BBC navigation

Sandy se cierne sobre Estados Unidos

Última actualización: Lunes, 29 de octubre de 2012
Mensaje de advertencia en Washington

La ciudadanía de Washington está advertida del tiempo severo que trae Sandy.

Washington y sus alrededores empiezan a desocuparse por completo. Aunque el transporte público quedó clausurado desde las primeras horas del lunes, algunas personas decidieron aventurarse hacia oficinas o ciertos supermercados que continúan abiertos.

Todavía no se puede hablar de torrenciales aguaceros pero la lluvia ha caído constantemente durante las últimas 24 horas y la precipitación se ha hecho más pesada a medida que transcurre el tiempo y Sandy se acerca para hacer impacto entre Washington DC y el estado de Nueva York.

Frankentormenta, la megatormenta, tormenta súper épica, la tormenta perfecta, son algunos de los calificativos que los diversos medios le están dando a Sandy no solo por la extensión del sistema, el volumen de agua que arrastra y la fuerza de sus vientos sino por que se está encontrando con otro sistema que viene del occidente con aire frío y ya está depositando hasta dos metros de nieve en algunas regiones.

Las autoridades y los servicios de emergencia continúan emitiendo sus alertas y comunicados, advirtiendo a los residentes que cancelen todas sus actividades programadas durante la siguiente semana y que se preparen para la peor tormenta en casi 30 años.

El presidente Barack Obama y su rival republicano en las elecciones presidenciales, Mitt Romney, han puesto el ejemplo alterando los planes de campaña que tenían programados con eventos en las regiones que podrían quedar afectadas por las inundaciones, vientos y hasta nieve.

clic Vea abajo la proyección del recorrido de Sandy >>

Rugir del viento

¿Está ahí? ¿Quiere compartir imágenes?

Una familia intenta llegar a casa antes de que el tiempo empeore

La tormenta se acerca a la costa este de Estados Unidos.

Envíe sus imágenes haciendo clic aquí

Según los pronósticos, Washington DC no sufrirá el impacto directo del ojo del huracán y la subida repentina de la marea -eso está reservado para Maryland, Nueva Jersey y Nueva York- pero se prevé que sufrirá los torrenciales aguaceros y las intensas ráfagas de la tormenta.

El rugido de las ráfagas se escucha de vez en cuando y los árboles de mi vecindario ya empezaron a mecerse en un baile con el viento que se tornará más violento. El temor es que las ramas y los troncos cedan y causen daños, víctimas y cortes de energía.

Se informa que algunos vecindarios ya perdieron electricidad. Donde estoy sigue el servicio pero, por primera vez, vi la luz parpadear ligeramente.

Vivo en un lugar elevado de la capital y, tras 24 horas de lluvia continua, veo como los arroyos de agua se forman en las calles y corren cuesta abajo y desbordan en las zonas bajas. En todos los condados hay advertencias de inundaciones.

Amenaza sobre Nueva York

Oleaje en el río Hudson, con Manhattan al fondo

En Battery Park, al sur de Manhattan, el agua llegaba a los tobillos a media mañana de este lunes, horas antes de la llegada de Sandy.

Se espera que esta noche suba el nivel de las aguas, aunque luce igual que el huracán Irene el año pasado, recuerda Laura Trevelyan, corresponsal de la BBC en Nueva York.

La bolsa de valores no funciona, el tren subterráneo no circula, las bodegas se han quedado sin provisiones. La ciudad espera la peor tormenta en una generación. Todo el bajo Manhattan está lleno de sacos de arena para contener el agua.

Long Island y Nueva Jersey tienen calles inundadas, lo mismo que las partes bajas de Nueva York, informa Barbara Plett. Mientras tanto, los meteorólogos dicen que el viento está alcanzndo su fuerza máxima, a 113 kilómetros por hora. Y la marea ya está alta.

Nueve estados, desde Carolina del Norte hasta Connecticut, declararon estado de emergencia. Nueva York y Nueva Jersey han ordenado evacuaciones forzadas. Los sistemas de transporte público están clausurados desde el domingo en la tarde.

Oficinas privadas y públicas están cerradas, las clases en escuelas y universidades se cancelaron, los almacenes y tiendas con bienes de consumo todavía están atendiendo a la clientela de última hora con consumidores comprando lo que nunca antes se les ocurría: galones de agua, decenas de enlatados y baterías.

Los meteorólogos advierten que Sandy se verá atraída hacia la costa y tierra adentro por un sistema frío que se acerca desde el occidente creando un fenómeno que han denominado Frankentormenta que, además de la lluvia y los vientos, producirá nieve.

Se pronostica que más de un metro de lluvia quedará depositada una vez pase Sandy. Lo peor de la tormenta se espera para este martes en la noche y durante el día del miércoles.

Campañas alteradas

Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos continuaron con algunos eventos de campaña pero tuvieron que alterar sus planes a una semana de las elecciones.

El presidente Barack Obama regresó a Washington después de cancelar un evento en Wisconsin, uno de los estados más disputados- para observar de cerca el impacto y la respuesta del gobierno federal al huracán Sandy.

Según la Casa Blanca, el presidente instruyó la agencia federal de emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) que todos los recursos estén disponibles para la fase de rescate estatal y local.

