BBC navigation

¿Por qué, de repente, hay tantos juegos perfectos en las Grandes Ligas?

Última actualización: Viernes, 17 de agosto de 2012
Lanzadores de juegos perfectos

En más de 100 años de historia del béisbol de las Grandes Ligas ha habido apenas 23 juegos perfectos, una rareza de ese deporte por lo extraordinariamente difícil que significa conseguirlos. Tres de ellos se concretaron durante esta temporada, una cifra que luce complicada de lograr en apenas cinco meses de campaña.

Y el asunto es aún mucho más improbable si se parte del hecho de que la hazaña depende principalmente de un solo jugador: el lanzador.

Un juego perfecto ocurre cuando un equipo logra el triunfo sin permitir que el otro anote ni siquiera una carrera. Pero no es solo eso, ningún bateador llega a la primera base.

Todos los bateadores son dominados consecutivamente por el lanzador contrario durante los nueve capítulos que dura el encuentro, ya sea por la vía rápida del ponche o por batazos que terminan convirtiéndose en outs.

El más reciente juego perfecto lo logró esta semana el lanzador venezolano de los Marineros de Seattle, Félix Hernández por la mínima diferencia de 1-0. Fue el primero para su equipo e incluso con un mérito adicional debido a que ese conjunto es uno de los menos ofensivos de las Grandes Ligas y tiene una larga historia de fracasos: jamás ha logrado un título.

Los otros dos lanzadores que consiguieron la hazaña este año fueron el estadounidense Philip Humber de los Medias Blancas de Chicago en abril -justamente frente a los Marineros de Seattle- y luego Matt Cain para los Gigantes de San Francisco.

Pero estos lanzadores no son los únicos en lograr tal hazaña esta temporada. También ha habido tres juegos sin hits ni carreras, una versión igual de difícil para los lanzadores aunque con la variante de que los bateadores pueden llegar a primera base ya sea por un error o por una base por bolas.

Pero más allá de los récords y los números, llama la atención el repetido éxito de los lanzadores. ¿Por qué, de repente, hay tantos juegos perfectos o sin hits ni carreras? ¿Ha cambiado algo en el béisbol?

La tendencia

Las hazañas de 2012

Juego perfecto
  • Philip Humber. Juego perfecto, 21 de abril de 2012. Medias Blancas de Chicago 4, Marineros de Seattle 0.
  • Jered Weaver. No hit no run, 2 de mayo de 2012. Angelinos de Anaheim 9, Mellizos de Minnesota 0.
  • Johan Santana. No hit no run, 1 de junio de 2012. Mets de Nueva York 8, Cardenales de San Luis 0.
  • Kevin Millwood, Charlie Furbush, Stephen Pryor, Lucas Luetge, Brandon League, Tom Wilhelmsen. No hit no run, 8 de junio de 2012. Marineros de Seattle 1, Dodgers de Los Ángeles 0.
  • Matt Cain. Juego perfecto, 13 de junio de 2012. Gigantes de San Francisco 10, Astros de Houston 0.
  • Félix Hernández. Juego perfecto, 15 de agosto de 2012. Marineros de Seattle 1, Manta Rayas de Tampa Bay 0.

"Es bien atípico que se produzcan tantos juegos perfectos en una campaña", dijo en conversación con BBC Mundo, Iván González, columnista del diario deportivo venezolano Meridiano y miembro de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos.

González es de quienes cree que el béisbol es un deporte como cualquier otro, en el que se siguen -y se seguirán- batiendo récords, tal y como ocurrió en los recientes Juegos Olímpicos de Londres 2012.

"Yo sí creo que se trata de una tendencia. Cada vez los peloteros van a jugar mejor porque están mejor preparados, tienen acceso a más información y además cuentan con mucha más tecnologías a su disposición".

Además, señala, ahora hay más jugadores que tienen la oportunidad de demostrar su calidad y talento en las Grandes Ligas.

"Hace unos 30 años había cuatro equipos menos. Si cada equipo tiene 25 peloteros, eso quiere decir que hay 100 peloteros más (...) Eso representa una diferencia cuantitativa importante que ahora se empieza a notar".

Lanzamientos

Por su parte, el periodista del diario Seattle Times, Larry Stone, señaló a BBC Mundo que -en su opinión- se trata en buena parte de una casualidad, de un asunto de estadísticas.

Sin embargo, Stone considera que la razón más importante del éxito reciente de tantos lanzadores tiene que ver con el desempeño.

"Antes los lanzadores pensaban en el corto plazo, en el presente, en el ponche, en sacar del plato al bateador que tenían enfrente y no veían el juego en conjunto. Como no se administraban los lanzamientos, era todo o nada. No creo que eso siga existiendo".

En la actualidad, dice, los lanzadores tienen más repertorio y usan mucho el cambio de velocidad, lo que le otorga al brazo un respiro adicional. Y eso es precisamente lo que puede estar ayudando a que haya tantos juegos perfectos.

Pero quizás uno de los aspectos más importantes que está jugando un papel clave es que ahora los lanzadores tienen más protagonismo que los bateadores.

Tras el fin de la era de los esteroides y las sustancias que mejoran el rendimiento debido a los estrictos controles del presente, ahora hay menos poder de bateo y más dominio de los lanzadores. Esa tendencia se ha ido consolidando desde mediados de la década de los '90.

Además, las técnicas de entrenamiento para lanzadores han mejorado considerablemente, hasta el punto de que en la actualidad existen campos de entrenamiento exclusivamente para ellos.

Por otro lado, casi todos los estadios de béisbol poseen tecnología de punta para grabar a los bateadores. Esto permite a los entrenadores tener claro cuáles son las tendencias ofensivas de cada uno, hacia dónde batean y cuáles lanzamientos les gustan más. Esto convierte a las cámaras de circuito cerrado en una herramienta de lujo que ayuda a los lanzadores a la hora de manejar su repertorio, según destaca el sitio de noticias en la web Newser.

En todo caso, al final, todo depende en un gran porcentaje de la suerte de los lanzadores y del hecho de que las probabilidades terminen jugando a su favor.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.