BBC navigation

Londres 2012: en EE.UU. no pueden ver a sus atletas en directo

Última actualización: Jueves, 2 de agosto de 2012
Transmisión olímpica

Michael Phelps el atleta con más medallas en la historia de los olímpicos.

Mientras Michael Phelps rompía el récord histórico como mayor medallista olímpico de la historia, NBC, la cadena con los derechos exclusivos de transmisión en EE.UU. de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, presentaba un partido de voleibol de playa.

Aunque la noticia de Phelps se supo apenas terminada la competencia, los televidentes estadounidenses tuvieron que esperar más de cuatro horas, hasta las 8 de la noche, para ver esta victoria.

En tiempos de anchos de banda, de fibra óptica, de inmediatez en la propagación de la información y de redes sociales, esto parece un contrasentido.

Pese a ello, es la estrategia que está implementando NBC para su cobertura de los Juegos Olímpicos: no transmite las principales competencias en vivo, sino que las pone al aire en diferido, durante el horario estelar de televisión.

NBC asegura que el público cuenta con la novedosa posibilidad de seguir los juegos en vivo por internet por primera vez en la historia y que además las transmisiones en horario estelar registran la mayor audiencia de la historia de las transmisiones olímpicas.

Así lo viene haciendo desde el comienzo del evento. Para ver la ceremonia de apertura, los televidentes estadounidenses debieron esperar tres horas y media (seis y media en la zona horaria del Pacífico).

"Minoría ruidosa"

Pese a la opción de internet, el tener que esperar hasta la noche para verlas en la pantalla del televisor despertó la ira de los televidentes.

Muchos se volcaron a la redes sociales, especialmente Twitter, para expresar su descontento.

Transmisión olímpica

No todos pudieron ver en directo el triunfo de la gimnasta estadounidense Gabrielle Douglas.

El diario The Wahington Post ironizó en su cuenta de Twitter al decir que NBC le está recordando a los estadounidenses cómo era la vida antes de internet... y de las redes sociales.

Desde el momento en que la ceremonia de apertura no pudo verse en vivo en EE.UU., se inició en Twitter bajo el hashtag #NBCFail una nutrida conversación que se mantiene activa al día de hoy.

Hasta la célebre actriz Mia Farrow se unió al coro: "NBC está fracasando en llevar una cobertura completa por TV e Internet #NBCFail".

Pero este jueves, el jefe de NBC Sports Group, Mark Lazarus, aseguró durante una conferencia de prensa telefónica que las dos terceras partes de los juegos londineses se han transmitido en vivo, a través de internet.

Lazarus afirmó que incluso las transmisiones en diferido en horario estelar han sobrepasado en audiencia las de los Olímpicos de Pekín de 2008.

Sin embargo, Lazarus dijo reconocer que algunas de las críticas son "justas", pese a no considerar que representen a la mayoría de los televidentes.

"Escuchamos. Leemos. Entendemos que hay gente a la que no le gusta lo que estamos haciendo, pero creemos que es una minoría muy ruidosa y que la mayoría silenciosa ha estado con nosotros en estos primeros seis días".

Estrategia con sentido

"La cadena quiere ver sus ingresos y no es a través de internet donde va a monetizar para recuperar su inversión. No sabemos cuánta gente lo ve en línea. El territorio es el horario estelar"

Robert Y. Shapiro - Universidad de Columbia

Robert Y. Shapiro, profesor del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Columbia en Nueva York dijo a BBC Mundo comprender la decisión de NBC de transmitir las principales competencias de los Juegos Olímpicos en horario estelar y explica que no es la primera vez que sucede.

"Siempre han transmitido los principales eventos en horario estelar, lo que ha cambiado, incluso en relación con las Olimpiadas de Pekín 2008, es la cantidad de alternativas que tiene la gente para saberlo".

"Ahora las cosas están disponibles muy rápidamente gracias a las redes sociales y a las actuales velocidades de transmisión en línea. La gente puede ver de inmediato las competencias".

A pesar de la velocidad de internet, de la influencia cada vez mayor de las redes sociales entre la gente y de las quejas permanentes por los detalles de la transmisión, la audiencia se ha volcado a ver las Olimpiadas en la pantalla de su televisor.

"La audiencia es mayor que en 2008. Más que nunca antes, la gente está viendo las transmisiones y la publicidad está respondiendo. La estrategia les está dando resultado", culmina Shapiro.

La Olimpiada más vista

A pesar de las críticas, los resultados de audiencia parecen estar siendo mejores de lo esperado por la televisora.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, NBCUniversal pagó US$1.180 millones al Comité Olímpico Internacional por los derechos de transmisión exclusiva en EE.UU. a través de sus canales NBC, MSNBC, Telemundo, NBC Sports Network e Internet.

Según informó NBCUniversal, este año la cobertura de los Juegos Olímpicos en todos sus canales sumará 5.535 horas, casi tres veces que lo transmitido durante Pekín 2008.

El promedio de televidentes de la ceremonia inaugural fue de 40,7 millones y en los tres primeros días fueron vistos por 35,8 millones de personas, la mayor cantidad para unos Juegos Olímpicos desde Roma 1960, cuando fueron televisados por vez primera, según datos ofrecidos por la empresa.

En todo caso, NBC parece sugerir que hay cierta experimentación en la transmisión de los olímpicos de Londres 2012.

"Tendremos los Juegos Olímpicos hasta el 2020 y la cosa que sabemos de seguro es que el paisaje de los medios de comunicación va a cambiar", dijo Lazarus.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.