BBC navigation

La ganancia en la derrota de la oposición venezolana

Última actualización: Martes, 9 de octubre de 2012
Henrique Capriles

El opositor Henrique Capriles aceptó la derrota con el mismo tono conciliador de su campaña.

La noche del domingo había decepción, frustración y llanto en el comando de campaña del candidato presidencial de la oposición a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles Radonsky.

Por cuarta vez en casi 14 años los contrarios al presidente Hugo Chávez fallaron en sacarlo del poder por la vía electoral.

El ensordecedor estruendo de los fuegos artificiales que celebraran la victoria oficial, lanzados justo desde la calle detrás de la sede del comando en el este de Caracas, daban un toque de humillación en un ambiente de tristeza y desconcierto.

Sin embargo, aún en la derrota, la oposición venezolana debería tener razones para sentirse satisfecha de lo que ha sido su mejor desempeño desde el inicio de la era Chávez en 1998 y ufanarse de haber logrado su mejor resultado, reduciendo a la mitad en términos porcentuales la diferencia que les sacó el presidente en 2006.

Además, los contrarios a la llamada Revolución Bolivariana parecen salir de este proceso electoral con algo que no tenían hasta hace poco: un líder, joven, carismático y con arrastre popular que podría servir de conductor que los convierta en opción de poder frente al "chavismo".

clic Lea: el día que Chávez fue reelecto por tercera vez

"Ahí está el camino"

En el discurso de reconocimiento de la derrota Capriles, enfundado en una chaqueta con el tricolor de la bandera venezolana, pareció hacer una promesa de futuro a sus seguidores, que logró levantarles el ánimo tan golpeado una vez conocido el primer boletín del Consejo Nacional Electoral.

"Ahí sigue el camino", dijo el candidato, haciendo juego con el "Hay un Camino" que fue el lema de su campaña electoral y para muchos analistas, equiparándose con el famoso "por ahora" que Chávez pronunció en febrero de 1992 cuando fracasó su intento de golpe de Estado.

"Se está configurando un cuadro de liderazgo de la oposición con un líder nacional y con una serie de liderazgos regionales"

Ricardo Sucre, miembro del equipo de campaña opositor

Al asegurarle a sus seguidores que no los dejaría "solos", Capriles arrancó el entusiasmo de quienes pocos minutos atrás no encontraban consuelo, de una manera que no se había visto en la última década entre los opositores venezolanos enfrentados al trance de la derrota.

Capriles aseguró que seguirá trabajando por el país desde su propuesta política y aunque no quiso reconocerse como jefe de facto de la oposición al presidente Chavez, su discurso parece haber dejado en muchos la sensación de que no sufrirán la orfandad que han sucedido a otras derrotas.

"Como dijo él (Capriles), no creo que ese liderazgo sea una cosa que se decreta. Lo que sí creo es que se está configurando un cuadro de liderazgo de la oposición con un líder nacional y con una serie de liderazgos regionales. Es como un elenco de la unidad, aunque Capriles está ahora legitimado por las elecciones", le dijo a BBC Mundo Ricardo Sucre, miembro del equipo de campaña opositor.

Al final, esos mismos que lloraban terminaron dando vítores al candidato perdedor y hasta en las redes sociales el hashtag #GraciasCapriles se convirtió en un tópico popular.

El reconocimiento de Chávez

Posible indicativo del cambio en la dinámica política que introduce este resultado electoral es que el presidente Chávez por primera vez en la historia de sus discursos de celebración de la victoria reconociera el "civismo" de la dirigencia opositora y al 44% de los que votaron contra su proyecto político.

En el pasado, en este tipo de discursos desde el llamado "balcón del pueblo" del Palacio de Miraflores, el mandatario simplemente ignoraba a sus contrincantes o, cuando se refería a ellos, era para cuestionarles su patriotismo y hasta para poner en duda sus eventuales triunfos electorales.

Oposición

Los opositores reaccionaron con tristeza y desconcierto.

En cambio, en esta ocasión Chávez empezó sus palabras con una expresión de respeto a la oposición, de la que hace pocos días decía que buscaba desestabilizar el país con un eventual desconocimiento del resultado electoral.

"Creo que se avanzó mucho porque la campaña de Capriles fue muy meritoria. No sabemos cuáles van a ser los resultados finales, pero si consideramos cerca de un 47% y vemos que la última vez (presidenciales del 2006) se obtuvo el 39%", le explicó a BBC Mundo el analista Diego Bautista Urbaneja.

Aunque Urbaneja reconoce que ese resultado fue una "verdadera paliza" asegura que con el entonces candidato, Manuel Rosales, se echaron las bases para la Mesa de la Unidad Democrática que unió a los principales partidos de la oposición en estos comicios.

"Capriles tiene un importante camino recorrido pero tiene que seguir demostrando su calibre. Va a depender de él si se mantiene en la escena", afirmó Bautista.

Por lo pronto la oposición debería redefinir estrategias para las venideras elecciones de gobernadores y alcaldes que se realizarán en diciembre.

El gobierno se aproxima a esos comicios con la ventaja del impulso ganado en las presidenciales, mientras que los opositores deberán luchar contra el previsible desánimo que se apoderará de sus filas.

"Va a haber una reflexión, un análisis, pero no creo que venga un desinflamiento de la oposición. Si comparas con el 2006 hay una mayor cantidad de personas que apoyan la propuesta unitaria".

Y en esa labor, una cabeza más visible podría ayudar a los opositores al reagrupamiento y a construir una plataforma política más sólida que se enfrente a Chávez en las próximas presidenciales de 2019.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.