BBC navigation

Las mariposas que literalmente tocan el cielo y superan a las monarcas

Última actualización: Sábado, 20 de octubre de 2012
Vanesa de los cardos. Foto: cortesía Keith Warmington

El misterio sobre la desaparición anual de una especie de mariposas que vuela por el Reino Unido ha sido resuelto, según informaron científicos, quienes rastrearon el flujo migratorio -a través de técnicas de radar- de la Vanesa de los cardos (Vanessa cardui).

Los expertos hallaron que las mariposas, conocida en inglés como Painted Lady, no mueren en este país al final del verano -como algunos creían- sino que emprenden un escape de altitud hacia el sur.

Para desarrollar el estudio, el equipo de investigadores analizó 60.000 observaciones hechas en la nación europea.

"Los descubrimientos son asombrosos", indicó Richard Fox, coautor del estudio.

Los hallazgos se basan en la información recaudada desde 2009 y se publicaron en la revista especializada Ecography.

Las vanesas de los cardos viajan al Reino Unido procedentes de Europa continental para reproducirse.

Frío

Este estudio es el primero en explicar que las mariposas se desplazan a medida de que el clima frío se aproxima a finales del año, indicó Fox, quien también forma parte de la organización Butterfly Conservation.

"La pregunta era: ¿por qué no las vemos? Podemos observar las aves migrando hacia el sur, vemos mariposas vanesas o almirantes rojos (Vanessa atalanta) migrando con dirección al sur. Ellas son parientes muy cercanas de las vanesas de los cardos. Pero, entonces, el hecho de que nos las veamos dirigiéndose hacia el sur ¿significa que no lo están haciendo?"

Vanesa de los cardos. Foto: cortesía Ingo Arnt Naturepl.com

Vanesa de los cardos

"El elemento (del uso del) radar en este estudio nos ha dado una respuesta", le dijo Fox a BBC Nature.

"Ellas se desplazan hacia el sur, pero lo hacen de una manera que es imperceptible para el ojo humano, (se desplazan) muy alto en el cielo".

De acuerdo con la investigación, las mariposas viajaron a altitudes superiores a los 1.000 metros, pero descendieron para aprovechar los vientos favorables.

Los recientes hallazgos desmontan una teoría conocida como la "hipótesis del flautista", la cual indica que las vanesas de los cardos viajan al Reino Unido para "asentarse con la esperanza de que se trata de la tierra prometida y de repente, ante la llegada de los vientos invernales, se mueren", explicó Fox.

"La aparente ausencia de una migración con retorno (o de doble vía) de la generación del fin del verano de las vanesas de los cardos fue uno de los grandes enigmas existentes sobre la ecología de la migración de los insectos", indicó el doctor Jason Chapman, un investigador del instituto inglés Rothamsted Research, el centro de investigaciones sobre agricultura más antiguo del mundo.

"Pero, a través de una combinación de monitoreo tradicional realizado por los apasionados de las mariposas y las nuevas técnicas de radar, hemos resuelto este viejo rompecabezas", indicó el experto,

Monarca derrocada

"Hemos tenido esta criatura maravillosa en nuestra narices sin ni siquiera darnos cuenta"

Richard Fox, Butterfly Conservation

El proyecto combinó la ciencia del ciudadano, la ciencia de "miles y miles" de ojos en regiones tan diversas como la perifería del círculo Ártico y la África subsahariana, con radares de monitoreo de insectos que ascienden a una altitud alta.

De acuerdo con Fox, esa combinación hizo posible que el equipo llegará a la trascendental conclusión en el mundo de las mariposas.

La presencia del elemento del radar en el estudio -en el Reino Unido- estuvo a cargo del Rothamsted Research, que demostró que las mariposas vuelan a una altura promedio de más de 500 metros y alcanzan una velocidad de hasta 30 millas por hora (48 kilómetros por hora) cuando los vientos son favorables.

Esas imágenes muestran que 11 millones de vanesas de los cardos entraron en el Reino Unido a una altitud alta en la primavera de 2009.

Veintiséis millones de mariposas fueron contadas partiendo en el otoño.

Seguimiento

Al usar información procedente de 60 estudios diferentes, la investigación tenía el objetivo de trazar la ruta migratoria de las vanesas de los cardos.

Los científicos encontraron que podría tomar hasta seis generaciones sucesivas de mariposas para que completen un viaje de 9.000 millas (14.400 kilómetros) desde África tropical hasta el círculo Ártico.

Para cada nueva generación, las mariposas deben hallar plantas para que sus orugas coman y se cree que ese es el factor que estaría detrás de su necesidad de estar en constante movimiento.

El viaje es mucho más largo que el que emprende la famosa mariposa monarca, que migra entre México y Canadá.

"La migración de la monarca en América del Norte es famosa en todo el mundo, pues es una maravilla de la naturaleza. (Sin embargo) el movimiento migratorio anual de las vanesas de los cardos es incluso más grande", señaló Fox.

"Hemos tenido esta criatura maravillosa en nuestra narices sin ni siquiera darnos cuenta", indicó.

"Esta pequeña criatura que pesa menos de un gramo, con un cerebro del tamaño de la cabeza de un alfiler y que carece de la oportunidad de aprender de las mayores, de los miembros experimentados, emprende una migración intercontinental épica".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.