BBC navigation

Los beneficios del "método canguro" para bebés prematuros

Última actualización: Martes, 18 de septiembre de 2012

Cada año unos 20 millones de niños nacen con un peso más bajo del normal, ya sea debido a un parto prematuro o a problemas durante la gestación y el embarazo.

Madre con bebé prematuro (Fundación Canguro)

El método que requiere el contacto continuo piel a piel reduce la mortalidad de bebés prematuros.

Entre estos, unos 500.000 bebés mueren cada año, principalmente en los países de bajos ingresos, y para muchos otros bebés, haber nacido de forma prematura significará un alto riesgo de sufrir complicaciones y problemas crónicos físicos y mentales más tarde en la vida.

En muchos países, el cuidado tradicional de los bebés prematuros involucra atenderlos en una sala especial de cuidados intensivos en donde quedan aislados y protegidos en incubadoras o cunas especiales.

Pero cada vez más estudios demuestran que este aislamiento podría no ser la opción más beneficiosa para estos bebés.

A principios de la década de los años 80, el doctor Edgar Rey Sanabria, profesor de neonatología y pediatría del Instituto Materno Infantil en Bogotá, alarmado por la alta tasa de mortalidad de bebés prematuros en su hospital, decidió introducir un nuevo método para enfrentar la falta de incubadoras y de atención especializada para estos bebés.

El experto sugirió que las madres tuvieran un contacto continuo de piel a piel con sus bebés prematuros o de bajo peso para mantenerlos calientes y amamantarlos cuando fuera necesario.

Si un bebé necesitaba oxígeno, se le administraba con una mascarilla mientras dormía sobre el pecho de su madre.

"El doctor Rey Sanabria ideó el método que llamaría método madre canguro (MMC)", le dice a BBC Mundo la pediatra Natalie Charpak, directora de la Fundación Canguro, en Colombia.

"Uno de los riesgos del bebé prematuro es que no ha logrado desarrollar un sistema de regulación términa".

"El pediatra mostró que con ese contacto permanente de piel a piel se podía obtener un control de temperatura tan bueno como el de la incubadora".

El método mostró que no sólo lograba reducir la mortalidad, sino que también los bebés podían prosperar de forma drástica.

Con el tiempo, explica la doctora Charpak, el método se fue extendiendo a otros hospitales y se conoció en otros países, pero no fue ampliamente recibido por la comunidad médica y pediátrica.

"El doctor Rey publicó sus observaciones empíricas. Pero hizo falta evaluar los resultados a largo plazo, lo que había pasado con los niños que no necesitaban regresar a consulta al hospital, cómo estaba su salud, etcétera".

"Y eso generó un rechazo de la comunidad médica tanto en Colombia como en el extranjero", dice la pediatra.

Contacto continuo

Fue en las últimas dos décadas cuando finalmente se logró revaluar el beneficio de esta estrategia para neonatos prematuros y los estudios han mostrado que el método no sólo reduce la mortalidad de estos bebés sino también las complicaciones de salud, tanto físicas como mentales, asociadas al bajo peso al nacer.

"En 1986 creamos la Fundación Canguro para evaluar los resultados a largo plazo del método madre canguro. Y en los últimos 15 años hemos recibido unos 60 equipos de 30 países del mundo. Y en América Latina el método se ha extendido rápidamente en las maternidades de clínicas y hospitales", afirma Natalie Charpak.

"Contamos con una guía basada en la evidencia que indica que el MMC ofrece una regulación térmica estable tan buena como la incubadora, que la madre puede producir más leche al estar en contacto permanente con el bebé, que hay un 'empoderamiento' de los padres en las salas de maternidad"

Dra. Natalie Charpak

"Hay países como Brasil, donde el método canguro es ya una ley de salud pública".

Hoy, el método canguro ha demostrado que no sólo es una alternativa para los países de bajos recursos donde faltan incubadoras o salas de atención neonatal, sino también es una estrategia con múltiples ventajas para el recién nacido, tanto prematuros como los nacidos a término, a corto y largo plazo.

Un estudio publicado en International Journal of Epidemiology en 2010, que revisó 15 estudios previos sobre mortalidad y morbilidad del método madre canguro en países de bajos y medianos ingresos, concluyó que el "MMC sustancialmente reduce la mortalidad neonatal entre bebés nacidos antes término en hospitales".

"Y este es altamente efectivo para reducir la morbilidad severa, particularmente debida a infección".

Tal como expresa la doctora Charpak, "ahora contamos con una guía basada en la evidencia que indica que el MMC ofrece una regulación térmica estable tan buena como la incubadora, que la madre puede producir más leche al estar en contacto permanente con el bebé, que hay un 'empoderamiento' de los padres en las salas de maternidad".

"También sabemos que el bebé puede aumentar de peso más rápidamente, que presenta menos infecciones y por lo tanto puede salir del hospital más pronto".

"Con el MMC se puede ahorrar en promedio unos 10 días de estancia hospitalaria. Y esto tiene un alto valor en todos los sitios, no sólo en los países en desarrollo", dice la pediatra.

La doctora Charpak está actualmente coordinando un estudio sobre el impacto físico y mental a largo plazo del MMC y se espera que los resultados sean publicados en octubre.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.