Aplican "gran tirado simultáneo" de cadena del inodoro para contrarrestar sequía

  • 26 septiembre 2012
Inodoro
Bulawayo tiene muchos inodoros y poca agua.

Es una convocatoria a un ejercicio de civismo como pocas. Los lunes y los jueves, a las 7.30 pm hora local, más de un millón de habitantes de Bulawayo, la segunda ciudad más grande de Zimbabwe, están llamados a bajar la cadena de sus inodoros simultáneamente.

Se trata de un esfuerzo mancomunado para contrarrestar los efectos de una intensa sequía sobre la integridad de las viejas cañerías de la localidad.

El primer "gran tirado de cadena" tuvo lugar el sábado pasado.

"Se informa al público en general que es necesario programar un ejercicio de tirado de cadena del sistema de reticulado en todas las áreas que no utilizan pozos sépticos", dijo Nesisa Mpofu, portavoz oficial, poco antes del evento.

"Se invita y se espera que todos los residentes de Bulawayo participen en el ejercicio. Se pide a cada hogar que tire de la cadena del excusado sistemáticamente a las 7.30pm", añadió.

El objetivo era evitar que las tuberías por las que se dispone de las aguas residuales resultaran afectadas, o incluso estallaran, por efecto de la circulación de desperdicios sin la lubricación que provee el agua, según le explicó a la BBC el alcalde de Bulawayo, Thaba Moyo.

El resultado fue mixto: mientras algunos lo consideraron un éxito, otros lo calificaron de "burla". Pero en lo que a las autoridades concierne, valió la pena: ahora hay un horario para el "bajado (cívico) de la palanca", como también se le dice.

Y decimos horario "cívico" porque, según aclararon, no es excluyente. Los usuarios están de hecho autorizados a tirar de la cadena en otras ocasiones. "¿Qué clase de país seríamos si permitiéramos que los inodoros permanecieran estancados por días?", declaró Mpofu.

Problema de mucho y poco

Según el corresponsal de la BBC en Bulawayo, Thabo Kunene, a diferencia de lo que ocurre en muchas ciudades africanas, un número significativo de residentes cuenta con servicios sanitarios en esa localidad. Que algunos califican de caducos e ineficientes, pero servicios sanitarios al fin.

Por contraste, al igual que en muchas otras ciudades de ese continente, en Bulawayo la sequía está siendo inclemente con los asentamientos humanos, tanto urbanos como rurales.

Como consecuencia, el suministro del vital líquido ya le está siendo racionado a los habitantes de la ciudad, que sólo lo reciben durante 72 horas a la semana.

Esto representó un desafío adicional para el éxito del "gran tirado de cadena", como se le llama oficialmente. Según algunos medios de comunicación, varios residentes se quejaron de no haber dispuesto de agua para participar.

Según nuestro corresponal, algunos tuvieron que echar mano de las tradicionales cubetas.

"Nuestros líderes son unos payasos", señaló Petros Ncube, residente de Bulawayo. "Lo que deberían estar haciendo es buscar dinero de donantes para construir nuevos drenajes", añadió.

Pero otros apreciaron la iniciativa.

"Me aseguré de que mi esposa e hijos tiraran de la cadena a las 19:30 para evitar que nuestro inodoro se bloqueara. Hasta ahora, ha sido un éxito en nuestro vecindario", dijo el activista de derechos humanos Dumisani Mpfou.