Tratamiento prometedor para cáncer cervical

  • 11 octubre 2012
Virus del papiloma humano
La vacuna está diseñada para pacientes que ya están contagiadas con VPH.

Una nueva vacuna para combatir las lesiones que conducen a cáncer de cuello uterino, o cervical, mostró resultados exitosos en las primeras fases del estudio, afirman científicos.

El cáncer de cuello uterino es la forma más común de cáncer en mujeres del mundo en desarrollo, el segundo cáncer más frecuente en todo el mundo, y se calcula que unas 274.000 mujeres mueren cada año a causa de la enfermedad, principalmente en las regiones en desarrollo.

Actualmente se cuentan con vacunas preventivas de cáncer cervical que se dan a las adolescentes y jóvenes para evitar las infecciones del virus del papiloma humano (VPH) que conducen a la enfermedad.

Pero el nuevo fármaco, que está siendo probado en Estados Unidos, actúa como tratamiento en las mujeres que ya están contagiadas y que han desarrollado las lesiones precancerosas en el cuello uterino.

La vacuna, explican los investigadores en la revista Science Translational Medicine (Science Medicina Traslacional), está diseñada para "entrenar" al sistema inmune a matar a las células que causan esas lesiones, las cuales estimulan el crecimiento de cáncer.

Se sabe que la enfermedad es causada principalmente debido a la infección del virus VPH y aunque existen dos vacunas que previenen la infección todavía no están disponibles en todos los países.

Hasta ahora no existe una vacuna o fármaco para tratar a las mujeres que ya están infectadas o que ya han comenzado a desarrollar la enfermedad.

Existen más de 100 tipos de VPH y los dos tipos más peligrosos del virus, causantes de hasta 75% de los casos de cáncer de cuello uterino, son el 16 y el 18.

La nueva vacuna, llamada VGX-3100, funciona específicamente contra el cáncer causado por estos dos tipos.

Estudios pasados han mostrado que algunas mujeres que desarrollan lesiones precancerosas vinculadas a los tipos 16 y 18 de VPH son capaces de combatir la infección sin ayuda médica.

Se ha observado que estas mujeres producen altos niveles de un tipo de células inmunes llamadas linfocitos T citotóxicos (CTL).

Respuesta "robusta"

La nueva vacuna está diseñada para incrementar la producción de estas células en las pacientes.

El estudio, la primera fase del ensayo clínico, fue llevado a cabo por científicos de la compañía Inovio Pharmaceuticals y la Universidad de Pensilvania.

Los investigadores reclutaron a 18 mujeres que ya habían sido tratadas por lesiones precancerosas en el cuello uterino.

A diferencia de las vacunas convencionales, que utilizan un virus para llegar a las células, la nueva vacuna fue administrada por electroporación.

Esta es una forma de introducir distintas sustancias en células por medio de una inyección acompañada de un pequeño pulso eléctrico.

Tal como señalan los investigadores, con la electroporación lograron inducir una respuesta inmune más "robusta" en las pacientes.

Los resultados mostraron que la vacuna logró producir altos niveles de CTL en 14 de las 18 pacientes y los efectos duraron dos años.

Células de cáncer cervical
La nueva vacuna está diseñada para incrementar la producción de células inmunes en las pacientes.

"Estas células CTL no sólo eran abundantes en número, sino también fueron capaces de cumplir con su objetivo: lograron buscar y matar a las células infectadas", afirma el doctor Joseph Kim, presidente de Inovio Pharmaceuticals, que diseñó el fármaco.

El fármaco actúa de la misma forma que una terapia génica: insertando una porción de ADN que codifica una proteína específica en las células de la paciente.

Esto provoca la estimulación de otra proteína que se encarga de "ordenar" al sistema inmune que incremente su producción de células CTL y ataque a las células infectadas con VPH.

Esta fase del ensayo fue diseñada para probar la seguridad del fármaco pero los resultados, dicen los científicos, sugieren que puede ser un tratamiento efectivo para mujeres contagiadas con VPH.

Todavía, sin embargo, deberán comprobar los resultados en la segunda fase del ensayo, que se está llevando a cabo e incluye a 150 mujeres con lesiones precancerosas que todavía no reciben tratamiento.

Tal como expresan los investigadores, si se confirman los resultados, el fármaco también podría ser utilizado para combatir otras formas de cáncer asociadas al VPH, como el de cabeza y cuello y anal.

Se espera obtener los resultados el próximo año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.