BBC navigation

La cárcel que albergará a Anders Breivik, el responsable de la matanza en Noruega

Última actualización: Sábado, 25 de agosto de 2012
Celda de Ila

La cárcel no especificó si las fotos que dio a conocer corresponden a las celdas de Breivik.

Se espera que el confeso asesino noruego Anders Behring Breivik permanezca durante años en la cárcel de Ila, cerca de la capital, Oslo. luego de haber sido declarado cuerdo por un tribunal de ese país.

En anticipación al veredicto en su juicio, el alcaide Knut Bjarkeid había anunciado en un comunicado que si fuera necesario, se proveerán instalaciones para el cuidado psiquiátrico.

Breivik ya ha pasado más de un año en Ila, bajo su régimen de seguridad particularmente alto, el más estricto para reclusos en el país.

El preso de 33 años cumplirá una condena máxima de 21 años. Al principio se le mantendrá aislado del contacto casual con otros prisioneros.

Ila ha dado a conocer fotos de sus instalaciones, que dan una idea de la vida que lleva Breivik allí.

Tres celdas

Celda de Ila

En Ila, Breivik ha tenido acceso a una celda equipada con máquinas para ejercicios.

Actualmente tiene tres celdas, en "compensación" por negársele el acceso a actividades disponibles a otros presidiarios, explicó la portavoz de la cárcel, Ellen Bjercke explicó a la prensa.

Cada celda mide 8 metros cuadrados. Una es el dormitorio, otra contiene equipo de gimnasia, y el tercero es un estudio con una computadora laptop empotrada en un escritorio.

La computadora no está conectada a internet, para evitar comunicación con el mundo exterior. "Es como una máquina de escribir actualizada", comentó Bjercke.

Los abogados defensores de Breivik señalaron que su cliente está planeando dar seguimiento al manifiesto que publicó en línea antes de sus ataques, escribiendo libros.

Al igual que otros reclusos, tiene derecho a escribir cartas y a ver televisión.

También tiene acceso a un área reservada afuera "asegurada con muros altos de concreto y alambre de púas".

Cuidado psiquiátrico

Antes de conocerse el fallo judicial del viernes, en donde se establece la cordura de Breivik, la cárcel había dicho que estaba lista para alojarlo si fuera sentenciado a cuidado psiquiátrico obligatorio.

Personal del hospital psiquiátrico Dikemark, a las afueras de Oslo, proporcionaría el tratamiento, mientras que Ila brindaría las instalaciones y la seguridad.

"Nuestra labor es proteger a la comunidad", afirmó el alcaide Bjarkeid.

"Ese también es nuestro trabajo cuando se trata de un paciente sentenciado a cuidado psiquiátrico obligatorio".

La prisión espera contar con un nuevo pabellón para "reclusos que no son capaces de funcionar en la población común del presidio, debido a problemas de salud mental", que estará listo en el otoño del próximo año.

Aislamiento

Celda de Ila

Celdas como esta son normales en Ila.

En su comunicado, la cárcel explicó que, bajo el régimen de seguridad particularmente alta, no se permite a un preso tener contacto con los de otros pabellones.

Sin embargo, podría encontrarse con reclusos de su mismo pabellón si se considerara seguro.

"El régimen de seguridad particularmente alta coloca una pesada carga sobre un reo, especialmente si dura un periodo más largo", notó la prisión.

Por lo tanto, a presos como Breivik se les da mayor contacto con oficiales de la cárcel y más oportunidades de trabajo, educación y otras actividades.

"La idea es aumentar contactos con el personal de la prisión cuya tarea es mantenerlo activo, haciendo ejercicios físicos con él y hablándole", dijo Bjercke. "El aislamiento es tortura"

Se citó a funcionarios de Ila en el sentido de que su ambición es que eventualmente se transfiera a Breivik a una sección con otros reos.

Allí tienen acceso a una escuela que enseña desde los grados de primaria hasta cursos de nivel universitario, una biblioteca, un gimnasio y trabajo en los talleres de la cárcel, que producen bienes como muebles, sombreros y guantes.

"Me gusta ponerlo así: es un ser humano", indicó Bjercke. "Tiene derechos humanos. Esto es acerca de crear un régimen carcelario humano".

Seguridad

Área de recreación en Ila

Esta área de recreación está cubierta de alambre de púas.

La prisión tiene actualmente 12 pabellones y capacidad para alojar a 124 prisioneros, supervisados por 230 empleados, que pueden monitorear a los reclusos a través de cámaras de vigilancia.

Fundada como una cárcel de mujeres, fue usada como campo de concentración durante la ocupación nazi de Noruega.

Hoy en día en una institución solo para varones que "alberga a algunos de los hombres más peligrosos del país", dice su sitio en internet.

El alcaide Bjarkeid no comentó sobre ninguna medida de seguridad especial para garantizar que Breivik no escape.

Pero la última vez que un hombre escapó de Ila fue en 2004, y fue capturado en minutos, afirmó el director de la cárcel.

Mientras tanto, los sobrevivientes de la matanza en la isla de Utoya lidian con la vida después de la muerte de sus compañeros.

Tore Sinding Bekkedal, de 24 años, sobrevivió escondiéndose en un baño y después en un cuarto de almacenaje del campamento del Partido Laborista, donde Breivik mató a 67 personas.

"Es tan ajerno a cualquier concepto que uno tiene, que uno lucha por saber cómo reaccionar; emocional y lógicamente, no hay una respuesta", dijo a la BBC.

Por ahora, sólo les queda la tranquilidad de que Brevik va a estar aislado del mundo.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.