Células madre para recuperar la fertilidad del esperma

  • 3 noviembre 2012
Espermatoziode
Después de darles tratamiento de quimioterapia a micos, los científicos implantaron sus propias células madre en el lugar donde originalmente se habían producido.

Los niños que resultan infértiles tras el tratamiento para curar el cáncer pueden volver a producir esperma fértil usando células madre, según un estudio realizado con monos.

La quimioterapia y la radioterapia suelen matar los tumores y las células que crean el esperma.

Los científicos a cargo del estudio, publicado en la revista Cell Stem Cell, le extrajeron a los monos células que producen esperma antes del tratamiento para el cáncer y después se las volvieron a introducir.

Con esto, los animales produjeron esperma que podría fertilizar un óvulo, algo que los expertos llamaron un "hito" en la investigación.

El procedimiento

La mayoría de los hombres que se disponen a ser tratados de cáncer, y que por consiguiente ven que su fertilidad es afectada, pueden optar por congelar su semen antes de iniciar el tratamiento.

Esto no es una opción para los pacientes que no han pasado por la pubertad. Sin embargo, sí tiene disponibles las células madre espermatogonias que comenzaron a producir esperma en sus años de adolescencia.

Los investigadores de la Universidad de Pittsburgh y el Instituto de Investigación Magee-Womens tomaron muestras de células madre en micos y las almacenaron en congeladores.

Después les dieron tratamiento de quimioterapia y, luego, implantaron de nuevo sus propias células madre en el lugar donde originalmente se habían producido.

Nueve de los 12 monos adultos y tres de cada cinco monos impúberes fueron posteriormente capaces de producir nueva esperma.

Además, otros experimentos mostraron que después del procedimiento se pueden producir huevos fecundados con esta esperma.

"Viable"

Kyle Orwig, del departamento de obstetricia, ginecología y medicina de la reproducción en la Facultad de Medicina de Pittsburgh, dijo: "Este estudio demuestra que las células madre espermatogonias de los primates se pueden congelar y descongelar sin perder su potencial y que pueden ser trasplantadas para producir esperma fértil capaz de generar huevos y embriones tempranos".

Orwig dijo que todavía hay muchos desafíos antes de que se pueda utilizar en las personas: "¿Debemos introducir las células espermatogonias tan pronto termine el tratamiento o deberíamos esperar hasta que el paciente esté curado de su enfermedad, o, mejor, cuando está listo para empezar una familia? ¿Cómo eliminamos el riesgo de recurrencia del cáncer si le damos de nuevo células no tratadas que pueden incluir células cancerosas?

"Estos son temas que aún se deben trabajar, pero este estudio nos muestra que el concepto es viable".

El doctor Allan Pacey, profesor de andrología de la Universidad de Sheffield, le dijo a la BBC que la idea había sido repetidamente discutida pero que los "experimentos nunca han llegado a sugerir que esto podría funcionar en humanos".

Sin embargo, dijo: "Este informe es un avance muy útil y muestra claramente que la ciencia del trasplante de células madre espermatogonias podría, algún día, ayudar a los seres humanos y, aunque los autores señalan la eficacia relativamente baja por ahora, en el contexto de alguien que no tenga un banco de esperma al que pueda recurrir, estas apuestas son probablemente muy alentadoras".

Tener cuidado

Semen
Los científicos tomaron muestras de células madre en micos y las almacenaron en congeladores.

Pacey también destacó una preocupación sobre la seguridad: "Sería un desastre devolverle el cáncer a alguien, porque las células cancerosas se mantienen al acecho en el trasplante.

"Pero también tenemos que asegurar que la genética de los espermatozoides producidos a partir de células madre es correcta y da lugar al nacimiento de hijos sanos que a su vez dan lugar a nietos y bisnietos saludables".

Pierre Fouchet, investigador en el Instituto de Radiobiología Molecular y Celular CEA de Francia dijo que los resultados "constituyen un hito en el campo de la reproducción y generan una esperanza para restaurar la fertilidad en los sobrevivientes de cáncer infantil".

Sin embargo, también dijo que los avances en la investigación de fertilidad necesitan un "intenso debate" acerca de las consecuencias sociales.