BBC navigation

El dilema en EE.UU. sobre la intervención en Siria

Última actualización: Miércoles, 8 de agosto de 2012
Rebeldes en Siria

A medida que la violencia en Siria se intensifica, la discusión dentro de Estados Unidos sobre si el país debe inmiscuirse para respaldar a la oposición e intentar poner fin a los enfrentamientos se recrudece también.

El gobierno estadounidense comenzó a presionar al gobierno de Bashar al Asad hace más de un año. También el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan (entre otros), ha intentado convencer al gobierno sirio y a sus opositores de implementar un plan de paz. No han tenido éxito.

Algunos Estados del Golfo Pérsico han sugerido entregar armas y dinero al Ejército Libre Sirio, incluso la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, ha expresado su apoyo a los rebeldes, aún no queda claro si se les prestará algún tipo de ayuda.

Mientras tanto, Rusia y China se siguen oponiendo con vehemencia a sanciones o acciones militares.

El lunes, la Casa Blanca dijo que la deserción del primer ministro sirio, Riyad Hijab, es una muestra de que el presidente Al Asad ha perdido la cohesión dentro su círculo íntimo y está luchando para mantener el poder.

Según el portavoz Jay Carney, "este es el momento de la oposición y el pueblo sirio. Asad está perdiendo fuerza".

Sin embargo, muchos dudan que el régimen esté llegando a su fin.

clic Lea: ¿Es hora de intervenir en Siria?

A favor

Refugiados

Miles de sirios continúan huyendo a países como Turquía y Jordania.

En un artículo publicado el domingo en el diario The Washington Post, los senadores John McCain, Lindsey O. Graham (republicanos) y Joseph I. Lieberman (independiente) critican al gobierno de Obama por su falta de acción en Siria.

"Algunos han sugerido que los recientes avances de los rebeldes -como las ofensivas en Damasco y Alepo, o el asesinato de oficiales clave del régimen- prueban que la oposición siria va camino a la victoria y no necesita de nuestra ayuda. Desafortunadamente, aunque la oposición se ha fortalecido en los meses recientes, el régimen de Bashar al Asad está lejos de terminar y ahora está poniendo en práctica una violencia aún más indiscriminada en contra de sus civiles", se lee en el texto.

"Eso indica que, en lugar de abandonar el poder de manera pacífica, Al Asad y sus aliados pelearán hasta el final y destruirán al país en ese proceso".

Según los senadores, "la falta de compromiso de Estados Unidos está generando costos muy altos, tanto para los sirios como para los intereses estadounidenses".

Para el analista político Matthew Duss, el comportamiento del gobierno de Obama con respecto a Siria es muy consistente con su política exterior.

"Está en contra de cualquier cosa que signifique una intervención militar y lo buscan evitar a toda costa", dijo Duss en conversación con BBC Mundo.

clic Lea también: El conflicto en Siria, en profundidad

Libia sí, Siria no

Duss, que también es director del Middle East Progress (una iniciativa del Center for American Progress), enumeró algunas razones por las que Siria es mucho más compleja que Libia.

"Obama quiere evitar que su país sea el responsable de lo que ocurra después y por eso está buscando el apoyo de otros países que luego colaboren a lidiar con las consecuencias"

Matthew Duss, analista político

"Se trata de una dictadura sumamente agresiva. En Libia había una mezcla de rivalidades étnicas, sí, pero también había una fuerza rebelde poderosa, y la Liga Árabe y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no se limitaban a dictar sanciones".

En el caso de Libia tampoco estaba China y Rusia bloqueando las decisiones, explica el analista. Según él, ambos países sienten que acordaron una intervención mucho menor a la que terminó llevándose a cabo en Libia y no quieren que eso se repita.

"Claramente Estados Unidos, al igual que su aliado Israel, tiene un interés en asegurar las armas de Siria y se beneficiaría de que el país dejara de ser aliado de Irán. Sin embargo, Obama quiere evitar que su país sea el responsable de lo que ocurra después y por eso está buscando el apoyo de otros países que luego colaboren a lidiar con las consecuencias", concluye Duss.

Para los senadores McCain, Lieberman y Graham, sin embargo, la falta de acción está mostrándole al medio Oriente que a Estados Unidos no le preocupa la muerte de civiles árabes y musulmanes. Y esa creencia, dicen, la pueden pagar muy caro en el futuro.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.