BBC navigation

Colombia: la industria de la guerra empieza a prepararse para la paz

Última actualización: Jueves, 1 de noviembre de 2012
Stand de INDUMIL en Expodefensa

Colombia quiere exportar más armas.

El conflicto armado colombiano mueve miles de millones de dólares todos los años y uno de los grandes beneficiados es sin duda la industria militar local.

No en balde, INDUMIL –que se encarga de la fabricación de armas y municiones para las fuerzas armadas colombianas- ocupó este año el puesto 178 en la lista de las principales empresas de Colombia que compila la revista Semana, luego de registrar ventas por más de US$240 millones en 2011.

Y la empresa, que hace dos años empezó a fabricar una versión propia del rifle de asalto israelí Galil, es sólo una de las 18 que actualmente conforman el Grupo Social y Empresarial de la Defensa del Ministerio de Defensa Nacional.

De hecho, Colombia es el país latinoamericano que más dinero destina a gasto militar como porcentaje de su PIB: 3,5% en 2011, según cifras del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).

Y ni siquiera el inicio de conversaciones de paz con la guerrilla ha logrado afectar el presupuesto de defensa del próximo año, pues el ejecutivo está proponiendo aumentarlo en unos US$1.600 de dólares durante 2013, para llevarlo a US$14.426,65 millones en total.

"Nuestra industria tiene un aspecto diferenciador, y es que sus productos y servicios son y están siendo probados diariamente en el combate"

Juan Carlos Pinzón, Ministro de Defensa

Sin embargo, según el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, el sector tiene que empezar a prepararse "para una paz que llegará por la razón o la fuerza".

Y para la industria militar colombiana eso significa buscar nuevos mercados; una necesidad que, curiosamente, ha terminado convirtiendo a los más de 48 años de conflicto armado colombiano en una de las principales cartas de venta del país en el exterior.

"Probados en el combate"

Expodefensa

El gasto militar de Sudamérica en 2011 fue de US$66.000 millones.

"Nuestra industria tiene un aspecto diferenciador, y es que sus productos y servicios son y están siendo probados diariamente en el combate", dijo por ejemplo el ministro Pinzón durante la inauguración de la tercera edición de la feria internacional de defensa y seguridad Expodefensa, que se celebra esta semana en Bogotá.

"Nuestra experiencia y destreza es reconocida y demandada en cada vez más países del mundo", agregó.

El ejemplo más conocido de esa demanda tal vez sea la frecuente contratación de exmiembros de las fuerzas de seguridad colombianas por parte de empresas internacionales de seguridad.

clic Lea también: Mercenarios colombianos, producto de exportación

Pero según el ministerio de Defensa, del año 2005 a la fecha Colombia también ha brindado capacitación y entrenamiento a más de 13 mil miembros de las fuerzas de seguridad de más de 40 países diferentes.

Y de la mano del rifle Galil ACE, que actualmente es empleado por la Policía Federal de México y las fuerzas de élite del Ejército y la Armada de Perú, las exportaciones de INDUMIL también han experimentado un importante crecimiento en los últimos años, pasando de US$1,5 millones en 2010 a US$3,6 millones un año después.

La Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial de Colombia, COTECMAR, por su parte, en estos momentos está fabricando cuatro patrulleras fluviales ligeras para las fuerzas armadas de Brasil.

Y los navíos, que fueron desarrollados a partir de la experiencia de combate de los infantes de marina colombianos, son un buen ejemplo de la innovación "basada en la realidad operativa" destacada por el ministro Pinzón.

Mercado creciente

Modelo del avión de entrenamiento T-90 Calima

Colombia ya fabrica aviones de entrenamiento y barcos blindados.

"Todos los buques nuestros vienen con un proceso de adaptación a las mejores condiciones para el combatiente. Y es que nosotros hablamos todo el tiempo con los combatientes", le explicó a BBC Mundo el Capitán de Navío Jaime Jiménez, director comercial de COTECMAR, que tiene su sede en Cartagena.

"Cuando este buque entra en un río todos sus tripulantes están protegidos por el blindaje, lleva unos sensores infrarrojos, lleva armas controladas automáticamente… Y la ingeniería ha hecho que el buque sea muy liviano, para que cuando la propulsión actúe, éste se levante y flote. Nada más tiene un contacto mínimo con el agua que hace que el calado sea muy poco, lo que les permite entrar a zonas donde antes no se podía entrar", explicó.

Las innovaciones colombianas, sin embargo, no se limitan al agua. La Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana, CIAC -que al igual que COTECMAR e INDUMIL hace parte del ya mencionado Grupo Social y Empresarial de la Defensa- ya está, por ejemplo, trabajando en la fabricación de aviones no tripulados, o drones.

Y la CIAC también está buscando clientes extranjeros para sus servicios de blindaje y mantenimiento de aviones, así como para productos como el avión de entrenamiento básico T-90 Calima; una creación 100% colombiana que alzó vuelo por primera vez en septiembre de 2010.

Mientras, para apuntalar el crecimiento de la industria militar colombiana las autoridades de gobierno acaban de anunciar la creación de una Corporación de Alta Tecnología para la Defensa.

Y es que, incluso de lograrse la paz en Colombia, todo parece indicar que no faltarán oportunidades de negocio y muchas estarán en el mismo continente: no en balde, el año pasado Sudamérica fue la región del mundo donde más creció el gasto militar.

clic Lea también: Sudamérica, la región del mundo en donde más crece el gasto militar

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.