BBC navigation

La batalla por los "ni chavistas ni opositores"... los "ninis"

Última actualización: Martes, 14 de agosto de 2012
Venezolanos

De nuevo, los "ninis" definirán el resultado de las elecciones presidenciales del próximo mes de octubre.

Mayoritariamente mujer, joven, de clase popular, con sensibilidad progresista pero más preocupada por los problemas cotidianos que por la gran política, que rechaza la polarización y sufre la inseguridad, que en el pasado votó por Hugo Chávez o se abstuvo y que ahora no sabe qué hará.

Ése es el retrato del perfecto "nini" que arrojan los sondeos de Venezuela, "ni chavista ni opositor", al menos un tercio de la población venezolana.

Los ninis son quienes precisamente van a tener la llave que abra las puertas del Palacio de Miraflores a uno de los dos principales aspirantes en las elecciones del próximo 7 de octubre.

Por supuesto que hay hombres, conservadores y de clase media y alta entre quienes después de 14 años de gobierno chavista no se han alineado ni con el oficialismo ni con la oposición, quienes desconfían de las promesas del mandatario, pero tampoco terminan de dejarse convencer por lo que ofrecen quienes quieren desbancarlo.

"Los sectores medios, hay que ir a por ellos, así como los ninis o indecisos como los llaman"

Hugo Chávez, candidato a la reelección

Hugo Chávez es el favorito para ganar las elecciones. Eso se desprende de la práctica totalidad de las encuestas. Ahora bien, la mayor o menor ventaja que le otorgan al presidente nunca supera al porcentaje que suponen los que no saben o no contestan, la respuesta típica del nini.

Es decir, si nos creemos lo que dicen los sondeos de intención de voto, la clave de la elección está en los nini. Y tanto Chávez como el aspirante opositor, Henrique Capriles, son plenamente conscientes de esa circunstancia.

El presidente augura una victoria fulminante casi tanto como llama a movilizarse y no confiarse. "Los sectores medios, hay que ir por ellos, así como los ninis o indecisos como los llaman", dijo el mandatario en un reciente acto de campaña.

El candidato opositor, pues lo mismo. "No bastan los convencidos, hay que ir casa por casa y a quienes no están seguros hay que invitarlos a montarse en este autobús", dijo Capriles en un evento electoral esta misma semana.

Ninis e indecisos

"Pese a que el presidente ha hecho un esfuerzo muy grande de ideologizar la política y utilizar el epíteto de derecha, izquierda, socialista, capitalista, etc., en realidad la población no entra en esos esquemas. La preocupación de esa gente son los problemas cotidianos de la inseguridad, el costo de la vida, el empleo precario, la vivienda...", le dijo a BBC Mundo Saúl Cabrera, vicepresidente de la encuestadora Consultores 21.

Por su parte, el presidente de la empresa de opinión pública Datanálisis, Luis Vicente León, le explicó a BBC Mundo que no es lo mismo un nini que un indeciso, ya que el primero responde a la pregunta sobre la afinidad política y el segundo a su intención de voto.

Simulacro de votación

Los indicisos podrían llegar al mismo día de las elecciones sin una clara idea de por quién votar.

"Los ninis o no alineados políticamente, provienen de la pregunta de autodefinición si chavista, opositor o ni chavista ni opositor (…). Son independientes, simplemente no están comprometidos con ninguna de las fuerzas y en cada elección deciden. Pueden moverse, están abiertos a las ofertas, a las propuestas", explica León.

"Los llamados indecisos son una dimensión distinta, surgen de la pregunta 'por quién votaría'. Ahí tienes Chávez, Capriles o no responde aunque va a votar, porque también están los abstencionistas. Este grupo, normalmente son ninis, pero no todos los nini son no definidos", afirma el experto.

Según los datos que maneja Datanálisis, "los no alineados se han movido entre el 30% y 40% en los últimos diez años, aunque obviamente bajan en el clímax de la campaña y suben cuando no la hay". "Los indecisos son un 23% según nuestra última encuesta, habían llegado al 30%", agrega el experto.

"Eso es mayor que la distancia entre Chávez y Capriles, lo que indica que representan un factor fundamental para proyectar el resultado. Son suficientes para cambiar la relación, si se inclinaran sólo por un lado".

