BBC navigation

No hay medalla de oro para la economía de Reino Unido

Última actualización: Jueves, 9 de agosto de 2012
banco de Inglaterra

Según el Banco de Inglaterra, Reino Unido tendrá crecimiento cero en 2012.

El jefe del banco central británico, el Banco de Inglaterra, Mervyn King, trató de comparar el camino del equipo de Gran Bretaña hacia los Juegos Olímpicos de 2012 con las vías de recuperación -aún más largas- de la economía británica.

Pero no había manera de evitar las malas noticias del más reciente informe trimestral del Banco. Hace un año, el Banco pensó que Reino Unido crecería cerca de 2% en 2012. Ahora espera que el país no crezca nada.

En círculos financieros nadie llamaría noticia a este cambio en las previsiones. Dadas las recientes cifras económicas, habría sido una sorpresa si el Banco no hubiera reducido su anterior pronóstico de crecimiento.

Lo que es un poco más sorprendente es que el Banco no parece estar planeando hacer mucho sobre ese panorama económico más débil.

La inflación será a corto plazo más baja de lo que el banco esperaba hace tres meses. Pero el pronóstico de inflación después de 2012 ha cambiado poco. Si acaso, es algo más alto que antes.

Es cierto que el rango medio del pronóstico muestra una inflación por debajo de la meta para buena parte de los próximos dos a tres años. Si todo permanece igual, eso sugeriría un poco que puede estar en camino una flexibilización cuantitativa.

Como señala Michael Saunders, de Citi, el "pronóstico de mercado" para las tasas de interés, que hace parte de los gráficos de inflación, ahora incluye la expectativa de que la tasa bancaria será recortada una vez más, a 0,25%, en 2013. Bajo políticas sin cambios, los pronósticos del Banco revelan una inflación un poco más por debajo de la meta en dos a tres años.

Por tanto, como el mismo King dijo, cuando se consideran los desafíos que enfrenta la economía, es claro que un cuarto de punto sobre las tasas de interés, en cualquier dirección, realmente no va a hacer una gran diferencia.

Muchos dirían lo mismo sobre otros 50.000 millones de libras esterlinas (unos US$78.000 millones) invertidos a través del llamado programa de flexibilización cuantitativa. mediante la cual las autoridades monetarias han buscado inyectar dinero en la economía para combatir la crisis.

"Aguas turbulentas"

Mervyn King

El Banco de Inglaterra corrigió su pronóstico de crecimiento a casi cero, comparado con el 0,8% que predijo en mayo.

El informe trimestral de inflación indicó que no va a haber crecimiento en 2012, comparado con el 2% que predijo hace un año.

Las cifras habían generado expectativa por un recorte en las tasas de interés, pero el gobernador del Banco, Mervyn King, negó las peticiones de reducción en el corto plazo.

"Estamos navegando aguas turbulentas y las nubes de tormenta continúan llegando de la eurozona", dijo.

"A diferencia de los deportistas olímpicos que nos han emocionado en las últimas dos semanas, nuestra economía no ha alcanzado un estado físico ideal".

¿Qué más podría hacer el banco o cualquier otra entidad? Los periodistas en la conferencia de prensa tenían muchas sugerencias más radicales que le presentaron a Mervyn King, el gobernador del Banco.

"Enigma económico"

Paul Mason, del programa Newsnight, de la BBC, estuvo entre los que preguntaron si llegó el momento para que el Banco simplemente financie de manera directa el gasto del gobierno (es decir, como en Zimbabue).

Naturalmente, King no se detuvo durante mucho tiempo en estas sugerencias, que dijo pertenecían al mundo de la política fiscal. Ese es un tema del que sí habló bastante -y controversialmente- en la primera mitad de 2010 pero que ha evitado desde entonces.

En vez de este tipo de radicalismo, encontramos el reconocimiento de derrota -ahora predecible- a manos de la crisis. King nos dijo, una y otra vez, que el Banco no tiene ni idea de lo que podría pasar con la economía en el siguiente año, o en la eurozona.

Quien pueda pronosticar eso de manera precisa, dijo, merece una medalla.

Su subdirector económico, Charlie Bean, nos dijo que las cifras de empleo también dejaron al Banco totalmente desconcertado.

"Es un enigma económico que simplemente no entendemos", dijo.

Como discutía con un colega, uno rara vez sale estos días de las conferencias de prensa del Banco de Inglaterra sintiéndose más feliz que antes.

Para eso, es mejor ir al Estadio Olímpico.

Pero uno sí sale sintiéndose un poco mejor informado sobre la forma en que piensa el Banco Central y su gobernador. Ahora parecen estar enfocados principalmente en las muchas cosas que no saben sobre el funcionamiento actual de la economía de Reino Unido y su sistema financiero, y en los muchos eventos que les parecen imposibles de predecir.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.