BBC navigation

EE.UU: el fracaso de inteligencia del Departamento de Seguridad Interna

Última actualización: Sábado, 20 de octubre de 2012
Departamento de Seguridad Interior

Departamento de Seguridad Interior ha estado en la mira de los críticos desde su creación.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) volvió a ser objeto de quejas tras un informe del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado que concluyó que uno de los mayores programas antiterroristas en el territorio no contribuyó virtualmente nada a la inteligencia mientras se gastaron miles de millones de dólares que no se pueden justificar.

La investigación se centra esta vez en los llamados centros de "fusión" cuya tarea es trabajar conjuntamente con los cuerpos del orden locales y estatales para recaudar información y compartir con el DHS.

El informe, publicado a comienzos de octubre, se añade a las críticas que han asediado a este "superministerio" desde que se creó tras los ataques de S-11. Algunos lo tildan de una aberración burocrática o un agujero negro del presupuesto.

Pero, según analistas, el departamento ofrece una semblanza de protección para el pueblo estadounidense. Mientras haya ataques contra intereses estadounidenses como el pasado julio en Libia o atentados frustrados como el de esta semana en Nueva York, será políticamente difícil hablar de su reestructuración y mucho menos su abolición.

Inteligencia cuestionable

Patrulla fronteriza

La patrulla fronteriza es una de tantas agencias bajo el ala del DHS.

El Departamento de Seguridad Interior tiene bajo su ala 22 agencias gubernamentales y su principal misión es abrir los canales de comunicación entre estas y coordinar la información que manejan para tener un panorama amplio, claro e interconectado para detectar, interceptar y coartar cualquier actividad terrorista en el territorio estadounidense.

La propia naturaleza de este organismo implica una complicada burocracia -uno de los factores por los cuales el DHS ha estado bajo ataque prácticamente desde su creación. Desde la distribución de su abultado presupuesto, la contratación de servicios y hasta los métodos utilizados para recaudar información han sido cuestionados.

"Enviaron inteligencia muchas veces de mala calidad, desactualizada, a veces conseguida en circunstancias que podrían atentar contra las libertades civiles"

Informe del Subcomité de Investigación del Senado

En esta oportunidad, el subcomité del Senado encontró que los centros de fusión de información local "enviaron inteligencia de calidad dispareja; muchas veces de mala calidad, desactualizada, a veces conseguida en circunstancias que podrían atentar contra las libertades civiles, en ocasiones tomada de fuentes ya publicadas y mucha sin relación alguna al terrorismo".

Los investigadores también descubrieron US$1.400 millones del erario público que no se pueden justificar y que estaban destinados a las operaciones de estos centros, algunos de los cuales están en las listas del Departamento de Seguridad Interna pero no existen.

"No sorprende que haya estos problemas", le manifestó a BBC Mundo Lawrence Korb, analista del Centre for American Progress -una institución liberal en Washington- y exsecretario asistente del Departamento de Defensa.

"El Departamento de Seguridad Interior se armó literalmente en un fin de semana. Unos individuos sentados en el sótano de la Casa Blanca lo aprobaron sin darle mucha consideración".

Falta de control

Janet Napolitano

Según Lawrence Korg, la secretaria Napolitano necesita subalternos mejor preparados.

Lawrence Korb señala que la dificultad en administrar el departamento viene de que está compuesto de 22 agencias diferentes que se "agruparon a las carreras" y no tienen líderes fuertes que las administren.

"La cuestión aquí es quién está en control, porque muchas de estas agencias, aunque forman parte de DHS, están bajo diferentes circunscripciones", explicó el analista.

Korb aclara que sus observaciones no van dirigidas a la secretaria del DHS, Janet Napolitano, sino a sus subalternos que, según él, no tienen la experiencia necesaria para manejar a todas estas agencias y darles una función coherente.

"El Departamento de Seguridad Interior se armó literalmente en un fin de semana. Unos individuos sentados en el sótano de la Casa Blanca lo aprobaron sin darle mucha consideración"

Lawrence Korb, analista Centre for American Progress

El ex secretario asistente del Departamento de Defensa fungió entre 1981 y 1985, cuando el Pentágono fue objeto de un escándalo con sus finanzas del que surgieron irregularidades como la compra de asientos para inodoros a más de US$600 cada uno, o de martillos a más de US$400.

"Yo estaba allí, me tocó lidiar con eso. Ahí me di cuenta de la necesidad de tener un administrador fuerte", afirmó.

Años más tarde, bajo el secretario Donald Rumsfeld y el subsecretario Paul Wolfowitz, el Pentágono sufrió otra vez de gastos excesivos y de inversiones en programas que nunca se realizaron, como US$15.000 millones para un sistema de armas que se canceló.

En el caso del DHS, el informe del subcomité del Senado indica que ha habido muy poco control de los fondos destinados a los centros de fusión y que estos han sido desviados para comprar artículos cmoo televisiones de pantallas planas y automóviles todo-terreno para uso de agencias locales o estatales y nada que ver con el recaudo de información de actividades terroristas.

Comedia y tragedia

Policía en Nueva York

Las autoridades en Nueva York lograron frustrar un ataque con bomba este miércoles.

La descoordinación de la inteligencia, según los investigadores, a veces ha producido situaciones de humor como el informe de un ataque cibernético contra un sistema de acueducto en la ciudad de Springfield, originado en Rusia, que ocasionó que una de las bombas de agua se apagara. Resultó ser un técnico autorizado que intentaba entrar remotamente al acueducto para hacer una reparación mientras estaba de vacaciones en Rusia.

Pero otras anécdotas no son tan cómicas, como el informe erróneo que se produjo sobre el atacante en Arizona que mató a seis e hirió a varios otros incluyendo la congresista Gareille Giffords en 2011. En esa instancia el reporte tenía información equivocada sobre supuestos vínculos del pistolero con organizaciones antisemitas.

Los senadores cuestionaron el papel central del Departamento de Seguridad Interior en la lucha contra el terrorismo y si podría realizar el trabajo para el cual fue creado de "conectar todos los datos" y prevenir otros ataque como el de 11-S.

"Desde un punto de vista psicológico, el DHS se justifica porque le da al público la sensación que alguien está cuidando la casa"

Lawrence Korb, analista Centre for American Progress

A pesar de que los legisladores consideran el DHS una de las agencias más ineficientes del gobierno federal, Lawrence Korb estima que sería muy difícil hacer una severa reestructuración de esa institución.

"Desde un punto de vista organizativo, si nos sentáramos a diseñar un departamento no lo haríamos así", declaró. "Pero desde un punto de vista psicológico, el DHS se justifica porque le da al público la sensación que alguien está cuidando la casa".

Mientras sucedan incidentes como el ataque en Bengasi, Libia, contra la misión diplomática de EE.UU. o el frustrado atentado con bomba por un ciudadano bangladesí en Nueva York, este miércoles, será difícil hacer algo, aseguró Korb.

"Durante años, el Pentágono no se podía tocar y ahora la gente ha estado empezando a echar un vistazo más detenido hacia ese inmenso presupuesto", dijo. "Tal vez en unos años, cuando salgamos de Afganistán y no se hayan registrado más atentados aquí, se podría pensar en reestructurar el Departamento de Seguridad Interior".

Contexto

En fotos

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.