BBC navigation

Descubren una nueva especie humana en África

Última actualización: Jueves, 9 de agosto de 2012
Reconstrucción con tomografía del cráneo 1470 y el nuevo maxilar 6000, ambos encajan perfectamente

El cráneo hallado hace cuatro décadas encaja perfectamente con el maxilar descubierto ahora. Ambos pertenecen al H. rudolfensis.

Fósiles hallados en el norte de Kenia revelan una nueva especie humana que vivió hace dos millones de años, según un estudio publicado en la revista Nature.

El descubrimiento indica que, además de nuestro antepasado directo, el Homo erectus, otras dos especies del género Homo coexistieron en África.

Los tres fósiles nuevos fueron encontrados al este del Lago Turkana y datan de entre 1,78 y 1,95 millones de años.

Los restos incluyen dos maxilares inferiores y fueron hallados entre 2007 y 2009 por antropólogos del Proyecto de Investigación Koobi Fora (KFRP, por sus siglas en inglés) en Kenia, dirigido por las paleontóloga británica Meave Leaky y su hija, la paleontóloga keniata Louise Leaky.

El hallazgo también cuestiona la posición sostenida durante mucho tiempo de que los seres humanos habrían evolucionado de forma lineal de primates ancestrales.

Misterio resuelto

Investigadores de KFRP descubrieron en 1972 un cráneo marcadamente diferente de otros del mismo período. Estos restos, denominados KNM-ER 1470 o simplemente 1470, desataron un intenso debate que no había podido resolverse hasta ahora. ¿Cuántas especies diferentes de Homo vivieron junto a Homo erectus en el Pleistoceno?

Dra. Meave Leakey

La Dra. Meave Leakey excava con sumo cuidado uno de los nuevos fósiles hallados en Kenia.

Algunos científicos habían atribuido la morfología inusual de 1470 a variaciones naturales o de género dentro de la misma especie, mientras otros expertos sostenían que se trataba de una especie diferente.

El nuevo hallazgo en Kenia permite ahora afirmar con más certeza que el cráneo hallado hace cuatro décadas perteneció a una especie separada denominada Homo rudolfensis.

Los tres nuevos fósiles presentan características similares a 1470, probando que no se trataba simplemente de una variación individual sino de una especie nueva. Uno de los maxilares inferiores, por ejemplo, identificado como KNM-ER 60000 y hallado por Cyprian Nyete en 2009, parece encajar perfectamente con el cráneo descubierto hace cuatro décadas. KNM-ER 60000 es el maxilar inferior más completo encontrado hasta ahora de un integrante primitivo del género Homo.

"Pasado diverso"

Durante mucho tiempo se pensó que nuestro antepasado más antiguo fue Homo erectus, una especie primitiva que vivió hace 1,8 millones de años. Estos individuos tenían cabezas pequeñas, cejas prominentes y podían permanecer erectos.

Pero hace medio siglo los científicos descubrieron restos de una especie del género Homo aún más antigua y primitiva llamada Homo habilis que podría haber coexistido con H. erectus.

Gráfico del linaje humano

Linaje humano. Las cifras a la izquierda representan millones de años.

Los antropólogos creen ahora que H. rudolfensis habría sido contemporáneo y la gran pregunta es cuántas otras especies de Homo existieron en esa época.

Los nuevos fósiles hallados en Kenia parecen fortalecer un nuevo enfoque que cuestiona la visión tradicional de una progresión linear de nuestra especie a partir de antiguos primates.

"Nuestro pasado fue un pasado diverso", le dijo a la BBC la doctora Meave Leaky. "Nuesta especie evolucionó en la misma forma en que lo hicieron otras especies animales. No teníamos ninguna característica única hasta que comenzamos a fabricar herramientas de piedra sofisticadas".

"En otros grupos animales se ve la evolución paralela de muchas especies diferentes, cada una con características nuevas, como el plumaje o las patas con membranas interdigitales. Si la nueva característica es más adecuada al ambiente la especie florece, de lo contrario se extingue", explicó la Dra. Leaky.

"La evolución realmente funciona. Conduce a adaptaciones y a especies increíbles. Y nosotros somos una esas especies"

Dra. Meave Leakey

Los nuevos fósiles parecen aportar cada vez más evidencia de que la evolución humana siguió el mismo patrón, según Chris Stringer, profesor del Museo de Historia Natural de Londres.

"Los seres humanos parecen haber evolucionado en formas diferentes en distintas regiones. Es como si la naturaleza estuviera desarrollando diferentes prototipos con diferentes atributos. Sólo uno de ellos, un ancestro de nuestra especie, acabó siendo exitoso en términos evolutivos", dijo Stringer a la BBC.

Para la Dra. Leaky, los nuevos hallazgos que asimilan la historia evolutiva de los humanos a la de otros grupos animales muestran que "la evolución realmente funciona".

"Conduce a adaptaciones y a especies increíbles. Y nosotros somos una esas especies".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.