Los delfines aprendieron a usar esponjas para protegerse

  • 24 octubre 2012
Delfín usando una esponja para proteger su nariz mientras busca alimentos
Los delfines usan esponjas de mar, aparentemente para proteger su nariz de las rocas cuando buscan alimento en el fondo del mar.

Una técnica innovadora para buscar alimento ha sido transmitida por los delfines nariz de botella de generación en generación durante más de un siglo, según un nuevo estudio.

Estos animales usan esponjas marinas aparentemente para protegerse de crustáceos o rocas afiladas cuando buscan comida en el fondo del mar. La estrategia habría sido descubierta por esta especie en el siglo XIX.

Científicos de la Universidad de Nuevo Gales del Sur en Australia analizaron datos de estudios anteriores sobre delfines en la localidad australiana de Shark Bay y encontraron que el comportamiento conocido en inglés como "sponging" puede haberse derivado de un único evento innovador que habría tenido lugar entre 120 y 180 años atrás.

Los investigadores afirman que las madres son las responsables de enseñar esta habilidad a sus crías.

Simulación

"En el pasado se pensaba que los comportamientos aprendidos solamente de uno de los progenitores no eran muy estables. Pero con nuestro modelo de análisis podemos demostrar que el uso de esponjas sí puede serlo", dijo Anna Koops, una de las investigadoras.

Delfines
Las madres enseñan la estrategia a sus crías.

Los científicos crearon una nueva técnica para calcular la probabilidad de que la cría de un adulto que utiliza esponjas aprenda esa estrategia y la transmita a su vez a sus propias crías.

Modelando la presencia de esta habilidad en una simulación computarizada, los investigadores identificaron diferentes patrones posibles en la transmisión del comportamiento entre delfines en el transcurso de los años.

Los resultados de las simulaciones fueron comparados luego con investigaciones de campo sobre las poblaciones de Shark Bay, para descifrar el rol de las madres en la transmisión de las habilidades.

El modelo también permitió calcular la fecha en que el comportamiento probablemente se originó.

"Los resultados indican que esta técnica habría surgido entre 120 y 180 años atrás. Estamos hablando de un estimación", comentó Kopps.

Primates

La población de delfines de Shark Bay ha sido un imán para los científicos durante décadas.

Delfin usando una esponja para proteger su nariz mientras busca alimento
Los investigadores quieren usar el mismo modelo para estudiar comportamientos innovadores en otras especies.

"Los delfines nariz de botella en Shark Bay muestran una gran variedad de comportamientos. Utilizan, por ejemplo, 13 acciones diferentes para buscar alimentos. El uso de esponjas es la estrategia más estudiada porque es inusual y es transmitida de madre a cría", dijo Kopps.

También se ha intentado calcular la fecha de "eventos innovadores" en el caso de los chimpancés.

El hallazgo de herramientas para romper cáscaras de nuez permitieron determinar que esta técnica ya era utilizada por los chimpancés hace 3.400 años, lo que indica que habría sido transmitida a lo largo de cerca de 200 generaciones.

Pero en general ha sido muy difícil estimar la fecha del surgimiento de comportamientos innovadores, afirmó Kopps.

La investigadora espera que su método de análisis pueda ser aplicado a otras especies.

"Sería interesante usar el modelo con los grandes primates, por ejemplo. Es posible que las características distintivas de los delfines hagan más probable el aprendizaje de comportamientos estables de un único progenitor".

El estudio fue publicado en la revista científica Animal Behaviour.