BBC navigation

Las elecciones venezolanas vistas desde afuera

Última actualización: Viernes, 5 de octubre de 2012
Seguidora de Chávez ondea una bandera venezolana

¿Con qué ojos mirarán las elecciones venezolanas desde el extranjero?

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es una figura política que desborda las fronteras de su propio país y ahora enfrenta lo que parece ser su reto más serio en las urnas, a cargo del opositor Henrique Capriles. Pero, ¿cuánta atención le están prestando a los comicios en el exterior?

BBC Mundo hace un repaso por los países en los que las elecciones de Venezuela tienen, o donde se esperaría que tuvieran, un particular interés.

Estados Unidos

En Estados Unidos la atención hacia las elecciones en Venezuela está siendo eclipsada por la propia contienda presidencial en este país. "Toda política es local", como dice el refrán y, en este caso, tanto el público como los medios y los partidos están invirtiendo sus esfuerzos en lo que sucede dentro de su propia frontera.

"América Latina prácticamente desapareció de la lista de intereses para Estados Unidos"

Larry Birns

Naturalmente, la política exterior es parte del debate entre los aspirantes presidenciales Barack Obama y Mitt Romney pero el tema venezolano -incluyendo Hugo Chávez como su personaje central- encuentra muy difícil competir contra otros asuntos como Irán y su supuesta amenaza nuclear, o Siria y la estabilidad en el Medio Oriente.

Además, el propio gobierno de Obama ha mantenido una agenda de relaciones exteriores con América Latina tan parca que lo que sucede en la región apenas si se registra en el radar. Como le comentó a BBC Mundo el analista Larry Birns, director del Consejo sobre Asuntos Hemisféricos en Washington (COHA, por sus siglas en inglés), "América Latina prácticamente desapareció de la lista de intereses para Estados Unidos".

El histrionismo de Chávez o su lucha contra el cáncer todavía dan para uno que otro titular en la prensa o para que algún político trate de darle forma concreta a algún efímero espectro de amenaza que pueda conjurar para avanzar sus intereses partidistas. Lo más reciente fue la campaña de Romney que alertó sobre el supuesto endoso que le hizo Chávez al presidente de EE.UU. cuando declaró el domingo "si yo fuera estadounidense, votaría por Obama".

Mitt Romney (izq.) y Barack Obama

Los estadounidenses están demasiado concentrados en su propia contienda electoral...

El Washington Post, el principal diario de la capital estadounidense, dedicó media página con foto a color sobre la multitudinaria congregación del pasado fin de semana en torno al candidato opositor, Henrique Capriles, pero el interés estuvo más en la remota posibilidad de su triunfo y en dos muertes violentas que sucedieron en otro evento.

Sobre el verdadero contexto político, social y económico de las elecciones venezolanas, el cambio radical que ha impuesto Chávez o las propuestas de Capriles, el análisis ha sido pobre, menor el interés y el conocimiento del público nulo.

William Márquez, corresponsal de BBC Mundo en Washington

China

El 25 de septiembre, en un habitual intercambio con la prensa, un periodista le preguntó al portavoz de la Cancillería china Hong Lei si los grandes préstamos que su país le otorgó a Venezuela podrían inclinar el resultado de las elecciones.

La cooperación entre China y Venezuela se sostiene sobre una base de beneficio mutuo, respondió Hong, quien explicó que el dinero se usa fundamentalmente en obras de infraestructura, agricultura y en el sector energético.

"Es tal vez posible adivinar hacia dónde se inclinarán las silenciosas preferencias del gobierno chino en los comicios del 7 de octubre"

"Sugerir que los préstamos de China pueden influenciar la política en Venezuela no tiene fundamento", dijo.

Días antes de que se lleven a cabo los comicios venezolanos la cooperación entre ambos países parece haber alcanzado uno de sus puntos más altos, sea algo planificado, sea coincidencia.

El 1 de octubre la agencia de noticias oficial china Xinhua informó que el 29 de septiembre un cohete del país asiático había lanzado con éxito al espacio el satélite venezolano llamado "Generalísimo Francisco de Miranda".

