Convención de Star Trek reúne a sus capitanes y rompe récords

  • 22 octubre 2012
Los capitanes de Star Trek
Fue la segunda vez en que todos los capitanes de la franquicia se reunieron bajo el mismo techo.

Un nuevo récord de personas vestidas a la moda intergaláctica, una boda de Klingon y nada menos que cinco capitanes interestelares reunidos bajo un mismo techo: los fanáticos de la icónica franquicia de Star Trek o "Viaje a las Estrellas", probaron un pedazo del paraíso este fin de semana.

Para ello, no tuvieron que ir a "lugares donde nunca nadie llegado antes", sino sólo a un centro de convenciones del este de Londres, donde se llevó a cabo la segunda convención oficial de Star Trek en Reino Unido por más de una década.

Miles de trekkies (como se llaman a sí mismos los seguidores de la franquicia), ataviados como viajeros humanos o alienígenas, formaron fila por horas para tomarse una foto con uno de sus ídolos de ciencia ficción, hacerles preguntas directamente, comprarse un souvenir de poca o mucha monta o, simplemente, para sentirse en familia.

La reportera de la BBC Genevieve Hassan, quien cubrió la convención, describió la atmósfera como una mezcla de concierto de rock, mítin político y encuentro evangélico.

"Soy un gran fan del show y crecí viéndolo", le dijo a la BBC Hannah Southworth, de 24 años, quien acudió a la convención como una integrante de la tripulación del Enterprise. "Ha estado con nosotros por tanto tiempo que es parte de la sociedad", añadió.

Cinco capitanes

La pareja que se casó estilo Star Trek
Hubo una boda de Klingon en la convención.

Por eso, no es de sorprender que para Southworth y sus co-trekkies el anunciado encuentro de los cinco capitanes del Enterprise, el Voyager y la estación espacial DS9 en el marco de esta convención fuera una gran cosa.

Se trataba de la primera vez que Kirk, Picard, Janeway, Sisko y Archer se reunían fuera de territorio estadounidense, y apenas la segunda en toda la historia. Conocedores apuntan que es más fácil sentar a una misma mesa a cinco ex presidentes de EE.UU. que a cinco comandantes de Star Trek.

"Me imagino que reunirnos es un problema, porque vivimos en áreas divergentes del mundo", le dijo a la BBC William Shatner, quien inscribió su nombre en la historia de la televisión como la encarnación del capitán James Tiberius Kirk.

"Hice un documental llamado 'Los capitanes' y aprendí a amarlos a todos", añadió. Cualquier "rivalidad amistosa" que pudo haber existido entre ellos "quedó atrás hace mucho tiempo".

Miles de fanáticos

De hecho, como se evidenció en el encuentro de los comandantes con su fanaticada, por estos días el quintento está más inclinado a tomarse la vida por el lado ligero que con el estrés propio del viajero interestelar.

Y los aplausos y vítores que recibieron cada una de sus respuestas, dichas en serio o dichas en broma, pareció demostrar que la audiencia los respalda, los admira, los recuerda... y planea mantener viva la franquicia por muchos años por venir.

Todos dijeron creer en la vida extraterrestre, hablaron de sus libros favoritos y contaron qué carrera hubieran escogido si no hubieran sido actores.

Fanáticos vestidos a lo Star Trek en la convención
Viajeros humanos y alienígenas se dieron cita en el este de Londres.

Interrogados sobre qué le hubieran añadido a la silla del comandante, Patrick Stewart -o capitán Jean Luc Picard- respondió con algo que los creadores de Star Trek, quienes se adelantaron a varias innovaciones de nuestro tiempo, no imaginaron entonces: "Una cuenta de Twitter".

En cambio, Shatner sugirió un invento de varios siglos de antigüedad, que esos mismos creadores pasaron completamente por alto: "un inodoro".

Pero fue Avery Brooks -Benjamin Sisko en "Star Trek: Deep Space Nine"- quien generó las más sonoras carcajadas, cuando se refirió ya no a lo que le faltaba a la silla de comando, sino al uniforme de la tripulación: "Bolsillos".

Un fanático les pidió a los capitanes que le cantaran el "Feliz cumpleaños" para celebrar su onomástico. Estos, complacientes, entonaron una versión que resultó muy emotiva.

Después de lo que todos, tan contentos, emprendieron su camino de regreso a Tierra.