BBC navigation

Cinco cosas que las empresas pueden aprender de la naturaleza

Última actualización: Sábado, 20 de octubre de 2012
Hojas en otoño

La década de la volatilidad, de la creación destructiva y la transformación.

Denise DeLuca

Denise DeLuca cree que la naturaleza puede enseñar a las empresas a innovar.

Así se ha llamado a la década en la que estamos viviendo, dijo a BBC Mundo, Denise DeLuca, experta en biomimética o biomimesis, la búsqueda de soluciones inspiradas en la naturaleza.

DeLuca integra la red de profesionales llamada Biomimética para Innovaciones Creativas, o BCI por sus siglas en inglés, impulsó el blog sobre biomimética y empresas en el sitio del Jardín Botánico de Londres y enseña cursos de liderazgo en los que una parte esencial es aprender a observar la naturaleza.

La analista basada en Seattle, Estados Unidos, asegura que "enfrentamos simultáneamente limitaciones en recursos como agua y petróleo, tecnologías transformadoras, cambio climático, inestabilidad económica y conmociones políticas".

Para la transición a una era de sostenibilidad "no podemos enfrentar estos cambios con modificaciones incrementales según enfoques tradicionales".

DeLuca compartió con BBC Mundo cinco ejemplos de qué pueden aprender las organizaciones y empresas de la naturaleza.

Funcionar como un ecosistema, sin jerarquías

Gansos volando en V

Las organizaciones jerárquicas o top-down tradicionales funcionan bien cuando deben tomarse acciones urgentes y decisivas, ante situaciones cambiantes en las que no todos tienen acceso a la información pero deben responder como un grupo coordinado. Los tres ejemplos clásicos son los militares, los servicios de emergencia y los equipos deportivos.

Este enfoque jerárquico funcionó cuando las tecnologías de comunicación eran limitadas y los cambios eran más lentos y predecibles. Pero las organizaciones top down controlan el flujo de información y los recursos de forma que inhiben la polinización cruzada y paralizan las ideas nuevas. Son incapaces de optimizar la diversidad, riqueza y carácter único de los individuos.

La alternativa es una empresa que funciona más como un ecosistema.

En una cadena productiva por ejemplo (materia prima, manufactura, transporte, venta) el enfoque tradicional es que el consumidor sólo interactúa con el último eslabón. Pero si pensamos en sistemas, esa cadena se vuelve una red dinámica, en la que todos los participantes se comunican e intercambian ideas en forma libre. Estamos comenzando a ver esto en el llamado "open sourcing", en el que las compañías piden directamente a los consumidores soluciones e ideas.

¿Cómo podemos aprender a pensar en sistemas? Si observamos cómo funcionan los ecosistemas en la naturaleza podemos aplicar lo que aprendemos para crear organizaciones sostenibles, dinámicas, adaptables y con capacidad de respuesta.

Los árboles, por ejemplo, se benefician de compartir recursos, como el micelio (hongo). Si un árbol sufre alguna carencia, el micelio puede tomar recursos de un individuo sano y llevarlos al enfermo, mejorando la salud de todo el bosque.

En la naturaleza vemos además casos de "heterarquías", como las formaciones en V en el vuelo de los gansos, en las que siempre hay un líder, pero ningún individuo puede cumplir ese rol efectivamente todo el tiempo. El individuo apropiado lidera de acuerdo a las circunstancias.


Alentar la cocreatividad

Rocas con líquen

Las empresas convencionales están basadas en la competencia y en ellas todos los protagonistas asumen que compiten con los otros y que si alguien gana otros pierden.

El siguiente paso es la colaboración, cuando los recursos individuales son aplicados en forma combinada para lograr resultados que sería imposible obtener en forma individual. Más allá de la colaboración tenemos la cocreación, cuando los individuos exploran, buscan, y comparten ideas en un ambiente de desafíos pero también de confianza, obteniendo resultados que van más allá de la gloria de un individuo para crear ideas nuevas y radicales.

La cocreatividad es un proceso que emerge. Sabemos que hemos logrado cocreatividad cuando nadie en el grupo puede recordar o identificar de quien fue la idea en un principio, y a nadie le importa saberlo.