También fue en septiembre China y Venezuela firmaron un acuerdo para el desarrollo de Las Cristinas, una de las minas de oro más grandes del mundo.

clic Lea: Venezuela y China acuerdan explotación de importante yacimiento de oro

Desde que ambos países establecieran una alianza estratégica en 2001, su relación ha florecido y la presencia china en la nación sudamericana se ha vuelto más prominente.

Chávez visitó China en numerosas ocasiones desde que asumió la presidencia y el país asiático se ha convertido en el mayor acreedor venezolano.

Cohete chino despega del desierto de Gobi

Este cohete chino puso en el espacio un satélite venezolano a fines de septiembre.

El gobierno chino le ha prestado unos US$36.000 millones a la administración de Chávez, deuda que Venezuela cancela principalmente con petróleo.

Desde el punto de vista chino esta es una situación en la que todos ganan: China se asegura una importante fuente de energía para su economía en rápido desarrollo y un aliado en lo que llama un orden mundial "multipolar". Y para Chávez, vender petróleo a China implica reducir la dependencia de Estados Unidos y, al tener inversiones chinas, alimenta el desarrollo económico y su propia imagen.

Hasta el momento no hubo comentarios de funcionarios chinos acerca de las elecciones, más allá del citado episodio en la conferencia de prensa. Tampoco se registraron muchos reportes sobre el tema. Ciertamente, el gobierno chino no quiere parecer inmiscuirse en los asuntos de otras naciones.

El contrincante de Chávez, Henrique Capriles, dijo que reduciría la presencia de compañías chinas en caso de ganar las elecciones. Con eso, es tal vez posible adivinar hacia dónde se inclinarán las silenciosas preferencias del gobierno chino en los comicios del 7 de octubre.

Yuwen Wu, Servicio Chino de la BBC

Brasil

El 31 de julio de 2012, cuando Venezuela ingresó en el Mercosur, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff dio una "calurosa bienvenida" al pueblo venezolano. En el mismo contexto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que la aerolínea estatal de su país, Conviasa, había encargado seis aviones a la brasileña Embraer.

Pero el actual vínculo entre ambos países se remonta varios años atrás, a la época de la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil. En 2005 Lula selló una alianza estratégica con Hugo Chávez, donde se expresaba la necesidad de reducir la pobreza en la región y acordaba la creación de acuerdos para satisfacer las necesidades básicas de ambas naciones.

El comercio bilateral entre ambos países pasó de US$2.400 millones ese año a una previsión de US$6.000 millones para 2012, de los que Brasil espera obtener un superávit de casi US$5.000 millones.

"Tenemos más de 90 empresarios brasileños que quieren ir a Venezuela a hacer negocios"

Fernando Portela, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria Venezolano-Brasileña

Brasil, la sexta economía del mundo y líder político de la región, es hoy también el tercer socio comercial de Venezuela, por detrás de EE.UU. y China.

En este contexto, entonces, la potencia regional sigue con ojos atentos los comicios venezolanos, especialmente luego de que el candidato opositor, Henrique Capriles, criticara durante la campaña la entrada de su país en el Mercosur y la que considera una desventajosa relación comercial entre Venezuela y Brasil.

"Queremos ir a Brasil a buscar inversiones para Venezuela, no que Brasil sea solo un proveedor de Venezuela, que es la realidad hoy", dijo Capriles a la prensa extranjera en Caracas.

Por su parte, la Cámara de Comercio e Industria Venezolano-Brasileña admite que sus socios verían con simpatía un nuevo mandato de Chávez.

"Tenemos más de 90 empresarios brasileños que quieren ir a Venezuela a hacer negocios", le dijo a BBC Brasil el director ejecutivo del organismo, Fernando Portela.

La apuesta de los inversores es que con la entrada del país caribeño en el Mercosur habrá mayor seguridad jurídica en las negociaciones con el gobierno. Y, tras bastidores, los brasileños dicen que Chávez "tarda, pero paga".

Portela teme que ante una eventual victoria de la coalición opositora el foco comercial de Venezuela vire hacia sus antiguos socios del norte, invirtiendo la lógica de reducir la dependencia comercial de Estados Unidos, aplicada por Chávez en los últimos años.

