BBC navigation

La importancia de un virtual desconocido en las elecciones de EE.UU.

Última actualización: Miércoles, 31 de octubre de 2012
Gary Johnson

Gary Johnson fue dos veces gobernador republicano de Nuevo México.

Por fuera del estado de Nuevo México, donde fue dos veces gobernador, prácticamente nadie sabe quién es Gary Johnson pero es candidato a la presidencia por el Partido Libertario y que participó sin pena ni gloria, hace unos días, en un debate de aspirantes de terceros partidos políticos de Estados Unidos.

Johnson aboga por menos presencia del gobierno (ínfima si se pudiera) y mayores libertades y opciones para los ciudadanos. Es un mensaje que tiene cierta resonancia en el electorado pero no lo suficiente como para significar siquiera un tenue destello en el radar electoral. Su presencia, sin embargo, podría causar impacto en el resultado final de las elecciones.

clic Escuche también: Los "terceros candidatos"

Sus mismos simpatizantes admiten que no tiene esperanza alguna de ser presidente pero, en lo que es quizás la carrera presidencial más apretada en la historia de EE.UU., un voto aquí y un voto allá que logre Johnson podría afectar las aspiraciones de Barack Obama o de Mitt Romney.

Experiencia ejecutiva

Gary Johnson, un consumado deportista que escaló el monte Everest, fue elegido dos veces gobernador del estado de Nuevo México en representación del Partido Republicano. Es el primer candidato presidencial del Partido Libertario con experiencia ejecutiva con uno de los dos principales partidos políticos de EE.UU.

Durante su gobierno se jactó de mantener controlado el gasto público del estado y el mantenimiento de esa disciplina fiscal es lo que forma la parte primordial de su plataforma de campaña para la presidencia. Como ejecutivo, su plan sería cortar el presupuesto nacional en 43%.

"Aquí se cree que el sistema de dos partidos fue ordenado por Dios y que así está plasmado en la Constitución. Nada de eso es verdad"

Brian Doherty, autor y editor de la revista libertaria Reason

"Estamos en la cresta de una crisis y Johnson es el único de los candidatos con un plan y la voluntad para recortar el gasto del gobierno", dijo a BBC Mundo Brian Doherty, editor de la revista Reason, de tendencia libertaria, e historiador del movimiento.

El programa de Johnson es terminar con todas las intervenciones militares y sacar a todas las tropas en el extranjero, dotando al Departamento de Defensa con solo el dinero necesario para actualmente defender el país. Según el pensamiento libertario la única función del gobierno es proteger a los ciudadanos de "la fuerza y el fraude".

También eliminaría la costosa guerra contra el narcotráfico y legalizaría las drogas y reduciría todos los programas de asistencia pública -como el seguro social y los seguros de salud- regresando a lo que sostiene son los propósitos originales de los fundadores de la nación.

"El mejor gobierno es el que menos gobierna", explicó Brian Doherty sobre la filosofía libertaria.

Mensaje sin recepción

Debate entre candidatos de terceros partidos

Johnson participó en un debate con otros tres candidatos de partidos alternativos.

La plataforma no es necesariamente descabellada. Muchos estadounidenses están preocupados con el déficit presupuestario que asciende a los millones de millones.

Este fue el tema central de las primarias del Partido Republicano y su candidato, Mitt Romney, constantemente ataca al presidente Obama por la inflada deuda y los programas sociales que mantiene su gobierno demócrata.

No obstante, Brian Doherty sostiene que los republicanos hablan de recortes pero no los aplican y que Romney tampoco está seriamente comprometido a hacerlo.

El problema con la mayoría del electorado, dice, es que pueden estar de acuerdo con recortar el gasto del gobierno pero, cuando se habla de eliminar algún programa específico, se retractan.

"Demasiados estadounidenses creen que todas esas guerras en el Medio Oriente nos van a mantener a salvo del terrorismo o que los programas de asistencia social nos van a mantener con vida durante la vejez", indicó. "El argumento contrario es que, de continuar con esos gastos, el gobierno llegará a ser incapaz de cumplir con ninguna de sus responsabilidades financieras".

En cuanto a la legalización de las drogas, la postura libertaria es que la lucha contra el narcotráfico no solo representa una enorme carga presupuestal sino que, en todos sus años, no ha tenido éxito alguno. Este es un mensaje que ha calado en la juventud, sobre todo.

A pesar de estar inscrito oficialmente como candidato libertario en 48 de los 50 estados, el mensaje de Gary Johnson no encuentra mucha recepción. Doherty dice que los estadounidenses están programados para no pensar en la posibilidad de un tercer candidato.

