BBC navigation

Población latina crece en universidades de EE.UU.

Última actualización: Miércoles, 22 de agosto de 2012
Latina con diploma escolar

El aumento en las inscripciones universitarias se debe a más graduados de secundaria.

Los hispanos en Estados Unidos son el grupo minoritario que más asiste a las universidades, un hito alcanzado entre 2010 y 2011, según el Centro Hispano Pew, una organización que observa y registra la experiencia de esta comunidad en ese país.

El mismo estudio también señala que los latinos también han incrementado su asistencia a las escuelas primarias y secundarias, así como aumentado el número de graduados de estas instituciones para seguir hacia la educación superior.

Los resultados son importantes por la prioridad que la comunidad hispana impone a la preparación académica como camino hacia la superación y la manera en que se pueden corregir las disparidades económicas y sociales que enfrentan.

No obstante, el propio Centro Pew advierte que las tasas de títulos obtenidos por los hispanos no se refleja en la misma proporción al número de matriculados. La principal organización latina en EE.UU., La Raza, sostiene que aún faltan programas de asistencia y recursos para corregir esa situación.

Hitos

Latinos en EE.UU.

La comunidad latina es la de mayor crecimiento en Estados Unidos.

El Centro Hispano Pew ha seguido los vaivenes de las inscripciones escolares y universitarias de los latinos en Estados Unidos desde 1972. Las cifras obtenidas de la investigación se tomaron entre octubre de 2010 y octubre de 2011.

Entre jóvenes adultos, de los 18 a los 24 años, aumentaron las matrículas en general pero ese crecimiento se debe particularmente a que unos 270.000 estudiantes latinos se inscribieron en universidades a cursar carreras de cuatro años.

Richard Fry, investigador principal de Centro Pew, explicó a BBC Mundo que factores demográficos, tendencias educacionales y ambiente favorable contribuyeron al aumento.

"Por primera vez, tres cuartas partes de los estudiantes completaron la secundaria y eso es un paso indispensable para pasar a la universidad"

Michael Fry, Centro Hispano Pew

"En primer lugar, los jóvenes adultos latinos son un grupo creciente pero, por primera vez, tres cuartas partes de los estudiantes completaron la secundaria y eso es un paso indispensable para pasar a la universidad".

El investigador añade que se han dado situaciones favorables para el aumento de las matrículas.

Una de las preocupaciones de la comunidad es el costo de la educación. En Estados Unidos hay universidades comunitarias que ofrecen dos años de educación superior a precios módicos. "Los jóvenes latinos son grandes consumidores de estas instituciones comunitarias", dijo Fry.

Aunque las universidades de cuatro años son más caras hay asistencia económica, préstamos con intereses bajos y becas ofrecidas por programas del gobierno federal. "La educación ya no es tan prohibitiva, se les ha hecho más asequible".

Polémica de cobro

Las facilidades también vienen por parte de la política del gobierno estatal. Los estudiantes residentes en el estado se pueden matricular en universidades públicas a un costo mucho más bajo que los que se se han inscrito desde otros estados.

Esta diferencia en el tipo de cobro que se le hace a un estudiante, si estatal o extraestatal, se ha vuelto polémica dentro del debate migratorio que ha encendido la política estadounidense.

"Tradicionalmente, la falta de un título ha sido uno de los temas en donde hay más disparidad"

Michael Fry, Centro Hispano Pew

Por disposición del presidente Obama, los jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron al país de la mano de sus padres y que sean estudiantes o graduados de secundaria pueden obtener un permiso para permanecer en el país y continuar con sus estudios. El programa se instituyó recientemente y se conoce como Acción Diferida.

El problema es cómo se les cobra la pensión en las universidades estatales; ¿como residentes del estado o como extranjeros? Cada estado tiene una política diferente, dijo Richard Fry pero señaló que el Pew, aunque incluye a indocumentados en sus investigaciones, no indaga sobre el estatus migratorio.

Resalta que iniciar estudios en una institución de cuatro años aumenta la posibilidad de la obtención de un título universitario y por eso es importante la penetración y participación de los latinos.

"Tradicionalmente, la falta de un título ha sido uno de los temas en donde hay más disparidad", afirmó. "Al aumentar los niveles de graduación de secundaria y universidad de cuatro años es un factor que mejora el bienestar del latino en Estados Unidos".

Sin embargo, agrega, la comunidad sigue muy rezagada en este aspecto que, en promedio, sufre de bajo desempeño.

Prioridades para el futuro

Graduados

Los latinos no se gradúan en números correspondientes a los inscritos en universidad.

Erica Beltrán, analista del Consejo Nacional de la Raza, la principal organización de promoción de derechos de los hispanos en el país, está de acuerdo, pero le atribuye los pobres resultados a los desafíos que enfrentan los estudiantes latinos.

"El estudiante latino llega a la universidad con menos preparación", expresó a la BBC. "No toman cursos avanzados en la secundaria y se gradúan con menos créditos universitarios".

Una de las consecuencias es que tienen tomar y pagar por cursos que sus pares no necesitan así que, en comparación con estudiantes de otros grupos étnicos, ya están en desventaja.

La desventaja, comenta Beltrán, está anclada a la condición típica del latino, que vive en distritos de bajos recursos y eso se refleja en las escuelas públicas.

"Los distritos pobres no tienen maestros calificados ni experimentados que trabajan con pocas herramientas. Hay poco estímulo y pocas posibilidades para tomar cursos avanzados".

"Debe haber una conversación para priorizar la educación, en especial la de los hispanos, por ser una comunidad creciente que representa la futura fuerza laboral"

Erica Beltrán, Consejo Nacional de La Raza

A pesar de la aplicación de programas de asistencia del gobierno, el costo sigue siendo una carga para las familias, indicó la analista de La Raza. Según ella, 71% de los estudiantes latinos trabajan parcialmente y 35% lo hacen tiempo completo.

El panorama no es muy prometedor teniendo en cuenta el actual clima político de cortes presupuestarios.

Erica Beltrán recalca que cualquiera que sea el próximo gobierno deberá considerar la educación como un seguro para el futuro del país.

"Debe haber una conversación para priorizar la educación, en especial la de los hispanos, por ser una comunidad creciente que representa la futura fuerza laboral", concluyó.

Richard Fry, del Centro Hispano Pew, la añade otra perspectiva a los resultados de su estudio.

La ola de inscripciones latinas en las universidades sucedió simultáneamente con el agravamiento con los problemas económicos de los últimos años en EE.UU.

Aunque hay interés de parte de un sector de bachilleres de continuar hacia la educación superior, hay otro que lo que quiere es buscar un empleo, explicó. Como hay menos oportunidades de trabajo, la alternativa puede haber sido enrolarse en la universidad.

"Habrá que ver si los números de inscripciones se pueden sostener una vez mejore el mercado laboral. Tal vez, cuando vean mejores oportunidades se les vaya el encanto y no se matriculen", concluyó.

Contexto

En fotos

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.