BBC navigation

Jennifer Garner, de agente de la CIA a madre obsesiva

Última actualización: Martes, 14 de agosto de 2012

"La extraña vida de Timothy Green" convierte a Garner en una esposa preocupada por estar a la altura de los desafíos que impone la maternidad.

Más de 10 millones de televidentes semanales siguieron las andanzas de la agente Sydney Bristow en las cinco temporadas que duró la serie de espionaje "Alias".

Detrás de los giros inesperados y las batallas cargadas de adrenalina estuvo la actriz Jennifer Garner, a quien su papel de agente de la CIA le dio un Globo de Oro como mejor protagonista femenina de TV en 2002.

Ahora, la actriz nacida en Texas busca seguir su carrera con un protagónico en una película de grandes estudios. "La extraña vida de Timothy Green", de Disney, la trae convertida en una esposa preocupada por estar a la altura de los desafíos que impone la maternidad.

Y Garner considera que no podría haber hallado mejor rol: casada con el actor Ben Affleck y madre de tres hijos, acaba de terminar la licencia de seis meses que se dio tras el nacimiento de su primer varón.

"Acabo de salir de esa neblina en la que una queda cuando tiene un niño. Es increíble tener otro bebé en casa", cuenta la actriz, en entrevista con BBC Mundo.

"Nunca deseé tanto un papel. Le pedí a Peter (Hedges, el director), le rogué casi"

Es la primera vez que le toca un papel que refleja en parte su vida cotidiana, dice. Antes, el cine la había visto liderar "Si tuviera 30" y "Elektra", sin buenos resultados de boletería, y le había dado roles de reparto en películas como "Arthur" -junto a Russell Brand y Helen Mirren- o "Juno".

"Nunca deseé tanto un papel. Le pedí a Peter (Hedges, el director), le rogué casi. Tiene un gran guión y yo amo la buena escritura, lo sentí muy apropiado para lo que soy hoy", sintetiza la actriz.

Aprendizaje

El filme de Hedges –el mismo de "¿A quién ama Gilbert Grape?", con Johnny Depp- es una historia sobre un matrimonio que desea con fervor un hijo que no llega y se dedica a soñarlo. Por fuerza del destino, y con ayuda de la imaginación o la magia, el pequeño Timothy golpeará la puerta para enseñarles que a veces la vida da regalos inesperados. Y enseñarles, también, que ser padres no es lo que parece.

"Esta película da en la nota en su enfoque sobre la paternidad: propone amar al hijo que tienes y no querer convertirlo en otra cosa, amarte como padre y saber que cuando tratas de hacer todo perfecto es cuando más errores cometes. Ben y yo fuimos padres apenas nos lo propusimos, pero puedo entender que, si uno desea tanto un hijo, puede pasar por ese proceso de imaginar hasta en sus mínimos detalles cómo querría que fuera", opina Garner.

Garner interpreta a una madre primeriza en su última película.

Aunque llevó parte de su experiencia al papel de Cindy, la esposa enamorada (su marido es el australiano Joel Edgerton), Garner asegura que ha entendido que el aprendizaje de la maternidad es diario e inagotable.

"Cualquier mamá primeriza tiene obsesiones. Hoy yo salgo con un pañal en la cartera y ya está, seguramente habrá toallitas en el auto si tengo una emergencia. Pero cuando haces por primera vez ese bolso de pañales, en eso se te va la vida… Creo que no soy tan neurótica (como su personaje). ¡Pero no le pregunten a Ben sobre esto!", dice entre risas.

Estados Unidos profundo

Pero "La extraña vida de Timothy Green", que se estrena esta semana en Estados Unidos y llegará a América Latina en octubre, no sólo es un retrato de una familia, sino de su contexto.

Timothy, el niño de las hojas

Timothy, el protagonista de la última película de Disney, es uno de esos pequeños actores revelación que cada tanto entrega el cine: CJ Adams, se llama, y tiene en "La extraña vida…" su segundo papel.

Debutó en 2007, a los seis años, en "Dan in Real Life", una comedia dramática protagonizada por Steve Carell. Ahora, CJ es el hijo de Jennifer Garner, surgido de la tierra y con las piernas cubiertas de hojas enraizadas debajo de la piel: parte del misterio sobre el que filme construye su mensaje.

Desde la primera escena, Adams se roba la película con su interpretación de un niño tan extraño como inmune a las críticas de terceros.

"Leí el guión con mi mamá y pensé 'eso soy yo'", dice el joven actor, que dedicó los tiempos muertos del rodaje a continuar con sus estudios.

En la vida real, CJ impresiona: viene acompañado a las reuniones de prensa por su madre pero contesta sin titubear a la pregunta que le planten y habla de "estar en el negocio" con la confianza de un veterano.

"Aprendí que todo se trata de estar cómodo, de dejarte llevar cuando estás actuando. Con lo que aprendí, la próxima vez voy a estar inspirado, voy a permitirme que las cosas fluyan para hacerlo cada vez mejor", señala.

Lo que ocurre en el ficticio pueblo de Stanleyville podría estar pasando en cualquier pequeña ciudad del interior de Estados Unidos, según señalan los productores.

"Es muy valiente hacer referencia a tantos temas actuales en una película de Disney, desde la idiosincrasia del pequeño pueblo estadounidense que desaparece porque la manufactura cada vez más se hace en el extranjero a los efectos de la recesión económica", dice Garner a BBC Mundo.

Una cinta con varios niveles de sentido parece acomodarle a una actriz que ha elegido hacer una carrera multifacética. A los 40 años, Hollywood se lo ha permitido.

De las clases de taekwondo intensivas para "Alias" a los combates de alto voltaje en "Daredevil" –que muchos consideran su salto a las grandes ligas- le queda el gusto por dar un patada voladora o dos.

"Todavía tengo algunas peleas dentro de mí. Si volviera a hacer algo como 'Alias' entrenaría como loca. Sigo trabajando con mi preparadora física de entonces y podría volver a estar en estado rápido… aunque quizás no tan rápido como antes”, explica.

Por ahora, tiene otras tareas pendientes: en los próximos meses de la verá en "Butter", de la que también es productora. Fuera de los estudios, trabaja en programas de educación temprana para niños sin recursos como representante de la organización Save the Children. Y no descarta encarar un proyecto junto a Affleck en el futuro cercano.

"Trabajé mucho para poder tener esta variedad. No tengo problemas de perseguir mucho algo que me gusta, aunque la mayoría de las veces no lo consiga, ni de decir 'no' a lo que siento que no tiene que ver con mis necesidades. Si no puedo hacer eso, entonces prefiero quedarme en casa”, concluye Garner.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.