Los daños potenciales de las mamografías

  • 30 octubre 2012
Mamografías
En muchos países se invita a las mujeres a partir de los 50 años a someterse a mamografías cada tres años.

Las mujeres deben estar informadas de que someterse a una mamografía para detectar cáncer de mama puede causar, en algunas, más daños que beneficios, revela un estudio.

La revisión independiente fue comisionada por el Servicio Nacional de Cáncer de Reino Unido para poder resolver un intenso y largo debate sobre los riesgos y beneficios de los programas de escrutinio de cáncer de mama.

Los resultados, publicados en la revista médica The Lancet, mostraron que por cada vida que salvan estos programas, tres mujeres reciben tratamiento, incluida una cirugía, que al final resulta ser innecesario.

Los expertos afirman que los programas ponen demasiado énfasis en sus beneficios pero no se da suficiente atención a los riesgos potenciales para el individuo.

Los organismos de ayuda para pacientes de cáncer afirman que incluso tomando en cuenta estos riesgos potenciales, sigue siendo mejor que una mujer se someta a una mamografía.

Imprecisión

Desde hace décadas en muchos países los programas de salud incluyen invitar a una mujer, a partir de los 50 años, a someterse a una mamografía cada tres años para detectar signos de la enfermedad.

Se sabe que con el cáncer en cuanto más temprano se detecte la enfermedad mejor será el resultado. Y hasta ahora la mejor forma de detectar un tumor de mama en sus primeras etapas es con una mamografía.

Cuando se detecta un tumor peligroso con una mamografía se incrementa la probabilidad de supervivencia de una mujer.

Pero las mamografías también detectan bultos que pueden ser inocuos y no hay forma de saber cuáles tumores son agresivos y letales y cuáles no.

Con un diagnóstico falso positivo una mujer que hubiera podido vivir una vida sana, es sometida a cirugía, terapia hormonal, radioterapia y quimioterapia, con considerables efectos secundarios y enorme ansiedad.

Por eso, desde hace tiempo se debate en muchos países el papel de estos programas para la reducción de la mortalidad de la enfermedad.

Según el profesor Mike Richards, director del programa nacional de cáncer del Reino unido, esto ya se ha convertido en "un área de enorme controversia".

Los investigadores analizaron 10 ensayos clínicos que habían involucrado a cerca de 600.000 mujeres.

Calcularon que los programas de escrutinio de cáncer de mama en el Reino Unido salvan más de 1.300 vidas cada año.

Pero también provocan que 3.971 mujeres reciban tratamiento innecesario.

Esto quiere decir que con una mamografía una paciente tiene 1% de probabilidad de recibir un diagnóstico falso positivo.

Según el profesor Michael Marmot, experto de la Universidad de Londres que dirigió el panel de investigadores, es "vital" que las mujeres estén informadas sobre estos riesgos potenciales antes de someterse a una mamografía.

"Mi opinión es que los programas de escrutinio deben llevarse a cabo, debemos invitar a las mujeres a un análisis y debemos dar a las mujeres la información para que ellas puedan elegir someterse o no".

El experto expresa que los folletos donde se informa a las mujeres sobre el cáncer de mama deben incluir todos la información "de forma clara e imparcial".

Los folletos actuales en Reino Unido no incluyen información sobre los potenciales riesgos de las mamografías.

¿Someterse o no?

Célula cancerosa de mama
El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cáncer en mujeres en muchos países.

Sin embargo, las organización de ayuda para pacientes de cáncer han acordado de forma unánime que a pesar de los daños potenciales las mujeres deben elegir someterse a estos análisis.

Una declaración conjunta de las organizaciones Breakthrough Breast Cancer, Breast Cancer Campaign y Breast Cancer Care afirma: "Alentamos a todas las mujeres a que asistan a sus citas para mamografía".

Señalan que la nueva revisión "aclara algo que se necesitaba desde hace tiempo": que las mamografías salvan vidas, pero las mujeres deben tener "información clara y equilibrada" sobre sus daños.

La organización Cancer Research UK, que comisionó el estudio junto con el Ministerio de Salud de Reino Unido, dice que "tomando en cuenta todos los hechos" la conclusión es que las mujeres deben seguir sometiéndose a una mamografía.

"Debido a que todavía no somos capaces de poder diferencias qué tumores son dañinos y cuáles no lo son, no podemos predecir lo que va a ocurrir en el caso individual de una mujer", comenta el doctor Harpal Kumar, presidente ejecutivo de la organización.

"Las investigaciones están avanzando a grandes pasos y esperamos que en el futuro haya nuevas técnicas que podremos usar junto con los programas de escrutinio para que éstos sean más sofisticados y reduzcan el número de mujeres que son sometidas a tratamientos innecesarios", añade el experto.