"Aquí se cree que el sistema de dos partidos fue ordenado por Dios y que así está plasmado en la Constitución. Nada de eso es verdad", aseguró. "Los medios de comunicación también se comportan como si demócratas y republicanos fueran los únicos con el derecho a concursar por la presidencia".

El debate que nadie vio

Eso quedó en evidencia cuando se realizó, en Chicago, un debate entre cuatro candidatos de partidos alternativos, un día después de que Barack Obama y Mitt Romney se enfrentaran en el tercer y último debate presidencial que fue televisado nacionalmente a millones de televidentes.

Johnson del Parido Libertario, Virgil Goode del Partido de la Constitución, Jill Stein del Partido Verde y Rocky Anderson del Partido de la Justicia se reunieron en un salón de un hotel para un debate moderado por el conocido expresentador de CNN, Larry King. Aunque el evento se pudo ver por internet, ninguna cadena de televisión lo transmitió.

"Hay razones para creer que hay demócratas y republicanos desilusionados que votarán por Gary Johnson"

Brian Doherty, autor y editor de la revista libertaria Reason

Puede que los medios no le presten atención pero el hecho de ser candidato presidencial tiene alguna resonancia. En el caso de Johnson, más gente queda expuesta a las ideas libertarias y sobre éstas está construyendo una base que atraerá uno que otro votante, indica Brian Doherty.

"Hay razones para creer que hay demócratas y republicanos desilusionados que votarán por Gary Johnson", aseveró. "Él sostiene que uno no debe votar por estrategia sino por quien realmente quiere".

Debido a que el resultado que cuenta en Estados Unidos no es el voto popular a nivel nacional sino el voto electoral -donde cada estado tiene una cantidad asignada y el candidato que gane allí, ya sea por un voto, se los lleva todos- Johnson podría estar jugando el papel de "estropeador" de las aspiraciones de los candidatos republicano o demócrata.

Hay unos diez estados donde la contienda está muy disputada y depende de cómo se desempeñen los candidatos con los votos marginales lo que determinará quién se lleva los votos electorales de esos estados.

Es concebible que la presencia de Johnson -aunque no tiene la más remota posibilidad de llevarse uno de estos estados- determine quién ganará allí.

Voto determinante

Linda Charlton

Linda Charlton ha sido republicana toda su vida pero, esta vez, votará como libertaria, dijo a BBC Mundo.

Muchos analistas consideran que el más afectado será Mitt Romney porque el tema de menos gobierno es muy atractivo para el electorado republicano y Johnson plantea propuestas más claras con sus recortes radicales.

Sin embargo, en un estado como Colorado podría quitarle votos a Obama por su postura de política exterior y de legalización de drogas.

Lo que es cierto es que los republicanos han presentado demandas legales en los tribunales de algunos de estos estados disputados para excluir a Gary Johnson de la boleta electoral. En Pennsylvania, por ejemplo, fracasaron pero en Wisconsin alegaron que se había vencido el plazo de la inscripción -por tres minutos- y Johnson quedó excluido en ese estado.

"Los republicanos dirán que no les importa la candidatura de Gary Johnson pero sus acciones demuestran lo contrario", afirmó Doherty.

"Conozco a muchos que están mirando de cerca el Partido Libertario porque nos ofrece lo que buscamos: menos gobierno, más libertades civiles, menos gasto militar"

Linda Charlton, residente de Manassas, Virginia

BBC Mundo pudo constatar un ejemplo de republicanos con interés en el candidato libertario.

Hace un mes estuvimos entrevistando a varios residentes de Manassas, Virginia, uno de esos estados "péndulo" donde es incierto quién ganará. Linda Charlton, una republicana perenne, confirmó que optará por Gary Johnson.

"Obama y Romney son la misma cosa solo que representan diferentes partidos", dijo Charlton. "Yo me voy con el libertario. Conozco a muchos que están mirando de cerca el Partido Libertario porque nos ofrece lo que buscamos: menos gobierno, más libertades civiles, menos gasto militar. ¿Para qué queremos estar de policías del mundo? Aquí tenemos suficientes problemas".

Simpatizantes republicanos y demócratas afirman que votar por Gary Johnson es un voto malgastado que estará malogrando la oportunidad de uno de los candidatos convencionales. Tal como se dice que sucedió en 2000, cuando Ralph Nader, del Partido Verde, le "quitó" votos al demócrata Al Gore en esa cerrada elección que eventualmente ganó George W. Bush.

Pero Brian Doherty opina que quien esté inclinado a votar por Johnson debe hacerlo sin preocuparse de que le pueda dar la victoria a Obama o a Romney.

"El voto es la expresión de lo que uno cree y, si uno cree en la postura de Gary Johnson, debería votar por él", concluyó.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.