Más fármacos contaminados en brote de meningitis

  • 16 octubre 2012
El hongo Aspergillus
Dos pacientes resultaron infectados con el hongo aspergillus.

Las autoridades sanitarias en Estados Unidos advierten que otros dos medicamentos pueden estar vinculados al brote de meningitis fúngica que ya ha matado a 15 personas.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de ese país advirtió que los fármacos, un esteroide inyectable y una medicina cardíaca, están ahora siendo investigados.

Y alertó a los médicos y clínicas del país para que no utilicen ningún producto de la empresa New England Compounding Center (NECC), un centro de mezclas farmacéuticas en Framingham, Massachusetts, donde se produjeron los compuestos.

Hasta ahora, el brote de la rara forma de meningitis, que ha afectado a 214 personas en 15 estados del país, había sido vinculada al acetato de metilprednisolona, una inyección epidural de esteroides utilizada para controlar el dolor de espalda y cuello.

Las autoridades habían informado que varios lotes del medicamento resultaron contaminados con un hongo durante el proceso de producción en la empresa.

Pero en su último informe la FDA expresó que otros dos productos de NECC están potencialmente vinculados al brote de la enfermedad.

El organismo informó que se encontró a un paciente con meningitis potencialmente asociada a otro esteroide inyectable producido por NECC, la acetonida de triamcinolona.

Además, agregó el organismo, también se identificó a dos pacientes sometidos a trasplantes, que resultaron con una infección de un hongo, Aspergillus fumigatus, tras recibir durante la cirugía una solución cardiopléjica producida por NECC.

Este tipo de solución se utiliza para inducir una parálisis en el músculo cardíaco durante la cirugía para evitar lesiones en el corazón.

Pero la FDA subraya que aunque se están investigando estas tres infecciones, todavía no se confirma que fueron causadas por los productos de NECC.

Regulaciones

Los centros de mezclas farmacéuticas, como el NECC, son un tipo de farmacias que combinan ingredientes y dosis para medicinas "hechas a la medida" de pacientes o clínicas individuales.

El caso de contaminación ha causado un extenso debate en el país porque este tipo de establecimientos no están sujetos a las mismas regulaciones estrictas que rigen a las empresas farmacéuticas.

La meningitis es la inflamación de la capa que recubre el cerebro y la médula espinal y puede ser causada tanto por bacterias, virus y hongos.

Pero a diferencia de la meningitis bacteriana o viral, la forma fúngica de la enfermedad no es contagiosa ni se propaga de persona a persona.

Los síntomas de la enfermedad incluyen dolor de cabeza severo, náusea, fiebre, dificultad para hablar y caminar.

Los signos de otras infecciones causadas por hongos pueden ser fiebre, inflamación, dolor e irritación en el sitio de la inyección.

La FDA advirtió que pueden surgir otros casos de infecciones en pacientes que recibieron fármacos o inyecciones oftalmológicos.

"Hasta ahora no se ha informado de casos de infecciones vinculadas a fármacos oftalmológicos producidos por la NECC tanto inyectables como utilizados en una cirugía ocular", dijo el organismo.

"Pero la FDA cree que este tipo de productos pueden potencialmente presentar riesgos similares de infección".

Miles de inyecciones

La semana pasada, las autoridades de salud del país afirmaron que han contactado a unas 12.000 de las 14.000 personas en 23 estados que recibieron una inyección de esteroides producida por la compañía.

Pero afirman que se desconoce cuántos pacientes pudieron haber sido expuestos a los fármacos contaminados ya que la meningitis fúngica puede tener un largo período de incubación.

Entre el momento de recibir el medicamento y la aparición de los síntomas pueden pasar hasta 40 días o más.

Los expertos tampoco se explican porqué algunas personas han desarrollado la infección y otras no, a pesar de haber recibido los mismos fármacos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.