"(Con Capriles) Brasil puede perder en el mediano plazo una mayor participación en ese intercambio comercial", sentenció.

Cuba

En Cuba los ojos están muy enfocados a seguir puntillosamente las elecciones en Venezuela pues, como explica el corresponsal de BBC Mundo en La Habana, Fernando Ravsberg, "lo que ocurra con el gran amigo del sur podría afectar dramáticamente" las vidas de los cubanos.

Continúa Ravsberg: "Los servicios médicos cubanos en Venezuela representan la mayor parte del ingreso de divisas del país, alrededor de US$5.000 millones anuales".

Según economistas cubanos, aportan más que el turismo, las remesas familiares, el tabaco, el azúcar y el níquel juntos.

Hugo Chávez (izq.) y Raul Castro

Una relación muy cercana.

La mayor parte del trabajo de los médicos, de los maestros y de los entrenadores deportivos se salda con petróleo pero algunas fuentes aseguran que la venta de servicios ha llegado a tal nivel que Caracas estaría pagándole a La Habana un remanente en dinero para equilibrar la relación bilateral.

El acuerdo bilateral de cooperación es clave para la reelección del presidente Chávez, quien basa los logros sociales de su gobierno en 'misiones' como Barrio Adentro, donde los profesionales cubanos llevan la salud, la educación y los deportes a las zonas más pobres de Venezuela.

Aunque el candidato opositor Henrique Capriles aseguró que no suspenderá el convenio con Cuba, en la isla nadie cree que los 35 mil médicos cubanos continuarán en Venezuela si la oposición logra una victoria electoral sobre el oficialismo".

Colombia

Bajo la presidencia de Hugo Chávez, las relaciones entre Bogotá y Caracas no siempre han sido las más felices, pero esa es sólo una de las razones por las que en Colombia se sigue con especial interés los comicios venezolanos.

Son muchos los profesionales que han migrado de Venezuela a Colombia durante los últimos años e importantes sectores de la economía colombiana, como el petróleo, se han beneficiado notablemente con su llegada.

Y el resultado de las elecciones del próximo 7 de octubre podría terminar acortando o extendiendo su estancia.

"Es (...) la supuesta cercanía de Chávez con la guerrilla de las FARC la que hace que su continuidad o salida del Palacio de Miraflores les importe especialmente a los colombianos"

Es, sin embargo, la supuesta cercanía de Chávez con la guerrilla de las FARC la que hace que su continuidad o salida del Palacio de Miraflores les importe especialmente a los colombianos.

No en balde ese fue el tema que terminó provocando la ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambos países hace poco más de dos años, cuando el entonces presidente de Colombia Álvaro Uribe se aprestaba a terminar su segundo mandato.

Y aunque las relaciones fueron inmediatamente restablecidas por su sucesor, Juan Manuel Santos, buena parte de la sociedad colombiana todavía ve con sospecha a Chávez.

El gobierno venezolano, en cualquier caso, ha sido nombrado acompañante del nuevo proceso de paz colombiano.

Y lo que pueda aportar ese acompañamiento seguramente diferirá en dependencia si el próximo presidente de Venezuela es Henrique Capriles o si sigue siendo Hugo Chávez.

Arturo Wallace, corresponsal de BBC Mundo en Colombia

Argentina

El gobierno de Cristina Fernández ha mantenido estrechos lazos con el de su par Hugo Chávez, a tal punto que la oposición a la mandataria argentina la acusa cada vez más de querer implementar un "modelo chavista" en Argentina.

clic Lea: ¿Se parecen Argentina y Venezuela?

"Puede que no sea muy aventurado indicar que el futuro de la política energética argentina pasa por la continuidad de Hugo Chávez en el poder."

En los últimos años Venezuela fue un importante comprador de títulos de la deuda externa argentina, sin embargo, la importancia para Argentina de la relación bilateral la constituyen recientes acuerdos o proyectos a futuro. Ambos en materia energética.

El primero es un acuerdo de intención entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) -recientemente expropiada por Argentina- y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para construir una refinería en Argentina, con el objetivo de tratar de cubrir el importante déficit de combustibles del mercado interno argentino, que actualmente tiene una alta dependencia de importaciones.

