Pueblo chileno de 149 habitantes que lucha por no desaparecer

  • 21 septiembre 2012
Río Verde
Río Verde tiene apenas 149 habitantes. (Fotos: Archivo de José Llancabur)

En el municipio más pequeño de Chile, Río Verde, en la región de la Patagonia, tiene 149 habitantes, menos que los que viven en la base chilena en la Antártica, y apuesta por un proyecto minero para evitar desaparecer del mapa.

Río Verde tiene más casas que habitantes, según datos preliminares del censo de 2012, confirmados a la BBC por el secretario del ayuntamiento local, José Llancabur, de 46 años.

"Nuestra población también es inferior a los cerca de 2.000 turistas que vienen aquí anualmente, de acuerdo con los datos oficiales", aseguró Llancabur.

Entre los habitantes, que tienen un promedio de 50 años, hay dos equipos de "baby fútbol" (similar al fútbol de salón) y un bebé de dos meses, el más reciente de la ciudad, donde hacía más de un año que no había un recién nacido.

Según el concejal Dinah Macleay, hace 15 años la escuela secundaria local tenía un régimen de internado y cerca de 60 estudiantes.

"Ahora hay dos o tres (alumnos) y la población está envejeciendo", dijo en una entrevista con el diario El Pingüino, de Punta Arenas.

Censo

Río Verde está a unos 80 kilómetros de Punta Arenas, capital de Magallanes, una de las 15 regiones del país que tiene unos 17 millones de habitantes.

Dominado por haciendas, Río Verde no tiene supermercados ni hospitales y sus residentes viajan a menudo a Punta Arenas, unos 120 km al noroeste, donde hacen sus compras y chequeos médicos regulares.

La economía local se basa en la lana de las ovejas y el ganado.

En el censo anterior, hace diez años, Río Verde registró 358 habitantes, más que el doble de la población actual.

Según los especialistas, el resultado se dio por cambios en la metodología del estudio que dejó de considerar como habitante a quien está allí por pocas horas trabajando.

"Este número de 149 habitantes es más real que el anterior", aseguró el secretario municipal.

Apuesta

Río Verde
Algunos creen que la población del lugar podría llegar a 500.

Sin embargo, según Llancabur, la expectativa es que la población aumente con un proyecto de exploración de carbón y con la posible llegada del sector empresarial del salmón.

"La población de Río Verde debería llegar a 500 habitantes con la llegada del proyecto de minería de carbón", asegura el diario El Mercurio, de Santiago.

Pero los dos proyectos generan polémica, como contó Llancabur, ya que se teme por la contaminación de las reservas naturales de Río Verde, bañadas por el Océano Pacífico.

Río Verde tiene menos habitantes que la base chilena en la Antártica, donde viven 115 chilenos.

El fenómeno demográfico ocurre en otras ciudades del país. De los 346 municipios, diez, incluyendo Río Verde, tiene menos de 250 pobladores. Torres del Paine, por ejemplo, tiene 179, y Laguna Blanca, 220.

Dilema

Estas localidades, con fuerte potencial turístico, por lo general viven con el dilema de atraer o no inversiones que pueden aumentar sus poblaciones, pero que dejan dudas sobre su impacto ambiental.

Para el presidente regional del opositor Partido Demócrata Cristiano, Juan Francisco Miranda Soto, sólo la inversión pública en infraestructura podría atraer al sector privado y propiciar el aumento de la población productiva en estas ciudades desiertas.

"Es un largo proceso que debe durar más de 20 años", le dijo Miranda Soto a BBC Brasil.

Para él, la inversión de la Minera Invierno, en Isla Riesco, Río Verde, no causará el aumento previsto de la población.

"Se están construyendo campamentos para los trabajadores y no las infraestructuras para que puedan estar con sus familias. Con ella, podría surgir poco a poco, el comercio y los servicios", dijo.

La alcaldesa de Río Verde, Tatiana Vásquez, aseguró que "hay espacio para todos (en la ciudad)" y que la producción de carbón provocará "grandes beneficios económicos y sociales" para la comunidad.

Chile cuenta con volcanes, ríos y lagos y una serie de otros proyectos defendidos por el gobierno y criticado por los ambientalistas que generaron polémica en los últimos meses.