BBC navigation

¿Es posible estar embarazada y no saberlo?

Última actualización: Jueves, 20 de septiembre de 2012

Una soldado británica dio a luz mientras estaba en servicio en Afganistán y dijo no haberse dado cuenta de su embarazo. Los casos son raros y según los expertos principalmente ocurren por una autonegación.

Embarazo

La soldado dio a luz en Afganistán sin saber que estaba embarazada.

La mujer que no ha sido identificada, una soldado de artillería, dijo que se dio cuenta de su estado y de que iba a dar a luz cuando sintió fuertes dolores estomacales.

Tal como informó el Ministerio de Defensa británico, el bebé varón y la madre está bien.

Más allá de que los reglamentos prohíben que las mujeres embarazadas lleven a cabo su servicio militar en zonas de combate, el caso ha causado extenso debate porque muchos se preguntan cómo es posible no darse cuenta de un embarazo.

Aunque no hay cifras exactas sobre su incidencia, se cree que los llamados "embarazos negados", "ocultados" o "crípticos", son raros.

Autonegación

Tal como dijo a la BBC la doctora Anna David, experta en obstetricia de la Universidad de Londres, un estudio en Gales de once años encontró que uno de cada 2.500 embarazos son ocultados.

"Quizás no son tan poco comunes como pensamos. Y creo que no tienden a ocurrir en un grupo particular de mujeres".

Lo que se sabe, dice la experta, es que suelen verse entre las mujeres más jóvenes.

"Puede haber todo tipo de razones por las que alguien no se dé cuenta, no quiera darse cuenta o no quiera hacer notar su condición".

"Puede ser que la mujer está en una situación en la que las implicaciones para su vida serían muy grandes y por lo tanto no quiere admitir el embarazo ni a sí misma ni a sus padres, asi que niega la posibilidad de que éste exista"

Prof. Patrick O'Brien

"Podría ser que la mujer está preocupada por una reacción negativa de su familia y esto provoque que no se de cuenta del embarazo o no note los síntomas que está teniendo" agrega la experta.

Los síntomas más obvios del embarazo son la suspensión de la menstruación, la náusea matutina en las primeras etapas y después el aumento de peso y la expansión del abdomen.

A las 20 semanas muchas mujeres también comienzan a sentir el movimiento del feto.

El embarazo, sin embargo, presenta síntomas distintos en cada mujer.

"Hay mujeres que tienen menstruaciones muy irregulares y no tienen náusea, así que estos signos pueden no estar presentes" dice el doctor Patrick O'Brien, portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos (RCOG) del Reino Unido.

"Las mujeres que tienen sobrepeso pueden no notar el aumento de la protuberancia abdominal y pueden no sentir el movimiento del bebé".

"A veces todas estas cosas coinciden y la mujer no está consciente de su estado" dice el experto.

En otras ocasiones puede ocurrir un sangrado leve durante el embarazo, algo frecuente en los tres primeros meses, que se confunde con una menstruación.

También puede darse el caso de que el feto es pequeño y detectarlo es difícil, incluso en mujeres de peso normal.

Adolescentes

Pero lo más común, dice el profesor O'Brien, es que estos casos se den en adolescentes o mujeres muy jóvenes que están en una negativa sobre su situación.

"Puede ser que la mujer está en una situación en la que las implicaciones para su vida serían muy grandes y por lo tanto no quiere admitir el embarazo ni a sí misma ni a sus padres, asi que niega la posibilidad de que éste exista".

Pero en general es muy raro que una mujer llegue a las últimas etapas de gestación sin saber que está embaraza, afirma el experto.

No darse cuenta o no querer admitir que se está embaraza puede tener consecuencias tanto para una mujer como su bebé.

Entre ellas se cuentan, la falta de cuidado y atención prenatal, la fata de pruebas regulares para controlar la presión arterial y la anemia y los escáneres que miden el crecimiento normal del feto.

Aún así, como en el caso de la soldado británica, el embarazo puede avanzar sin complicaciones -y sin que nadie lo note- y el bebé puede nacer en perfecto estado de salud.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.