BBC navigation

EE.UU. y el silencio de Obama y Romney sobre las armas

Última actualización: Sábado, 15 de diciembre de 2012

El sonido intimidante de una escopeta calibre 12

La BBC visita una tienda de armas en Stanford, Florida, para ver cuáes son las preferidas de los estadounidenses.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

La muerte de un adolescente negro en Florida en febrero ha sido una de las noticias de mayor impacto en Estados Unidos este año. Aún así, no fue abordada por ningún candidato en la última campaña presidencial. ¿La razón? Tiene que ver con armas de fuego. Un tema tabú para los políticos del país, como escribe el reportero de la BBC Raphael Rowe.

En Florida y en todo el territorio estadounidense, el suceso fue objeto de un intenso debate. El homicidio del joven de 17 años Trayvon Martin a manos de un ciudadano de nombre George Zimmerman volvió a poner en el tapete temas como el tratamiento policial sobre la base del color de la piel, la justicia y el acceso a las armas.

Un cartel que pide justicia para Trayvon Martin

El control de armas y las leyes que permiten el uso de la fuerza letal volvieron al tapete.

Pero otro tema de fondo recibió también atención de primera página. Se trata de la forma en que las leyes de uso justificable de la fuerza, conocidas en inglés como normas de Stand-your-ground, llegaron a ser aprobadas por 24 estados de la unión.

El principio de Stand-your-ground, que podría traducirse como principio de defensa o marcaje de la posición o del territorio, se remonta a un precepto legal británico de siglos de antigüedad que permite el uso de la fuerza mortal para la defensa en la casa propia. También garantiza inmunidad frente a las medidas de arresto, detención y proceso legal.

Bajo esta ley, en la que Florida fue pionera, Zimmerman fue liberado inicialmente sin cargos. Pero después de un escándalo, el cual incluyó protestas de calle que recordaron a aquellas del movimiento de derechos civiles, el jefe de policía local fue despedido y el fiscal abandonó el caso.

A qué precio

Seis semanas más tarde, y después de que el caso fuera sometido a una segunda revisión, Zimmerman fue acusado de homicidio en segundo grado. Ahora se encuentra en libertad bajo fianza, a la espera del juicio.

Sus abogados dicen que el caso se basará en la defensa propia, no en la ley de Stand-your-ground, pues argumentan que su cliente estaba siendo atacado cuando le disparó fatalmente al adolescente.

George Zimmerman y Trayvon Martin

La muerte de Trayvon Martin a manos de George Zimmerman causó gran revuelo en EE.UU.

Para el profesor Mark Hoekstra, de la universidad A&M en Texas, legalizar el uso de la fuerza mortal ha tenido un precio. Hoekstra llegó a esta conclusión tras estudiar su efecto en 21 estados.

"En términos de homicidios, lo que hemos demostrado es que hay cerca de un 8% de incremento en la tasa, ocasionado por estas leyes. Eso equivale a unos 600 homicios adicionales por año", afirma.

La ley de Florida fue corredactada por la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el poderoso grupo de presión que cuenta con cerca de 4.000.000 de miembros y maneja un presupuesto de US$300 millones.

Sus esfuerzos han sido indudablemente exitosos. En la mayoría de los estados, cualquier persona mayor de 18 años puede entrar a una tienda y comprar un arma.

El número de armas de fuego en manos privadas en Estados Unidos es impresionante: hay 90 por cada 100 personas, y portar un arma oculta es legal en 49 estados.

En Florida, George Zimmerman llevaba legalmente un arma oculta la noche que Trayvon Martin murió.

Influencia

El motor detrás de la implementación de estas leyes de uso justificable de la fuerza bajo el principio de Stand-your-ground en las legislaturas estadales de todo Estados Unidos es una organización paraguas conocida como el American Legislative Exchange Council (ALEC), un grupo conservador, promotor de la iniciativa privada, que recibe fondos del NRA y está financiado en un 98% por donaciones de patrocinantes individuales y corporativos.

Con un presupuesto de US$7 millones y más de 2.000 integrantes o patrocinantes, la NRA llevó su proyecto legal a la ALEC para incrementar la presión sobre los legisladores locales.

"Tienen miedo, tienen miedo de perder votantes. Es muy raro el político que en Estados Unidos apoye abiertamente mayores controles sobre la venta y uso de armas, incluso entre políticos liberales"

Roger Simmons, columnista político

La muerte de Trayvon Martin ha llevado a críticos a argumentar que la ALEC ejerce una influencia indebida y a cuestionar lo que ven como una relación poco saludable entre las legislaturas, la NRA y el mundo corporativo estadounidense.

Lisa Graves, directora ejecutiva del Centro para los Medios y la Democracia, llama a la ALEC un "molino de leyes corporativo" y dice que las grandes compañías que le dan dinero a la ALEC están ayudando a financiar sus propios intereses, sin importar si quieren o no participar en el lobby favorable a las armas.

"Su dinero apoya las operaciones de la ALEC en general, su maquinaria de propaganda y sus esfuerzos por lograr la aprobación de estas leyes en todo el país", afirma.

En una declaración oficial, la ALEC dijo que había disuelto el comité que se encargó de promocionar las leyes de Stand-your-ground y que no tiene ningún programa al respecto.

Compañías con casas matrices en Reino Unido que se contarían entre los financistas de ALEC, como BP, GlaxoSmithKline y AstraZeneca, le dijeron al programa Panorama de la BBC que no participaron en la campaña en favor de las polémicas normas.

La política del dinero

Scott Maxwell, columnista del periódico Orlando Sentinel que ha cubierto ampliamente el homicidio de Trayvon Martin, afirma que el nivel de influencia de grupos como la ALEC es preocupante.

"Hemos llegado a un punto en este país en el que los legisladores y los congresistas ya no son los que hacen las leyes (...) Lo hacen las corporaciones y los grupos de presión, lo cual es preocupante. En cierta forma, la democracia en este país está cada vez más a la venta", dice.

Trayvon Martin

El joven estudiante llevaba una chaqueta con capucha el día que murió.

A pesar de otros crímenes de alto perfil cometidos con armas de fuego recientemente, incluida la matanza ocurrida en un cine en Colorado durante el estreno de una película de Batman, el tema del control de armas, el alcance de los grupos de presión favorables a las armas y las leyes de Stand-your-ground parecen estar fuera del ámbito de esta temporada electoral.

Aunque tanto el presidente Barack Obama como su contendor republicano Mitt Romney han hablado de una búsqueda de respuestas después de la tormenta que siguió a la muerte de Trayvon Martin -la cual ocurrió en un estado clave para la contienda-, el silencio ha sido notorio.

El columnista político Roger Simons cree saber por qué los candidatos presidenciales no hablan del tema. "Tienen miedo, tienen miedo de perder votantes", argumenta.

"Es muy raro el político que en Estados Unidos apoye abiertamente mayores controles sobre la venta y uso de armas, incluso entre políticos liberales", completa.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.