Versiones extraoficiales en la prensa cercana al gobierno de Fernández mencionan una posible inversión conjunta de US$1.500 millones en este proyecto.

Otro dato que permite entender la importancia de la relación bilateral es que, según pudo conocer BBC Mundo, el gobierno argentino recibió asesoría de Pdvsa durante la expropiación de YPF, en cuanto a los términos legales de la estatización.

Pozo petrolero en Venezuela (foto de archivo)

El petróleo también es protagonista de la relación entre Argentina y Venezuela.

El segundo proyecto se encuentra en el presupuesto estatal argentino de 2013, en donde se menciona una previsión de compra de US$2.000 millones para combustibles como parte de un reciente acuerdo de cooperación firmado entre los dos gobiernos.

La importación de energía es un punto clave y estratégico actualmente en Argentina, luego de que en 2011 empezó a comprar combustibles en el exterior por primera vez en unos 20 años. Según el gobierno esto se debió a la falta de inversión del hasta hace poco accionista principal de YPF, Repsol, lo que habría ocasionado una merma en la producción. La empresa española niega tal señalamiento.

Puede que no sea muy aventurado indicar que el futuro de la política energética argentina pasa por la continuidad de Hugo Chávez en el poder.

Vladimir Hernández, corresponsal de BBC Mundo para el Cono Sur

Bolivia

El principal acreedor bilateral de Bolivia en estos momentos es Venezuela.

Según cifras del Banco Central de Bolivia, hasta el cierre de 2011, Bolivia le debía a Venezuela unos US$418 millones. Más del doble de los US$178 millones que le debía a Brasil, la nación que está en segundo lugar.

"Bolivia es uno de los países latinoamericanos que más convenios de cooperación ha firmado con el gobierno de Hugo Chávez"

La deuda pasó de US$46 millones a US$418 entre 2007 y 2011, principalmente por las importaciones de combustible venezolano que efectuó el gobierno de Evo Morales para cubrir la demanda interna del país.

Bolivia, uno de los países más pobres de la región, es también uno de los países latinoamericanos que más convenios de cooperación ha firmado con el gobierno de Hugo Chávez.

Uno de ellos entre Pdvsa y Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB) para la exploración de hidrocarburos en la región amazónica boliviana.

Además Morales es considerado un estrecho aliado político del mandatario venezolano en el escenario internacional y como tal le ha brindado el apoyo de Bolivia en proyectos tan ambiciosos como la creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el bloque conformado como un intento de contrapeso a la Organización de Estados Americanos que se considera bajo la influencia de Washington.

Ecuador

En Ecuador, por su parte, es la estrecha alianza entre el presidente Rafael Correa y su homólogo venezolano lo que hace a la carrera por el Palacio de Miraflores especialmente importante para los ecuatorianos.

Ecuador tardó en ingresar a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), pero hay una clara afinidad política entre Correa y Chávez.

Hugo Chávez (izq.) y Rafael Correa (foto de archivo)

Juntos, también, en la ALBA.

Y durante los últimos años ambos países han suscrito numerosos acuerdos económicos y de cooperación enmarcados en "el espíritu solidario" de la ALBA.

Bajo uno de estos acuerdos, por ejemplo, Ecuador envía petróleo a Venezuela y recibe a cambio el producto refinado a precios favorables.

clic Lea también: Por qué Venezuela importa gasolina

Y un cambio en el Palacio de Miraflores podría provocar la revisión de varios de esos acuerdos.

Al mismo tiempo, una eventual salida de Chávez del poder también le daría mayor protagonismo a nivel internacional a Rafael Correa, quien podría terminar asumiendo el liderazgo del proyecto regional bolivariano.

Y en Ecuador los principales críticos del mandatario parecen estar convencidos de que una eventual victoria de Henrique Capriles podría galvanizar e inspirar a la oposición ecuatoriana.

España

Desde el "¿Por qué no te callas?" real de 2007, de repercusión global, no hubo más sobresaltos diplomáticos entre Venezuela y España. En el país europeo gobernaba entonces el socialista José Luis Rodríguez Zapatero; allá, Hugo Chávez. Un antecedente: el gobierno previo de José María Aznar, de ideología conservadora, había avalado el golpe de Estado contra Chávez en 2002.

