Qué dicen los expertos de la ofensiva de Microsoft

  • 25 octubre 2012
Steve Ballmer
El director ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, apuesta fuertemente por la fabricación de dispostivos.

En lo que a sistemas operativos se refiere, Microsoft todavía lleva la voz cantante. Según la firma de investigación tecnológica Gartner unos 1.500 millones de aparatos en el mundo usan alguna versión de Windows, siendo así el sistema más instalado del mundo.

Pero la aparición del iPad y el consiguiente auge de las tabletas han sacudido en los últimos años el firme piso por el que transitaban sus inversores.

Sistemas operativos como Android y el iOS de Apple se han comido una significativa parte de su segmento de mercado en el sector de los PCs. Hoy Windows tan sólo acapara el 72%, notablemente menos que el 95% de hace tan sólo tres años.

"Y si incluyes en el mercado del PC a los teléfonos inteligentes", apunta Steve Brazier, jefe ejecutivo de la firma de investigación Canalys, "el segmento de Windows cae a un 32%."

Este escenario ha obligado a Microsoft a lanzarse también a la fabricación de tabletas con el modelo Surface, con ánimo de allanar así el camino hacia el éxito del nuevo sistema operativo Windows 8.

Aun así, dicen los expertos, en un panorama incierto, nadie garantiza ya que Microsoft cuente con el caballo ganador.

Poco antes del lanzamiento de Windows 8, que se llevó a cabo este jueves en Nueva York, expertos contaron a BBC su visión sobre las nuevas apuestas de la firma.

Raimon Lenschow, analista de sofware de Barclays

"Nada o húndete"

A nuestro parecer, Microsoft necesita una tableta exitosa para evitar la erosión de su segmento de mercado y la pérdida de beneficios con sus productos Windows y Office. Un éxito podría iniciar el regreso de la compañía, mientras que un fracaso podría reforzar preocupaciones sobre los productos de la firma.

La directiva de Microsoft es bastante reticente a la hora de dar previsiones de ventas y la esperada adopción de los productos, lo que probablemente se debe al hecho de que podrían suceder varias cosas.

Para el Windows 8 la situación es diferente a previos lanzamientos, ya que el auge de las tabletas desde el iPad a los aparatos que funcionan con Android está impactando en el negocio del PC.

Debido a la falta de certeza, preferimos esperar antes de hacer previsiones más detalladas sobre el éxito de los productos.

David Cuen, analista de tecnología de BBC Mundo

"Siguiendo los pasos de Apple y Google"

Tableta Surface
Con su nueva tableta Microsoft pretende asegurar la presencia de su sistema operativo Windows 8.

El principal negocio de Microsoft hasta la fecha han sido programas como Windows y Office. Aunque ambos se venden en forma independiente, la gran ganancia se obtiene de las licencias que permiten que vengan preinstalados en computadoras. En ese modelo sus socios juegan un papel predominante.

Pero al lanzar su propia tableta –pensada para Windows 8- la empresa está siguiendo los pasos de Apple e incluso los de Google. Para controlar el mercado y asegurarse de que sus programas estén por doquier quiere controlar los dispositivos que los usan.

Microsoft no es ajena al modelo de fabricar gadgets y el software que éstos contienen. Lo ha experimentado en el pasado con éxito -la consola de videojuegos Xbox- y con no tan buenos resultados, con el reproductor de música Zune.

Rik Ferguson, director de la firma de investigación en seguridad Trend Micro

"Protección anti-hacker"

Windows 8 incluye un programa de seguridad para asegurarse de que sea la primera cosa que se cargue cuando se encienda el PC, lo que es un esfuerzo más allá para evitar que virus maliciosos se salten tu protección.

A la hora de autentificar usuarios, Microsoft ha añadido alguna funcionalidad diseñada para aparatos de pantalla táctil. Imágenes o botones pueden usarse una vez el usuario ha establecido una palabra clave, a modo de atajo para entrar en el sistema.

Aunque esta característica puede ser conveniente, investigaciones realizadas durante las pruebas demostraron algunas debilidades que podrían permitir a atacantes obtener palabras claves de cuentas usando este sistema, así que se recomienda discreción.

Sarah Rotman Epps, analista de la firma de investigación de mercado Forrester

"El riesgo de confundir a los usuarios"

Tableta Surface
Microsoft ofrece dos modelos de tableta Surface, una que funciona con Windows 8 y otra con Windows RT.

Muchos consumidores no prestan atención al chip que contiene su aparato, pero la última modificación del Windows de Microsoft arriesga confundir a los consumidores ofreciendo dos sabores de su nuevo sistema operativo.

Se hace rápidamente confuso: hay dos versiones de Windows para elegir; Windows 8 y Windows RT.

Windows 8 tiene dos opciones de chip: x86 (como el Intel Core i5, el que probablemente funciona hoy en día en su PC) y el nuevo sistema de chip x86 SoC, diseñado por Intel y AMD, que funciona de forma parecida al chip de tu teléfono celular.

Los aparatos con chip SoC y ARM tienen una duración de batería más larga y menor tiempo de arranque, pero no funcionarán bien con actividades informáticas intensivas.

Por ejemplo, el Surface de Microsoft con Windows RT que he estado probando se traba al reproducir videos 1080p, pero las tabletas Windows 8 con Core i3 o i5 no tienen ese problema.

Windows RT no permite a los usuarios hacer cosas como instalar un navegador alternativo, instalar plug-ins o acceder páginas Flash si no han sido aprobadas previamente por Microsoft. Los aparatos Windows 8 te dejan hacer cualquier cosa que harías normalmente en un PC.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz