Nueva prueba de colores que detecta el VIH

  • 29 octubre 2012
Prueba de VIH
Si el resultado es positivo el líquido es azul, si es negativo rojo.

Científicos británicos desarrollaron un nuevo análisis que puede detectar incluso los niveles bajos de virus.

La prueba, que según dicen también puede detectar algunos tipos de cáncer, utiliza los cambios de color en un líquido para indicar un resultado positivo o negativo.

Los científicos del Imperial College de Londres, que diseñaron el análisis, esperan que éste pueda conducir a que mucha más gente se someta a la prueba de VIH, especialmente en las regiones del mundo donde otros métodos de escrutinio no son asequibles.

Los detalles del prototipo de la prueba, que todavía necesita ser sometida a ensayos más amplios, aparecen publicados en Nature Nanotechnology.

Hasta ahora el análisis ha sido probado en la detección de VIH y biomarcadores de cáncer de próstata.

Los resultados, dicen los doctores Roberto de la Rica y Molly Stevens, mostraron que éste puede ser una forma sencilla y barata de detectar éstas y otras enfermedades, en particular en los países en desarrollo.

"Desafortunadamente, implementar los métodos de detección que son el estándar de oro actualmente pueden ser demasiado costosos en partes del mundo donde los recursos son escasos", explica la doctora Stevens.

"Nuestro enfoque permite una mejor sensibilidad, no requiere instrumentos sofisticados y es diez veces más barata, lo cual permite realizar más pruebas para un mejor diagnóstico de varias enfermedades" agrega.

La tecnología está basada en sensores visuales que detectan un biomarcador del virus VIH llamado p24 en muestras de sangre.

Detección de marcador

Los sensores analizan el suero sanguíneo, un componente de la sangre que es un fluido claro, colocado en un recipiente desechable para detectar la presencia del p24.

Si el p24 está presente, provoca cambios en una reacción química específica que a su vez cambia el color del fluido: si el resultado final es azul significa que el marcador está presente, si es rojo está ausente.

Y puede ser configurada para detectar las huellas individuales de una enfermedad o virus, como por ejemplo una proteína que se encuentra en la superficie del VIH.

Según los investigadores, los resultados pueden detectarse "a simple vista".

La profesora Stevens le explica a la BBC que "este método debe ser utilizado cuando la presencia de la molécula clave a concentraciones ultrabajas puede mejorar el diagnóstico de una enfermedad".

"Por ejemplo, es importante detectar algunas moléculas a concentraciones ultrabajas para probar la recurrencia de cáncer después de la extracción de un tumor".

"También puede ayudar con el diagnóstico de pacientes contagiados con VIH cuya carga virual es demasiado baja para que pueda detectarse con los métodos actuales", añade.

Virus VIH
Los sensores detectan una molécula en la superficie del VIH.

Los investigadores explican que el método logró detectar concentraciones bajas del Antígeno Prostático Específico (PSA), el cual puede ser un indicador temprano de cáncer de próstata.

Las pruebas preliminares, dicen los investigadores, han demostrado la presencia de marcadores de VIH y cáncer de próstata pueden ser detectados. Sin embargo, es necesario llevar a cabo ensayos a escala mucho más amplia antes de que el análisis puede usarse en la clínica.

Los científicos esperan que el diseño tenga un costo 10 veces más bajo que las actuales pruebas de VIH. Para ello planean trabajar con organizaciones globales de salud que puedan producir y distribuir el nuevo sensor en los países de bajos ingresos sin ánimo de lucro.

"La administración de esta prueba puede ser significativamente más barata que la actual", explica el doctor Roberto de la Rica.

"Y esto podría sentar las bases para un uso mucho más amplio de análisis de VIH en las regiones más pobres del mundo", completa.