Pero pasado el episodio, las relaciones se relajaron. Ni siquiera el procesamiento en España de Arturo Cubillas como supuesto puente entre miembros de la banda ETA y el Ejecutivo venezolano, en 2010, tensó la cuerda, gracias a la mediación del gobierno español en favor de su homólogo venezolano.

"Sigue primando entre los dos países, como con el resto de naciones grandes de Iberoamérica, la 'diplomacia económica'"

El reciente regreso de la derecha a la presidencia española con Mariano Rajoy tampoco cambió mucho el estado de cosas: ahogado por las tenazas de la crisis financiera, Madrid no ha dado especial preponderancia a la relación política con Caracas.

Sigue primando entre los dos países, como con el resto de naciones grandes de Iberoamérica, la "diplomacia económica", con empresas españolas haciendo negocios en Venezuela en áreas tan sensibles como la industria armamentística -el ministro de Defensa español dijo en julio que Hugo Chávez es "gran amigo"-, el sector energético, las telecomunicaciones y la banca.

En ese contexto, las elecciones venezolanas tienen presencia importante en los titulares en la prensa escrita, sobre todo al acercarse la fecha de la votación. En los noticiarios de televisión y radio el tema es menor. Pero entre los electores la expectativa es de alta participación: España es el segundo centro de votación en el exterior después de Estados Unidos. Este domingo votarán 20.306 venezolanos en cinco ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Tenerife, Vigo y Bilbao.

En los años previos a la crisis creció la emigración venezolana a España, ayudada por la doble nacionalidad en su condición de descendientes de inmigrantes españoles, que representan una de las colonias extranjeras más grandes de ese país. Según el Instituto Nacional de Estadística español, hay más de 50.000 venezolanos residenciados en el país, aunque las cifras no toman en cuenta a los nacionalizados. Números del Banco Mundial indican que los venezolanos viviendo en España superan los 150.000.

Sandra Lafuente Portillo, para BBC Mundo desde Madrid

Irán

En un contexto en el que crece el aislamiento del gobierno de Irán por el desarrollo de su programa nuclear, el poder contar con países con los que mantener relaciones cordiales y, más aún, hacer alarde de este vínculo, es de gran valor para los líderes iraníes.

Hugo Chávez ha estado entre estos firmes defensores y cercanos amigos de los iraníes, especialmente durante el mandato del presidente Mahmoud Ahmadinejad. Unidos por los negocios, por ser miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y por compartir una retórica antiimperialista y antiestadounidense, ambos líderes han forjado un vínculo estrecho.

Mahmoud Ahmadinejad (izq.) y Hugo Chávez (foto de archivo)

El régimen iraní ve en el gobierno de Chávez una suerte de reflejo de su propia imagen.

Los dos se han reunido en numerosas ocasiones, en uno y otro país. Y ambos gobiernos han firmado más de 300 acuerdos de cooperación económica desde 2006.

Una victoria de Chávez en los comicios podría representar un impulso moral para el gobierno iraní, que lo ve como una suerte de reflejo de su propia imagen, aunque no es una comparación del todo correcta.

Chávez es un presidente electo democráticamente, mientras en Irán el poder está concentrado en las manos de un líder no electo, el ayatolá Alí Jamenei, y aún los funcionarios elegidos en comicios, como el caso del presidente, son controlados por organismos que responden a Jamenei.

Por otra parte, si Chávez resultara derrotado por Capriles, el gobierno de irán lo vería como un golpe moral (especialmente en un contexto en el que Siria, su mayor aliado en Medio Oriente, se encuentra en crisis), mientras sería visto con beneplácito por las fuerzas opositoras.

Hamid Elyassi, Servicio Persa de la BBC

clic Siga la campaña en Twitter con nuestro corresponsal @bbc_zamorano

Contexto

En Twitter

Este módulo se actualiza automáticamente

Últimos tuits

Vínculos más compartidos

    Más activo

      Actualizando los tuits

      Disculpe. Estamos experimentando algunos problemas técnicos para mostrar los tuits.

      BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

      Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.