BBC navigation

El país que venció al apartheid sigue aplicando algunas de sus reglas

Última actualización: Viernes, 31 de agosto de 2012
Mineros en Sudáfrica

Seis de los 270 mineros arrestados permanecen hospitalizados.

En Sudáfrica, los fiscales estatales acusaron a los 270 mineros arrestados en la mina de platino de Marikana del asesinato de 34 de sus colegas que fueron muertos a balazos por la policía el 16 de agosto pasado.

Según un funcionario, los 270 trabajadores serán acusados bajo la "doctrina del propósito común", una polémica doctrina aplicada bajo el anterior régimen del apartheid, porque eran parte de la multitud que se enfrentó a la policía en agosto pasado.

Un portavoz de la Autoridad Fiscal Nacional, Frank Lesenyego, dijo a la BBC que la norma del propósito común se aplica "cuando hay sospechosos con armas y se enfrentan a la policía y hay un tiroteo y se presentan fatalidades".

Dicha doctrina establece que los detenidos pueden ser acusados de asesinato, sin importar quién efectuó los disparos.

Como quedó registrado por la televisión en vivo, fueron policías los que dispararon contra los mineros, que llevaban días protestando violentamente por aumentos de sueldo y el reconocimiento de un nuevo sindicato.

Dos policías, dos guardias de seguridad y otras seis personas, perdieron la vida antes de ese fatal enfrentamiento.

"Propósito común"

La decisión de las autoridades es políticamente polémica, dice Farouk Chothia, analista de asuntos sudafricanos de la BBC.

Por su parte, Julius Malema, exdirigente de la Liga de la Juventud del Congreso Nacional Africano (CNA) la calificó de una "locura".

Protesta de mineros

La huelga ha interrumpido la producción en la mina durante tres semanas.

"Los policías que mataron a esas personas no están bajo custodia, ni siquiera uno de ellos", expresó Malema, quien fue expulsado este año del CNA por desacuerdos con el presidente Jacob Zuma.

"Todo el mundo vio a los policías matar a esa gente", precisó Malema, agregando que pedirá a los abogados de la defensa que presenten urgentemente el caso ante el alto tribunal.

Al formular la acusación, los fiscales emplearon la doctrina del "propósito común", un sorprendente rezago del régimen del apartheid o segregación racial, explica Chothia.

El entonces gobierno de minoría blanca que tenía sometida a la gran mayoría negra del país usaba esta doctrina contra los activistas negros que luchaban por la democracia e igualdad racial, comenzando por quien fue el preso político más famoso de Sudáfrica y su primer presidente negro, Nelson Mandela.

En esa época, el CNA, que pasó de ser un movimiento insurgente al partido hoy en día en el poder, se oponía enérgicamente a esta doctrina.

Ahora, puntualiza Chothia, los críticos del CNA lo acusarán de comportarse exactamente como lo hacía el régimen del apartheid, al convertir a las víctimas en los perpetradores.

El gobierno ya ha sido muy criticado por el tiroteo, llamado la "matanza de Marikana" y comparado con las atrocidades de aquella era que se creía en el pasado.

De hecho, esta ha sido la acción policial más mortífera desde que Sudáfrica se convirtió en una democracia, en 1994.

El abogado sudafricano Jay Surju dijo a la BBC calificó la doctrina del propósito común de "obsoleta e infame" y agregó que "fue desacreditada durante el apartheid".

El incidente más conocido en el que se aplicó esa doctrina fue en 1989, durante el caso de los "14 de Upington", quienes fueron sentenciados a muerte por el asesinato de un policía en 1985, aunque el juez reconoció que no lo mataron.

Los activistas antiapartheid en todo el mundo protestaron contra la decisión, que fue eventualmente revocada en apelación.

Caso separado

Protesta de mineros

La doctrina de propósito común es vista como un rezago de la época del apartheid.

Durante una visita a la mina después de la matanza de Marikana, el presidente Zuma dijo que "sentía su dolor" y prometió que una comisión investigaría el incidente.

Lesenyego señaló que la comisión emitiría un fallo sobre la conducta de la policía. "Es un caso separado", expresó. Pero el proceso podría tardar varios meses.

La policía justificó su reacción con la amenaza de grandes grupos de mineros armados con machetes.

Seis de los acusados permanecen en el hospital a causa de las heridas. Los otros 264 comparecieron ante los magistrados del tribunal en Ga-Rankuwa, cerca de Pretoria.

Se les negó la libertad bajo fianza, mientras que la audiencia fue suspendida hasta dentro de siete días.

Unas 100 personas protestaron frente al tribunal, exigiendo su libertad inmediata.

En cuanto al motivo de las protestas, continúan las conversaciones para resolver la disputa, por la cual la mina permanece cerrada las últimas tres semanas. La mina es propiedad de Lonmin, el tercer productor más grande de platino del mundo, y se ubica en la provincia del Noroeste.

La Autoridad Fiscal Nacional es oficialmente un organismo independiente, pero la mayoría de sudafricanos cree que tiene estrechos vínculos con el CNA, por lo que es probable que esta decisión subraye aún más la condena del gobierno del presidente Zuma, concluye Farouk Chothia.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.