BBC navigation

Nueva terapia para volver a oler

Última actualización: Lunes, 3 de septiembre de 2012

En estudios con ratones, científicos de una universidad estadounidense lograron por primera vez restaurar el sentido del olfato con una terapia que podría beneficiar a la gente que nace con anosmia congénita, la incapacidad de detectar olores.

Mujer oliendo flores

El trastorno, llamado anosmia congénita, causa la incapacidad permanente de detectar olores.

El tratamiento fue probado con ratones que nacieron con la enfermedad genética, la cual afecta las vellosidades microscópicas del organismo -los llamados cilios- que se encargan de detectar los compuestos químicos en el aire.

El hallazgo, afirman los investigadores en la revista Nature Medicine, podría conducir a tratamientos para todas las enfermedades causadas por problemas en los cilios, que en los humanos pueden conducir a ceguera, sordera y enfermedad renal.

Los cilios son estructuras similares a vellosidades que se encuentran dentro de muchos tipos de células.

Cuando su función se deteriora se producen las llamadas ciliopatías, que son enfermedades que muchas veces son mortales o que provocan incapacidad grave.

Una de éstas es la anosmia congénita, que provoca la inhabilidad permanente para oler.

La nueva investigación, dirigida por científicos de la Universidad de Michigan, investigó a ratones nacidos con una mutación en el gen Ift88 la cual significaba que los animales tenían problemas para producir cilios y no podían detectar olores.

Los científicos crearon un virus capaz de infectar a las células con una versión funcional del gen Ift88.

El virus fue inyectado en la nariz de los ratones durante tres días consecutivos y esto logró restaurar los cilios y el sentido del olfato de los animales.

Contra ciliopatías

"El uso de terapia genética en un modelo de ratones con disfunción de los cilios nos permitió rescatar y restaurar la función olfatoria, el sentido del olfato" explica el doctor Jeffrey Martens, profesor de farmacología de la Universidad de Michigan y principal autor del estudio.

"Esencialmente, entrenamos a las neuronas que se encargan de transmitir el sentido del olfato para que volvieran a producir los cilios que habían perdido" agrega.

"Estos resultados pueden conducir a una de las primeras opciones terapéuticas para tratar a la gente con anosmia congénita"

Dr. James Battey

El investigador subraya que todavía hará falta llevar a cabo muchas más investigaciones para poder contar con un tratamiento para humanos.

Pero se espera eventualmente poder contar con una terapia para la gente que ha perdido el sentido del olfato debido a este trastorno genético.

Además, dicen los científicos, el estudio ofrece información valiosa sobre la anosmia a nivel celular.

El profesor Philip Beales de la Universidad de Londres, quien participó en el estudio, explica a la BBC que éste "es una prueba de concepto que ha demostrado que podemos restaurar la función del gen en esas células, producir las proteínas adecuadas, producir cilios y hacer que funcionen como se espera".

En este estudio los ratones lograron posteriormente usar el olfato para detectar alimentos.

Pero los científicos esperan poder usar un enfoque similar que pueda ser utilizado para corregir los síntomas de estos trastornos.

Opciones

Según el doctor James Battey, director del Instituto Nacional para Sordera y Otros Trastornos de Comunicación de Estados Unidos, que financió parcialmente el estudio, "estos resultados pueden conducir a una de las primeras opciones terapéuticas para tratar a la gente con anosmia congénita".

"También se espera que el hallazgo conduzca a nuevos enfoques terapéuticos para tratar enfermedades que involucrar la disfunción de los cilios en otros sistemas orgánicos, muchos de los cuales pueden ser fatales si no se les trata" agrega.

La anosmia no sólo es causada por una mutación genética.

Mucha gente pierde la capacidad de oler debido a la edad avanzada, una lesión en la cabeza o problemas de sinusitis crónica.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.