BBC navigation

Niños hispanos con cáncer en EE.UU.: el impacto de hablar español

Última actualización: Miércoles, 31 de octubre de 2012

Un estudio en Estados Unidos muestra cómo las barreras del lenguaje y el estado migratorio de los padres tienen un impacto en la atención médica de un niño hispano con cáncer en ese país.

Paciente con cáncer

El estudio mostró que muchos padres retrasan la búsqueda de tratamiento debido a su estatus migratorio.

La investigación siguió un registro de un grupo de pacientes hispanohablantes, niños y adolescentes, que habían sido referidos a un hospital especializado del estado de Utah.

Se analizó cómo los factores financieros, migratorios y de lenguaje tenían un impacto en la atención, diagnóstico y tratamiento que recibía el paciente.

Los resultados mostraron que estos factores sí están teniendo un impacto en el diagnóstico, tratamiento y resultado final de un paciente infantil hispano con cáncer y afecta la experiencia general de toda su familia.

El estudio presentado durante la conferencia de la American Association for Cancer Research (Asociación Estadounidense para la Investigación de Cáncer) que se celebra en San Diego, California, fue dirigido por el doctor Mark Fluchel, experto en oncología pediátrica del Centro Médico Primario Infantil de la Universidad de Utah en Salt Lake City.

Barreras de lenguaje

El científico llevó a cabo un sondeo con cerca de 400 padres o cuidadores de pacientes de 0 a 18 años referidos a ese hospital especializado.

Los cuestionarios evaluaban varios aspectos de la atención a los niños.

Se les preguntó, por ejemplo, qué tan pronto habían reconocido un síntoma de la enfermedad y habían consultado al médico, qué tan satisfechos estaban con la atención médica y si el niño había sido incluido en algún ensayo clínico.

También se evaluó el estado financiero y emocional de los padres o cuidadores, y el idioma que se hablaba en casa y las barreras para hablar y entender inglés.

"Este estudio muestra que tenemos que trabajar para establecer una relación de más confianza y buena comunicación con los pacientes hispanohablantes para poder hablar sobre los temores y preocupaciones que sabemos tienen pero no pueden expresar"

Dr. Mark Fluchel

Tal como explicó a BBC Mundo el doctor Fluchel, "más de 65% de los encuestados hispanohablantes (los que informaron que el español era su primer idioma en casa) informaron que tenían problemas con su capacidad para hablar o entender inglés.

El 75% informó que al menos uno de los miembros de la familia tenía estatus de "indocumentado" y 13% dijo que evitó o retrasó el momento de consultar al médico debido a su estatus migratorio.

A pesar del alto número de familiares que informaron tener un estatus migratorio irregular, la mayoría de los niños incluidos en el estudio (85%) habían nacido en Estados Unidos y todos tenían derecho a recibir tratamiento médico.

"Incluso entre pacientes que no tienen documentos migratorios o no tienen seguro médico, ningún niño con cáncer que llega al hospital es rechazado y todos son incluidos en las terapias y programas de tratamiento" explica el doctor Fluchel.

"El problema es que muchas de las decisiones sobre la enfermedad, como la búsqueda de tratamiento, la decisión de ir a un hospital y consultar a un médico, están en manos de los padres o cuidadores".

El estudio también mostró que muchos hispanohablantes sentían que los efectos secundarios potenciales que el paciente tendría con la terapia -por ejemplo con quimioterapia- no se les habían explicado adecuadamente.

Un 37% dijo que no entendía bien al personal de oncología y 22% dijo que había afirmado falsamente que había entendido las instrucciones del personal porque se sentía avergonzado de no hablar inglés.

Entendimiento

Las respuestas también mostraron que los padres o cuidadores no habían entendido correctamente el proceso de dar consentimiento para participación del paciente en ensayos clínicos.

Y a pesar de que el hospital cuenta con servicio de intérpretes 11% dijo que se había sentido incómodo de pedir uno.

Tratamiento

Muchos padres hispanohablantes sienten que no se les explica los efectos secundarios de los tratamientos.

En general, 33% de los pacientes sentían que su hijo hubiera recibido una mejor atención si el inglés hubiera sido su lengua materna.

Tal como explica a BBC Mundo el doctor Fluchel, "el cáncer es una enfermedad sumamente compleja que incluso a los pacientes angloparlantes muchas veces les cuesta trabajo entender".

"Especialmente cuando se trata de cáncer infantil que es algo totalmente distinto del cáncer adulto, porque son enfermedades muy raras y diversas".

"Pero además de explicar lo que es esta enfermedad hay muchos otros factores que debemos explicar, como el impacto que tendrá en su vida diaria, cuánto tardará el tratamiento, qué pasará después, etc."

"Este estudio muestra que tenemos que trabajar para establecer una relación de más confianza y buena comunicación con los pacientes hispanohablantes para poder hablar sobre los temores y preocupaciones que sabemos tienen pero no pueden expresar" expresa el oncólogo.

Disparidades

Las disparidades en la atención médica de las poblaciones se miden en términos de incidencia, mortalidad y tasas de supervivencia.

Los estudios en Estados Unidos muestran que la incidencia de cáncer entre la población adulta blanca y la hispana es similar. Y sin embargo, el cáncer es una de las principales causas de muerte prematura entre los hispanos.

Tal como explica Mark Fluchel, actualmente se están llevando a cabo estudios para conocer si esta disparidad en el cáncer también ocurre entre los niños hispanos y si es así, cuáles son los factores detrás de esta tendencia.

"Definitivamente hay disparidades entre las minorías y los resultados del cáncer" afirma el investigador.

"Pero no sabemos si esto se debe a diferencias biológicas en estas poblaciones, factores socioeconómicos o culturales que tienen un impacto en la atención y tratamiento u otros factores".

"Necesitamos entender mejor porqué ocurren estas diferencias y establecer estrategias para solucionarlas" concluye el doctor Mark Fluchel.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.