El arqueólogo que se ríe de la historia chilena

  • 14 septiembre 2012
"Chile Arqueológico"
Chile Arqueológico” trata diez de los hallazgos arqueológicos más importantes del país.

Enseñar a los niños sobre historia no es fácil pero el arqueólogo chileno Rodrigo Riveros Strange encontró una fórmula original: relatar el pasado en formato de cómic.

Hace pocas semanas presentó el libro "Chile Arqueológico", en el que cuenta, en forma de historieta, los diez de los hallazgos arqueológicos más importantes del país.

"La idea es que el lector, que sea un niño de 10 en adelante, tome el libro y no vea un producto de carácter educativo, porque eso espanta a los niños", contó a BBC Mundo.

Para Riveros Strange la clave del éxito del cómic está en su humor: "el niño se engancha en el relato y se ríe, y sin darse cuenta adquiere nuevos conocimientos", confió.

Un ejemplo de esto, según el experto, son las historietas de aventura como "Astérix y Obélix", que enseñan a través del entretenimiento y educan de forma no evidente.

Pero para el autor e ilustrador esta característica no es la única ventaja que ofrece este género.

"También elegí el formato por su economía de lenguaje ya que puedes exponer muchos datos o procesos de investigación en poco espacio sin utilizar tanto texto", señaló.

Grandes hallazgos

"Chile Arqueológico"
Para el autor, la clave del éxito del cómic está en su humor.

El libro de Riveros Strange permite descubrir una cara de Chile que pocos conocen.

El primer hallazgo al que se refiere es el asentamiento de Monte Verde, en Puerto Montt, reconocido como uno de los sitios habitados más antiguos del continente americano.

El asentamiento data de hace 12.000 años pero apenas fue hallado en 1977. Y ese hallazgo cambió el paradigma de lo que se sabía sobre el proceso de población de América.

"Este descubrimiento puso fin a la idea de que el continente americano había sido poblado más tardíamente que otros continentes", explicó el arqueólogo.

El hallazgo de Monte Verde también reveló que los antiguos pobladores chilenos no sólo eran cazadores, sino que también hacían uso de los recursos marinos y poseían tecnologías elaboradas.

Momias e Incas

Otro dato que sorprende del libro tiene que ver con las momias. A pesar de que se las suele asociar con el antiguo Egipto, el cómic enseña que la primera cultura a nivel mundial en momificar a sus muertos de forma artificial fue la de los Chinchorros, en 5800 a.C.

Riveros Strange ilustra el descubrimiento, en 1983, de un cementerio Chinchorro donde yacían cuerpos de niños, hombres y mujeres. “Es casi una radiografía de cómo vivía esta población” afirmó a BBC Mundo.

El libro también aporta datos poco conocidos sobre el Imperio incaico, ya que revela que alguna vez se extendió hasta la actual capital chilena, Santiago.

En el texto, el arqueólogo habla sobre las ruinas del Pucará de Turi, cerca de la norteña ciudad de Calama.

"El Inca llega hasta ese lugar donde había construcciones previas de la cultura que se encontraba allí pero bota todo y lo refunda a su imagen y semejanza. Es un acto de violencia simbólica muy potente pero que a la larga permite la dominación", señaló.

Debajo del Mercurio

"Chile Arqueológico"
El libro de Riveros Strange permite descubrir una cara de Chile que pocos conocen.

Para mostrar que no todos los hallazgos arqueológicos se descubren en lugares remotos, Riveros Strange optó por incluir la excavación que se realizó en lo que hoy es el edificio del diario El Mercurio, en pleno centro de la capital chilena.

Allí se encontró un cementerio de la cultura Llolleo, que habitó en las regiones metropolitana, quinta y sexta entre los años 900 a 250 a.C.

"El sitio es bastante interesante porque habla de las tribus que ocuparon Santiago antes de la conquista española. A partir de las 36 tumbas encontradas se puede obtener información de cómo se organizaban socialmente", contó.

Casi al final del libro, el autor incluyó un hallazgo original: el descubrimiento de la Fragata Wager, hundida en 1741 y encontrada gracias a una ciencia poco conocida: la arqueología subacuática.

"Muchas veces se asume o se cree que no se hace ese tipo de investigaciones, más aún en Chile, pero aquí muestro que sí se está haciendo y es investigación de alto nivel", aseguró.