Un ejemplo de cocreatividad en la naturaleza es la coevolución, en que dos organismos se adaptan continuamente uno al otro. El liquen es una simbiosis o sinergia perfecta entre los hongos y las algas. Juntos lograr lo que ninguno podría lograr por separado y colonizan medios hostiles con pocos nutrientes como zonas polares y desérticas.

No mirar tanto al pasado y enfocarse en resultados positivos

Raíces

Para la mayoría de los seres humanos pensar en la incertidumbre puede ser difícil emocional y físicamente. Los problemas están en el mundo de lo conocido, pero las respuestas creativas en el mundo de lo desconocido. Las personas tienden a evitar lo desconocido y a enfocarse en los problemas. ¿A cuántas reuniones hemos asistido en las que casi toda la energía está dedicada a debatir las dificultades, lo que no funciona y quién tiene la culpa?

Pero en la naturaleza cuando surge un problema, los organismos no se enfocan en analizar el problema. Si hay poca lluvia, una planta no trata de determinar cuándo fue el último día que llovió o qué sucederá si no llueve pronto. La planta, en cambio, toma acciones en diferentes frentes para buscar más agua y protegerse, extendiendo sus raíces, reduciendo su consumo o retardando la reproducción.

La planta continuamente explora posibles caminos enfocándose en la búsqueda de resultados positivos.

Los seres humanos podríamos aprender del mundo natural dedicando menos de nuestros recursos limitados a analizar los problemas, optando en cambio por explorar, visualizar y tomar acciones hacia resultados positivos.

A menudo, además, limitamos nuestra visión a lo que creemos que podemos lograr en lugar de explorar lo que realmente queremos. Podemos enfrentar la incomodidad que genera lo desconocido con una visión clara de qué es lo realmente bueno que buscamos.

Enfrentar los fracasos

Doble hélice de ADN

La naturaleza avanza por ensayo y error, en forma exploratoria, curiosa, colaborativa y sinérgica.

En la evolución la naturaleza acepta un enorme porcentaje de fracaso. 99,9% del total de las especies que existieron en el pasado no sobreviven hoy. Las mutaciones constantemente están ocurriendo y muchas de ellas no acaban en éxitos.

La creatividad y la innovación requieren formas de mirar nuestros diseños y creaciones en formas nuevas. Alentar "mutaciones", aunque muchas de ellas no tengan éxito, sabiendo que podemos descartar rápidamente las que no se relacionen con la meta deseada, puede resultar en ideas mucho más creativas que restringirse de antemano a las ideas que en un comienzo parecen tener más posibilidades de tener buenos resultados.

Aprender a observar la naturaleza

Niña jugando en un bosque

Los seres humanos evolucionaron viviendo en contacto con la naturaleza. Es sólo en los últimos 100 años que hemos vivido primariamente entre cuatro paredes.

En el medio natural nuestro cuerpo y nuestra mente son tanto calmados como estimulados y reecontramos nuestra natural biofilia o amor profundo por la naturaleza. No debemos olvidar que somos parte de la naturaleza, que es una maestra paciente si estamos dispuestos a aprender.

El primer paso es salir afuera y el siguiente es preguntarnos cómo la naturaleza resuelve cualquier desafío que se le presenta.

En nuestros cursos exploramos distintos materiales naturales y estrategias. Identificamos funciones específicas que intentamos cumplir y nos preguntamos cómo la naturaleza logra cumplirlas. Una vez que descubrimos una estrategia en la naturaleza tratamos de emularla en nuestra propia situación, una y otra vez.

Un gran ejemplo es la empresa InterfaceFlor, que quería hacer alfombras más sostenibles, ya que en muchos casos por una pequeña parte dañada se cambia la cobertura de toda una habitación. Salieron a observar y se preguntaron, ¿cómo crea coberturas la naturaleza? Vieron que las hojas de los árboles en el suelo del bosque, cada vez que son sopladas por el viento, caen en una configuración única y diferente, pero que mantiene un estilo general.

Así que crearon una alfombra en la que los segmentos pueden reemplazarse en orientaciones diferentes sin alterar el diseño general. Y éste es uno de sus productos más vendidos.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.