BBC navigation

El huracán Isaac se acerca a Nueva Orleans y revive los fantasmas de Katrina

Última actualización: Miércoles, 29 de agosto de 2012

La llegada de Isaac pone en alerta al sureste de EE.UU.

Justo cuando se cumplen siete años del paso del devastador ciclón Katrina, Isaac causa especial preocupación en la ciudad de Nueva Orleans, ya que se cree que la tormenta podría tocar tierra allí este miércoles convertida ya en huracán.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Miles de personas han huido de la ciudad estadounidense de Nueva Orleans, a medida que el huracán Isaac se aproxima con fuerza.

El nuevo fenómeno meteorológico irremediablemente recuerda la devastación dejada por Katrina hace siete años, y sobre todo a las pérdidas humanas (1.800 muertos) y los cuantiosos daños materiales que dejó con su paso.

Sin embargo, los expertos del Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (CNH) insisten en que no hay que hacer comparaciones aventuradas.

"Su trayectoria no es la misma", le explicó a BBC Mundo el meteorólogo del CNH, Wally Barrant. Y añadió: "No va a tener la misma fuerza que tuvo Katrina cuando llegó".

Una diferencia sustancial, ya que el fenómeno de 2005 azotó a la ciudad convertido en categoría 3 en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson y con vientos de más de 200 km/h.

Estado de emergencia

Aún cuando Isaac no se presente con la fuerza de Katrina, las autoridades han implementado una serie de medidas para minimizar los daños.

El presidente Barack Obama declaró el lunes el estado de emergencia para el estado de Luisiana, mientras que el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, lo había hecho el domingo.

Autos saliendo de Nueva Orleans

Muchos habitantes están abandonando la ciudad, antes de la llegada de la tormenta.

Landrieu sugirió a los residentes que ocuparan el tiempo en la espera del fenómeno meteorológico para abastecerse de lo necesario. Y sobre todo que consideraran sus casas como albergues y pensaran en cómo pasarían el tiempo "sin energía eléctrica o agua".

Por su parte, el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, tampoco escatimó en advertencias y mediante un comunicado alentó la evacuación voluntaria de los residentes de zonas en riesgo.

"Al igual que con cada tormenta, siempre hay que esperar lo mejor y prepararse para lo peor", afirmó Jindal.

Para Adrianna Quintero, la voz latina del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés), este es un primer paso fundamental que podría hacer la diferencia con el pasado.

"Una de mejoras más importantes no es ni siquiera en la construcción -a diferencia de lo sucedido con Katrina, las autoridades ya están imponiendo órdenes de evacuación y de precaución", le dijo Quintero a BBC Mundo.

"En este momento eso es una mejora significativa", explicó.

Una ciudad preparada

OTRAS PRECAUCIONES

Mapa de Isaac

Las autoridades han hecho un llamado a no concentrar la atención sólo en la ciudad de Nueva Orleans.

Advirtieron que algunos de las consecuencias más graves podrían ocurrir en Alabama y Misisipi -con inundaciones de hasta 4 metros- y de casi dos metros en el noreste de Florida.

"Esta no es sólo una tormenta de Nueva Orleans. Es una tormenta de la Costa del Golfo", dijo Craig Fugate, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de EE.UU.

A pesar de que ya se ven enormes filas de autos para salir de la ciudad, las nuevas construcciones en Nueva Orleans han hecho su parte para tranquilizar a la población.

De 2005 a la fecha, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. ha gastado unos US$14.000 millones en la reconstrucción y fortificación de la ciudad que se ubica por debajo del nivel del mar.

El sistema de bombas y diques de 133 millas de largo está siendo reparado y el distrito del Lower 9th Ward (una de las zonas más afectadas por Katrina) cuenta con diques sustancialmente más altos que entonces.

"Hay que darle crédito a la ciudad. La ciudad sí ha mejorado el sistema de control de inundaciones hasta cierto nivel. Lo malo es que no se sabrá si va a proteger adecuadamente hasta que lleguen las tormentas", comentó Quintero.

clic Lea: Inundaciones controladas

Memorias

Tanta desconfianza no es gratuita. La trágica historia del huracán Katrina, uno de los más devastadores de la historia estadounidense, incluye al menos 1.400 muertos en Luisiana y miles de millones de dólares en daños.

"Obviamente todo mundo está muy nervioso sobre la posibilidad de que se vuelva a vivir lo que se vivió con Katrina. Y aunque sí hemos visto que la ciudad ha hecho muchas mejoras a sus sistemas de control de inundaciones, todavía hay muchas preocupaciones", dijo Quintero.

"Las aseguradoras no quieren proteger muchas áreas especialmente donde hay probabilidad de inundación"

Adrianna Quintero, Consejo para la Defensa de Recursos Naturales

Esas preocupaciones se refieren a los puntos aún sin resolver, como seguir haciendo construcciones poco sustentables, cubrir de cemento los pantanos con lo que se impide un correcto desagüe, la desigualdad social y los elevados costos de las aseguradoras para proteger las viviendas en esas zonas.

"Las aseguradoras no quieren proteger muchas áreas especialmente donde hay probabilidad de inundación. Y eso se ha vuelto muy costoso para quienes quieren mantener sus propiedades protegidas", afirmó Quintero.

Independientemente de la fuerza y la trayectoria de Isaac, los meteorólogos coinciden en que la cantidad de agua que acarrea a su paso es uno de las consecuencias más graves que hay que prevenir.

"Obviamente habrá algún daño del viento, pero lo que preocupa mayormente es la cantidad de lluvia que ha dejado caer. Así que hay que prevenir sobre inundaciones", explicó Barrant.

Para los expertos, la solución no está simplemente en evacuaciones o alertas de emergencia, si no en un cambio sustancial de conciencia ambiental.

"Debemos construir con una visión hacia el futuro. Y eso es para todas las ciudades -no sólo Nueva Orleans. Construir de una manera que tenga en cuenta que necesitamos vivir en armonía con el medio ambiente", concluyó Quintero.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.