Chávez, Capriles y las llaves de Miraflores

  • 20 septiembre 2012

El próximo 7 de octubre los venezolanos eligen entre dos modelos nítidamente diferenciados de país, la propuesta de socialismo bolivariano de Hugo Chávez, que busca su tercera relección, y la alternativa opositora de Henrique Capriles.

BBC Mundo le cuenta quiénes son.

Siga la campaña en Twitter con nuestro corresponsal @bbc_zamorano

El segundo de los seis hijos que tuvieron Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías, el teniente coronel retirado Hugo Chávez es una de las figuras claves de la historia política reciente y uno de los políticos más conocidos de América Latina.

Divorciado en dos ocasiones, desde entonces no ha hecho pública ninguna relación de pareja. A veces aparece en público con alguna de sus hijas, Rosa Virginia, María Gabriela y Rosinés, nunca con su hijo Hugo.

Después de haber sido operado en tres oportunidades de un cáncer del que se desconocen los detalles, el impulsor de la llamada revolución bolivariana busca su tercera relección para alcanzar los 20 años en el poder.

Culto, carismático y elocuente, para sus seguidores, o "un encantador de serpientes" para quienes más fervientemente desean su derrota, Chávez es conocido por sus largos discursos llenos de una retórica incendiaria, toques de humor y canciones.

Probablemente los dos hitos más importantes de su carrera política fueron los intentos de golpes de Estado que vivió Venezuela en los últimos 20 años.

El primero el de su autoría cuando era un joven comandante paracaidista y que resultó frustrado en 1992. Ese momento lo llevó a la cárcel pero también lo lanzó al estrellato pues se le permitió comparecer en televisión para pedir a sus compañeros que depusieran sus armas.

En esa alocución dijo asumir la responsabilidad de lo sucedido, algo poco o nada usual entre los políticos de su país, y respecto a su falta de éxito deslizó un “por ahora”. Seis años después ganó las elecciones.

El otro hito fue el golpe que sufrió en 2002, cuando fue sacado del poder durante 48 horas y repuesto tras la movilización popular y de sectores militares. Desde entonces, su discurso se volvió menos conciliador.

Su última gran batalla, el cáncer que recibe tratamiento de secreto de Estado y sobre el que circulan todo tipo de rumores.

Lea también: Venezuela, el menos desigual y casi el más violento

Abogado y descendiente de una familia adinerada, se define como un político progresista y admirador de la obra de Lula en Brasil, busca derrotar a Hugo Chávez como la alternativa del conjunto de la oposición, después de las primarias celebradas en febrero.

El aspirante opositor es el segundo de los tres hijos de Henrique Capriles García y Mónica Cristina Radonski Bochenek. Soltero y sin hijos, en sus actos de campaña bromean con las pasiones que levanta entre las mujeres y con que para algunas sea el hombre sin pareja más codiciado de Venezuela.

Pese a su juventud, cuenta ya con una dilatada trayectoria política, pues está en el primer plano de la actividad pública desde 1999, cuando fue elegido diputado con 25 años de edad.

En esa gestión se convirtió en el más joven presidente de la Cámara de Diputados y vicepresidente del conjunto del Parlamento, que entonces era bicameral.

Entre 2000 y 2008, se desempeñó como alcalde en el municipio Baruta, desde donde accedió a la gobernación del estado Miranda, cargo que dejó para concurrir a las elecciones presidenciales.

Además de la precocidad, su trayectoria política aparece marcada por los eventos del intento de golpe de Estado de 2002 y por lo que sucedió en la embajada de Cuba en Caracas, acerca de lo que existen versiones encontradas.

Capriles fue captado por unas cámaras de seguridad accediendo a la embajada en medio de una airada protesta antichavista. Según su versión, fue autorizado a entrar para hablar con los diplomáticos cubanos de cara a ayudar a tranquilizar los ánimos.

La versión que posteriormente hicieron pública los cubanos y que abrazó el oficialismo fue que irrumpió para comprobar que no estaban refugiados altos funcionarios del Ejecutivo, que se encontraban en paradero desconocido por estar en marcha el golpe. Capriles terminó pasando unos meses privado de libertad hasta que fue absuelto.

Lea también: Los otros candidatos