La batalla de los ninis

Por lo que manejan las encuestadoras, el nini es alguien apático respecto a la política que en general no conoce otro gobierno que no sea el de Chávez y que aunque aprecia su discurso de integración social desconfía de las promesas incumplidas tanto como de una alternativa conservadora.

"Ése es el perfil del que al menos participa. Por eso Capriles se ha movido hacia el centro izquierda moderado del expresidente brasileño Lula, porque ese es el grupo al que está tratando de convencer", le dice a BBC Mundo el politólogo venezolano Iñaki Sagarzazu, profesor de la Universidad de Glasgow (Escocia).

"No bastan los convencidos, hay que ir casa por casa y a quienes no están seguros hay que invitarlos a montarse en este autobús"

Henrique Capriles, candidato opositor

Para Sagarzazu, autor del blog sobre la campaña venezolana YVPolis, es por eso que Capriles "trata de tranquilizar asegurando que va a mantener, profundizar e institucionalizar las Misiones (programas sociales gubernamentales)".

Además, el criadero de votos que suponen los ninis también ha llevado a "cierto intento en el chavismo por bajar la intensidad (…) y evitar la radicalización del discurso".

¿Pobres que no son chavistas?

Ahora bien, al dibujar el perfil de los ninis venezolanos, es inevitable que haya que poner sobre la mesa dos elementos que, por decirlo de alguna manera, no cuadran en el más común de los mapas políticos venezolanos.

A saber: los ninis son mayoritariamente de clases populares cuando estás "deberían" ser chavistas; los ninis suman más de un tercio de la población cuando "se supone" que vivimos un ambiente altamente polarizado.

Saúl Cabrera, de Consultores 21 –que sitúa los indecisos en no más del 10% y da a ambos candidatos un virtual empate–, aunque reconoce que Chávez es más fuerte en las clases populares, aclara que no cree que sean una "exclusiva" del mandatario.

"Con una población donde el 70% está en las clases populares, el presidente escasamente tiene alrededor del 50% de apoyo. Sabiendo que también tiene apoyos en sectores más altos, después de 12 años ha surgido una clase media chavista, eso significa que hay mucha población de los sectores populares que está votando por los candidatos de la oposición", le dijo Cabrera a BBC Mundo.

Sobre la alta cantidad de indecisos en un contexto tan polarizado, Cabrera también expresa sus dudas. "No vemos cómo puede haber un número tan grande de indecisos en una población polarizada y radicalizada por el efecto del presidente Chávez que en sí mismo es polarizador y radicalizador, y le ha funcionado. En ese escenario nos suena difícil tener un porcentaje grande de indecisos".

Otra clave para responder a esta idea la aporta el director de Datanálisis al señalar que entre los indecisos las encuestadoras pueden estar contando a quienes no lo son pero rehúsan responder.

"Puede haber chavistas que no se manifiesten, pero la tendencia será opositora, que prefieren no expresarse por miedo, reserva, la lista Tascón, una gran cantidad de factores que pueden ser barrera a la resolución de manifestarse", afirma León.

¿Cómo deciden los indecisos?

Los expertos consultados por BBC Mundo coinciden en que será la campaña la que convencerá entre uno y otro candidato a los ninis. Según Datanálisis, "los indecisos qe se movieron en los últimos tres meses han sido más a favor de Capriles, en una relación de 55-45".

Para Sagarzazu, "van a estar muy pendientes de lo que haga la oposición, que ha tenido varias oportunidades y las han desperdiciado". "Capriles tiene que manejarse con mucho cuidado de no cometer un error que ahuyente a este posible votante"

Hay coincidencia en la afirmación de Cabrera de que "la gente termina votando por la esperanza". "El que logre convencer gana. Así las últimas 'batallas' están ligadas al concepto de la juventud, lo nuevo y quién representa cambio y esperanza. El que logre convencer de que representa un futuro distinto, va a ganar la elección".

Y León coincide con Cabrera en que "el gran debate es si votan o no". "Y si lo hacen los va a mover la campaña, quien logre convencerlos. Habrá una cuota emocional que puede ser relevante".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.