BBC navigation

Los récords que se rompieron en los Juegos Olímpicos

Última actualización: Lunes, 13 de agosto de 2012
nuevo récord mundial en atletismo para Estados Unidos

El equipo de relevos 4x100m femenino de Estados Unidos impuso una nueva marca mundial.

Ni siquiera habían comenzado los Juegos Olímpicos y ya Londres estaba rompiendo récords: nunca antes una ciudad había albergado tantos Juegos, nunca antes habían sido tan costosas, nunca antes se habían puesto en venta tantos boletos.

Ya en las pistas de atletismo, en las piscinas y en las calles de la capital británica, los atletas refrendaron esas marcas con actuaciones que también dejaron huella.

Como en Pekín, hace cuatro años, en Londres hubo un indiscutible rey del agua y también resplandeció un rayo.

El estadounidense Michael Phelps se consagró como el atleta con más medallas olímpicas en la historia, mientras que el jamaiquino Usain Bolt despejó las dudas tras una temporada de lesiones para confirmar su puesto como el mejor velocista de todos los tiempos.

Bolt es el primero en ganar los 100 y 200 metros planos en dos Juegos consecutivos (con récord olímpico incluido en Londres 2012).

Él y Phelps fueron las dos figuras indiscutidas de Londres 2012 y las que más acapararon la atención.

Pero no fueron los únicos que brillaron en unos Juegos Olímpicos que sentaron innumerables precedentes.

clic Lea: Nueve momentos que marcaron a Londres 2012

Hazañas acuáticas

El 31 de julio de 2012 es una fecha inolvidable en la historia de los Juegos, pues Phelps logró acumular ese día 19 medallas y superó a la gimnasta soviética Larisa Latynina.

Pero más allá del nadador estadounidense, el Centro Acuático fue el escenario en el que se rompieron varios récords mundiales -un logro de particular relevancia si se tiene en cuenta que estos fueron los primeros Olímpicos desde que se prohibieron los trajes de baño de alta tecnología.

Cameron van der Burgh

El sudafricano Cameron van der Burgh fue invencible en la final de los 100 metros pecho.

El sudafricano Cameron van der Burgh batió la marca en la final de los 100 metros pecho y la estadounidense Dana Vollmer lo hizo en la final de los 100 metros mariposa.

En los 200 metros pecho, tanto en femenino como en masculino se rompió la marca global: la estadounidense Rebecca Soni se impuso en las mujeres y el húngaro Daniel Gyurta fue invencible entre los hombres.

Mención aparte merecen dos jóvenes: la también estadounidense Missy Franklin y la china Ye Shiwen.

La primera, de 17 años, ganó la medalla de oro de los 200 metros espalda batiendo el récord mundial en más de medio segundo (a lo que sumó otra marca global en el relevo 4x100 combinado).

"Nunca hasta ahora, en la historia de los Juegos Olímpicos, una mujer había sido más rápida en un tramo de cualquier distancia que el ganador varón de la carrera equivalente."

Raúl Faín Binda, BBC Mundo

La segunda, un año menor, ganó la final de los 400 metros estilos individual y además nadó los últimos 50 metros más rápido que el ganador del evento masculino, el estadounidense Ryan Lochte.

Como explicó el columnista de BBC Mundo Raúl Faín Binda, "nunca hasta ahora, en la historia de los Juegos Olímpicos, una mujer había sido más rápida en un tramo de cualquier distancia que el ganador varón de la carrera equivalente".

Esa hazaña fua calificada de "imposible" por un entrenador de alto rango de Estados Unidos, dando pie a todo tipo de especulaciones sobre un supuesto dopaje, que la atleta negó.

Más rápido, más fuerte

Lejos del agua también hubo estrellas, como quedó evidenciado desde el primer día de competencias.

Ese día, los primeros récords mundiales estuvieron a cargo de Im Dong-hyun, de Corea del Sur, en tiro con arco individual y por equipos. Lo sorprendente es que el atleta es técnicamente ciego.

Im Dong-Hyun

Im Dong-Hyun es técnicamente ciego, pero logró batir récords mundiales en tiro con arco.

Otro dato sorprendente llegó en la halterofilia, donde se rompieron 44 récords olímpicos o mundiales, según las estadísticas oficiales de Londres 2012.

Y no podían faltar los de atletismo: el equipo de relevos 4x100m femenino de Estados Unidos impuso una nueva marca mundial, así como el keniata David Lekuta Rudisha en los 800 metros planos. Bolt y sus colegas jamaiquinos dejaron su marca, al pulverizar el récord mundial en los relevos de 4x100m.

En el velódromo también hubo emociones, especialmente para los británicos, que no sólo lograron siete medallas de oro en diez competencias sino que, en el proceso, rompieron varios récords mundiales (como en velocidad masculina por equipos y persecución femenina y masculina por equipos).

Y si en el ciclismo de pista se rompieron marcas, en la contrarreloj de ruta también hubo una hazaña, pues el británico Bradley Wiggins se convirtió en el primer hombre en ganar el Tour de Francia y el oro olímpico en el mismo año.

Otro momento estelar se vivió en voleibol de playa.

Las estadounidenses Misty May-Treanor y Kerri Walsh Jennings no sólo lograron la mayor cantidad consecutiva de medallas de oro en ese deporte, sino que lo hicieron con unos resultados impresionantes: ganaron 21 partidos olímpicos consecutivos entre 2004 y 2012, se impusieron en 42 sets y sólo perdieron uno.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.