BBC navigation

¿Por qué hay tan pocas productoras musicales mujeres?

Última actualización: Sábado, 15 de septiembre de 2012
Estudio

El 95% de los productores musicales son hombres.

En los últimos años, la industria musical parece haber estado dominada por mujeres, desde Adele hasta Lagy Gaga, pasando por Rihanna y Shakira.

Sin embargo, esta prominencia no se refleja del otro lado del estudio de grabación.

Mientras que George Martin o Pharrell William son productores reconocidos, sólo tres mujeres, por dar un ejemplo, fueron nominadas en la categoría Mejor Productor en los Brits o los Grammy.

Ninguna de ellas, tampoco, obtuvo un premio.

La artista estadounidense de origen ruso Regina Spektor admitió a la BBC -cuando promocionaba su álbum Far en 2009- que nunca ni siquiera "había visto los nombres" de las mujeres productoras en la lista de su sello discográfico.

"No se me ocurrió buscar a una", dijo.

Y si lo hizo después tampoco la encontró, ya que en su último disco, "What We Saw From The Cheap Seats" -que salió este año-, la única que figura cómo productora en la tapa es ella.

"Es triste", comenta Steve Levine, director del Gremio de Productores de Música de Reino Unido. "Trabajé una sola vez con una ingeniera de sonido mujer".

Apasionada desde niña

Trina Shoemaker

Trina Shoemaker ganó un Grammy por su trabajo en el álbum Globe Sessions de Sheryl Crow.

Pero sí existen. Trina Shoemaker es una de ellas.

"El interés se me despertó cuando era una niña", recuerda. "Escuchaba los discos y estudiaba las tapas".

"Pero no me importaban los músicos, sino cómo estaba hecho el disco. ¿Por qué se escuchaba de esa manera por los altavoces?", cuenta Shoemaker.

A los 18 años se fue de su casa directamente a Los Ángeles. Allí trabajó como recepcionista en una disquera y limpiando en un estudio de grabación, hasta que consiguió empleo operando un magnetófono en Nueva Orleans.

"Mi familia no sabía qué estaba haciendo. Pensaban que arreglaba estéreos".

Eventualmente, Shoemaker hizo una pasantía con Daniel Lanois, quien ayudó a darle forma al sonido de U2 y Brian Eno y, en 1998, se convirtió en la primera mujer en ganar un Grammy como ingeniera de sonido.

Cuestión de actitud

"Si son un grupo de hombres, son jóvenes, graciosos y hacen chistes un poco pasados, tienes que ser una mujer que no se horrorice con ese tipo de cosas y que pueda, de hecho, aplastarlos con unas pocas palabras"

Susan Rogers, productora

En la actualidad, Shoemaker trabaja sin cesar como productora. ¿Pero por qué su historia es una excepción?

"Es un profesión renegada, prohibida", explica Susan Rogers, quien fuera en una ocasión ingeniera de sonido de Prince y que ahora da clases en el Berklee College of Music, en Boston, EE.UU.

Las mujeres que quieren entrar a este campo se enfrentan "a un club de hombres o a una mentalidad de gremio", dice Rogers.

"Tienes que ser muy arrogante, si no, no tendrás éxito", añade.

Incluso las que tienen éxito deben enfrentar numerosos desafíos.

"Un productor tiene que adoptar una personalidad que se adecue a la banda", explica.

"Si son un grupo de hombres, son jóvenes, graciosos y hacen chistes un poco pasados, tienes que ser una mujer que no se horrorice con ese tipo de cosas y que pueda, de hecho, aplastarlos con unas pocas palabras".

El sexismo puede ser un factor, pero Rogers cree que el problema es más básico.

"El problema, en el fondo, es que las mujeres no están interesadas".

"Ahora estoy enseñado ingeniería y producción, y también doy clases de psicoacústica y procesos cognitivos en el ámbito de la música. En las materias de psicología tengo estudiantes de ambos sexos por igual. Pero en producción e ingeniería, un estudiante de cada diez es mujer".

Toque femenino

BBC

La BBC comenzó a entrenar a técnicas de sonido en 1941.

La falta de mujeres parece estar restringida al rock. En teatro, en Hollywood y en radio hay decenas de productoras e ingenieras de sonido que son mujeres.

Por citar un ejemplo, el 25% de los ingenieros de sonido en la BBC son de sexo femenino.

"No hay barreras sociales para que una mujer no pueda convertirse en productora discográfica", cree Rogers.

"El obstáculo más difícil de superar es el biológico. Un hombre puede, técnicamente hablando, reproducirse en su tiempo de descanso en la oficina. No le lleva un tiempo tan largo, y tampoco, desde el punto de vista biológico, tiene un impacto tan fuerte. En el caso de una mujer, sucede exactamente lo contrario".

"Las mujeres que se dedican a esto lo hacen muy bien hasta que llegan a los 28, 29. Pero luego dicen 'bueno, es hora de formar una familia'. Yo les digo a mis estudiantes mujeres que lo van a logar. Me pasó a mí y decidí no tener hijos y no casarme".

Steve Levine espera que más mujeres se atrevan a convertirse en productoras musicales. En su opinión, las productoras puedan aportar una nueva dimensión a la música grabada en estudio.

"Son mucho más sensibles a las sutilezas para equilibrar los sonidos".

Y, en opinión de Shoemaker, la situación está mejorando.

"Las mujeres están empezando a entrar en esta profesión. Quizá deban pasar 20 años hasta que las reconozcan plenamente. Mira sino lo que pasó con los médicos, ahora están a la par".

"Espero que para cuando me retire, la situación sea más pareja".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.