Abelardo se mete en la pelea por la Casa Blanca

  • 10 octubre 2012
Big Bird con un cartel alusivo a Romney
¿Cómo consiguió Abelardo convertirse en tema de campaña?

El gran pájaro amarillo de Plaza Sésamo (Barrio Sésamo en España) se ha convertido en el inesperado protagonista de la campaña electoral en Estados Unidos en la última semana.

Abelardo, conocido como Big Bird para los anglófonos y como Gallina Caponata en España, se metió en los temas de campaña la semana pasada cuando el candidato republicano Mitt Romney aseguró en el primer debate electoral con su contrincante demócrata, el presidente Barack Obama, que, pese a que le gustaba el pájaro amarillo, recortaría los fondos a la cadena pública PBS que retransmite Plaza Sésamo.

La frase que, tras el debate provocó una oleada de críticas y bromas en la prensa y en las redes sociales, ha sido aprovechada por la campaña de Obama que este martes publicó un anuncio televisivo en el que ataca a Romney con la figura de Abelardo.

"Grande. Amarillo. Una amenaza para nuestra economía. Mitt Romney sabe que no es por Wall Street por lo que tienes que preocuparte", se burla el anuncio. "Es por Plaza Sésamo".

Ahora, los creadores de Abelardo le han pedido a la campaña de Obama que retire la propaganda ya que el programa infantil "no apoya a candidatos ni participa en campañas políticas".

Un portavoz de la campaña de Obama ha dicho que se están planteando esa solicitud.

Por su parte, la campaña de Mitt Romney acusó al presidente Obama de relegar los "verdaderos asuntos serios" y dijo que estaba confundido por la insistencia del presidente Obama por "salvar a Big Bird" en lugar de "salvar al pueblo estadounidense".

Obama, perjudicado por el debate

Más allá de Abelardo, la mejor actuación de Romney en el primer debate presidencial le ha hecho al candidato republicano sumar puntos en las encuestas de intención de voto.

A menos de un mes de las elecciones, los dos candidatos a ocupar la Casa Blanca por los próximos cuatro años hicieron campaña este martes en Ohio, uno de los estados considerados indecisos.

Los últimos sondeos de opinión tras el primer debate han favorecido al candidato republicano.