Muerte de un periodista electrónico en la nube

Última actualización: Lunes, 6 de agosto de 2012
Nube de Apple

Cuando su iPhone se apagó, Mat Honan no sabía todo lo que le esperaba.

Toda persona que tenga una cuenta de correo electrónico o navegue por la red puede sufrir el accionar de piratas informáticos, pero cuando la víctima es un periodista de tecnología y el ataque informático acaba con toda su vida digital almacenada en la nube, la historia se vuelve noticia.

Mat Honan es un experto en tecnología estadounidense que se convirtió en el objeto de su propia cobertura tecnológica cuando todos sus archivos desaparecieron de su iPad, iPhone y Mackbook, y sus cuentas de Gmail y Twitter fueron pirateadas.

Pero no eran piratas comunes, nadie que sea muy "común" puede hacerse pasar por un periodista de tecnología y convencer a Apple que quiere reiniciar su cuenta en la nube, el nombre utilizado para hablar de la información almacenada en servidores no personales ni equipos propios como un disco externo.

Mientras Honan trata de recuperar el control de sus cuentas con ayuda de la empresa engañada, otros expertos utilizan su caso como ejemplo para hablar de los peligros de utilizar estos servidores.

Al menos, el periodista sabe quién volvió su vida patas para arriba. Un miembro del grupo de piratas informáticos Clan Vv3 se puso en contacto con él y le contó cómo desordenaron su existencia.

Los hackers se comunicaron con el servicio técnico de Apple y utilizando todos sus conocimientos y sus destrezas convencieron al personal de la compañía que eran Honan. Según la víctima, Apple está investigando lo ocurrido para evitar futuros errores de esta naturaleza.

"El Castillo"

iPhone

Apple investiga el caso de Honan para que no vuelva a producirse.

Honan dice que su pesadilla, una suerte de "El Castillo" de Kafka en versión digital" comenzó cuando su teléfono inteligente se apagó y luego volvió a encenderse sin sus datos, en lo que él interpretó como un problema de programación de su iPhone.

Pero cuando recurrió a su Macbook Air para recuperar esa información perdida, la computadora le pidió su código personal (PIN), aunque el periodista nunca había establecido uno. Entonces encendió su iPad pero éste también había sido reiniciado.

Utilizando la computadora de su esposa, intentó acceder a su cuenta de Gmail, pero su clave para ingresar al correo electrónico había sido cambiada. Su cuenta de la nube tampoco le permitió el ingreso.

Pero la pesadilla no terminaba ahí. En el sitio de Twitter de Gizmodo, el empleador del periodista, comenzaron a aparecer mensajes fuera de tono. Los piratas habían ingresado a esta cuenta a través de la cuenta personal de Honan.

Finalmente, y gracias a Gizmodo, Honan pudo luego contactarse con Apple, Google y Twitter para recuperar el acceso a su información.

Comentando sobre la odisea de Honan, Derrick Harris, del sitio tecnológico GigaOm, dice que este caso muestra algunas "duras verdades" de los servicios como la nube, en los cuales los usuarios renuncian al control de sus vidas digitales.

"Si queremos ser parte de ella, debemos seguir confiando en que nuestros proveedores del servicio nos mantienen seguros", concluyó Harris.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.