon y el joven demócrata católico John F Kennedy fue una de las más cerradas en la historia de Estados Unidos.

Nixon, vicepresidente de Dwight Eisenhower (presidente saliente), hizo su campaña en los 50 estados para llegar a la Casa Blanca. La elección fue reñida en 20 estados, donde el margen de victoria para los dos candidatos fue menor de cinco puntos porcentuales.

Algunos dicen que un punto decisivo en la campaña fue el primer debate televisado entre los dos postulantes, donde el más joven se mostró seguro y carismático mientras que Nixon terminó limpiándose gotas de sudor que le caían de su ceja.

En los comicios, Kennedy ganó con el 49,7% de los votos, comparado con el 49,6% de Nixon. Apenas 113.000 votos populares separaron a los dos candidatos de 68 millones emitidos. Sin embargo, el margen del colegio electoral fue más amplio: 303 a 219.

Los republicanos pidieron el recuento de votos en los numerosos estados donde los resultados fueron cerrados, impulsados también por el aluvión de rumores que circulaban sobre un supuesto fraude.

1976: Jimmy Carter vs. Gerald Ford

El vicepresidente republicano Gerald Ford se hizo cargo de la presidencia luego de que Nixon renunciara a raíz del escándalo de Watergate. No obstante, la decisión de Ford de perdonar a Nixon no fue popular.

Su oponente fue el ex senador y gobernador de Georgia Jimmy Carter. Se conocía tan poco de él en el escenario nacional que se presentó con la siguiente frase: "¡Hola! Soy Jimmy Carter y me postulo para presidente".

Carter, un ex ingeniero nuclear y granjero, compitió siendo un candidato poco conocido, lejano a Washington en un momento en el que la confianza a los políticos está en un nivel muy bajo.

Ambos acordaron a participar en un debate televisado, el primero desde el de Nixon y Kennedy en 1960. La declaración que hizo Ford en el segundo encuentro de que la Unión Soviética no dominaba a Europa Oriental y nunca lo haría durante su administración hizo que algunos votantes dudaran de su compresión de los asuntos internacionales.

Al final, Carter ganó con el 50,1% del voto popular, comparado con el 48% de Ford, y con un margen de 297-240 votos en el colegio electoral.

Ford, sin embargo, triunfó en 27 estados, la mayor cantidad registrada hasta ahora por un candidato perdedor.

2000: George W Bush vs. Al Gore

Fue la elección más cerrada y polémica en la historia de Estados Unidos. El vicepresidente y candidato demócrata Al Gore competía con el gobernador de Texas e hijo de un ex presidente, George W Bush.

Gore ganó con el 48,38% de los votos de toda la nación. Bush se quedó con el 47,87%.

Pero después de que la Corte Suprema volviera a contar los votos en el estado de Florida, el candidato republicano obtuvo la victoria en el voto estatal. Fue el triunfo más cerrado de todos: solo 537 boletas de seis millones emitidas.

De este modo, 25 votos del colegio electoral del soleado estado lograron darle la victoria a Bush con un total de 271.

2004: George W Bush vs. John Kerry

Siendo presidente en 2004, George W Bush se enfrentó al senador demócrata por Massachusetts John Kerry.

Al principio de su mandato, Bush debió enfrentar los atentados del 11 de septiembre del 2001.

En busca de su reelección, el mandatario basó su campaña en la seguridad nacional, presentándose como un líder decisivo y describiendo a Kerry como una persona que cambiaba de opinión constantemente.

Días antes de la elección se transmitieron extractos de un mensaje del líder de al Qaeda, Osama bin Laden. En él, Bin Laden se hacía responsable de los ataques del 11-S y se burlaba de las decisiones que tomó posteriormente el presidente.

Después de la difusión del mensaje, el liderazgo de Bush se fortaleció y al final consiguió 286 votos electorales frente a los 251 de Kerry.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.