BBC navigation

Pakistán crea la mayor bandera humana del mundo

Última actualización: Martes, 23 de octubre de 2012

Más de 24.000 paquistaníes rompieron el récord mundial al crear la bandera humana más grande del mundo.

Esta peculiar hazaña se llevó a cabo en el estadio de hockey de la ciudad de Lahore, en un evento que fue descrito por la prensa local como una "asombrosa exhibición de unidad".

En el acto, miles de jóvenes sostuvieron cajas verdes -para el fondo- y blancas -para la luna y la estrella- con el objetivo de formar una gran bandera de Pakistán.

La bandera se convierte así en la mayor del mundo, un récord que hasta ahora ostentaba Hong Kong donde hace cinco años 21.726 personas formaron una bandera humana.

"Cada uno de ustedes se merece este récord," dijo Gareth Deaves, el juez de los Récords Guinness a los jóvenes que participaron en el reto.

"Los jóvenes de Punjab tocaron el cielo con su esfuerzo. Se han esforzado mucho para entrar en el Libro Guiness de los Récords y espero que esto se escriba con palabras de oro", sostuvo.

Y es que parece que Pakistán le ha tomado gusto a este tipo de retos ya que no es el único récord mundial que se rompió recientemente en el país.

En la tarde del sábado, 42.813 personas cantaron en ese mismo estadio el himno nacional, rompiendo así el récord anterior de 15.243 personas que ostentaba India.

También recientemente, miles de paquistaníes crearon el mosaico mas grande del mundo al realizar la foto del Fuerte de Lahore, según reportó la Prensa Asociada de Pakistán.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.