El exgobernador Mitt Romney, por su parte, estuvo en Ohio -también un estado crucial- donde incluyó en su discurso la preocupación que siente por los daños potenciales de la tormenta e indicó que en las sedes de su campaña, que llama "centros de victoria", se está recolectando dinero y artículos para asistir a las víctimas.

Obama en FEMA

El presidente Obama ordenó a FEMA tener preparados todos los recursos federales para el rescate.

A pesar de que está semana estaba presupuestada para una última arremetida de los mensajes políticos, cada quién está tratando de proyectar una imagen de buen administrador de desastres. Los analistas consideran que las circunstancias favorecen a Obama, pues está desempeñando sus completas funciones de ejecutivo.

Todavía queda en la memoria de los estadounidenses los efectos del devastador huracán Katrina, en 2005, cuando el entonces presidente George W. Bush y FEMA fueron criticados por su lenta respuesta al desastre.

En términos del electorado, también han quedado afectados aquellos que planeaban votar por anticipado. El proceso se suspendió durante los siguientes días en los estados afectados.

Tensión interna

Al comienzo, cuando Sandy empezó a desplazarse hacia el norte, fueron días de callada desesperación. A pesar de los anuncios por televisión y radio de una catastrófica tormenta, durante el fin de semana casi ni se sintió el viento y una pequeña llovizna apenas empezó a caer el domingo por la noche.

Usuarios de BBC Mundo en Facebook

Redes sociales

Estas son algunos de los testimonios referidos al huracán Sandy de los lectores de BBC Mundo en Facebook.

Mi hermano y mi hija están en Norfolk, desde ayer lloviendo y viento fuertes. Madeline Gisela Hernandez Falu

Aquí en Delaware mucha lluvia,las calles solitarias,super mercados y escuelas cerradas,y uno que otro semaforo caidos debido a los vientos. Mainor Vasquez

Mucho viento en New Jersey, se esperan cortes de electricidad por varios dias...no hay escuelas ni transporte publico...keep safe in home! Claudia de la Cuadra

Merrimack Valley, Massachusetts, por ahora solo lluvia y algo de brisa. Aunque lo peor se espera para la noche del Lunes y la madrugada del Martes. No estamos en la trayectoria de la tormenta, solo que su area nubosa es muy ancha y abarca toda Nueva Inglaterra. Juan Alberto Del Toro

Uno de los problemas de haber pasado por este tipo de situación -durante mis años viviendo en Miami y después en Washington cuando impactó la tormenta Irene en 2011- es saber cómo reaccionar. Algo entre la histeria y la indiferencia.

Tuve algo de la primera cuando no supe del paradero de mi hijo, un estudiante de universidad que reside en los dormitorios, y tuve unas horas de desesperación tratando de dar con él.

Cuando finalmente nos comunicamos, ya había alquilado con mucha dificultad un vehículo para ir a recogerlo y traerlo a mi apartamento, pero me dijo que estaba muy bien en su dormitorio y que la universidad ya había tomado todas las precauciones del caso.

De regreso para devolver el automóvil alquilado enfrenté embotellamientos de tránsito por la ciudad, posiblemente por el afán de la gente de resguardarse en sus casas, pero no. Era porque este domingo se corría una de las carreras estelares de la capital: el maratón de los infantes de Marina.

"Si ese evento siguió adelante, no es posible que las cosas sean tan graves", pensé. Entonces me entró el estado de indiferencia.

Me causó cierta gracia ver a algunos de mis vecinos entrando al edificio empujando carritos con cajas de botellas de agua apiladas una sobre la otra. Leí con descuido una circular detallada que la administración puso en los ascensores con todas las medidas de seguridad que estaban implementando.

El servicio de TV Cable e internet me envió una grabación de cortesía a mi teléfono indicándome cómo podía contactarlos en caso de sufrir un apagón o una caída del servicio.

Luna llena

William Marquez en Washington

Esperando a Sandy. El viento ya empezó a soplar y las cosas empeorarán.

Se me ocurrió que, después de todo, sería práctico tener un poco de comida y bebida adicional en caso de que no pudiera salir de casa en los próximos días. Cuando fui al supermercado, en las estanterías quedaba poco.

De regreso a casa con unas cuantas latas de sopas que no son de mi gusto entré en la página del Servicio Meteorológico Nacional y empecé a caer un poco más en la cuenta de la magnitud de lo que se avecina.

Se esperan graves inundaciones y apagones, algo que se ve frecuentemente en Washington con aguaceros y vientos de menor calibre. La tormenta será peligrosa y afectará toda la región.

Los canales de televisión y las estaciones de radio continúan con su cobertura, algunas veces demasiado alarmista, según mi gusto. Pero nadie sabe qué pasará al final cuando la parte más intensa del sistema, con ráfagas de hasta 150 kilómetros por hora, nos cobije.

El huracán coincide con la época de Halloween, la Noche de las Brujas. Se habla de una Luna llena, que no tiene nada que ver con superstición, sino el efecto gravitacional del satélite sobre la marea.

No obstante, hasta cierto punto me siento como un niño entrando en una habitación oscura, sin saber qué hay adentro pero en mi cabeza imaginándome lo peor.

mapa de Sandy

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.