Londres probará carga inalámbrica de vehículos

Última actualización: Viernes, 27 de julio de 2012
Vehículo

El vehículo deportivo Delta Motorsport E4 será el primero en probar la tecnología de Qualcomm.

¿Se imagina no tener que volver más nunca a una gasolinera para garantizar que su vehículo siga rodando?

Aunque no se trata de los automóviles impulsados con combustible, Londres se prepara para llevar a cabo una prueba crucial en el mundo de los vehículos eléctricos: baterías que se recargan de forma inalámbrica.

La fabricante de chips Qualcomm indicó que los cargadores que se enchufan para proporcionarle energía a los vehículos son demasiado "engorrosos". Por eso, la tecnología que están desarrollando podría llevar a una batería que se carga de forma inalámbrica a medida que el automóvil se desplaza por las calles.

Se prevé que a finales de año, se lleven a cabo las pruebas en el automóvil deportivo Delta Motorsport E4 y, en 2013, se desarrollarán otras pruebas en vehículos hechos por la gigante automotriz francesa Renault.

Baterías más pequeñas

Vehículo

La prueba implicará estacionar vehículos adaptados sobre plataformas de recargas.

La carga inducida –que usa un campo electromagnético para transferir energía entre dos objetos- es menos eficiente en términos de energía que otros métodos alternativos como puntos de recarga o estaciones de intercambio de baterías. Pero, según Qualcomm, la diferencia es sólo "marginal".

"El uso de la tecnología WECV (las siglas en inglés de Wireless Electric Vehicle Charging: Recarga Inalámbrica de Vehículo Eléctrico) provocará un cambio en la forma cómo concebimos las recargas".

"Los conductores surtirán sus vehículos eléctricos menos y con más frecuencia. Potencialmente usarán recargas dinámicas para complementar las cargas hechas en estaciones. Esto significa que las baterías podrían ser más pequeñas, lo cual resultará en una reducción del costo y del peso del automóvil".

clic Lea: Los autos eléctrico buscan conquistar el mercado

La compañía señaló que su tecnología –conocida como Qualcomm Halo- podría ser usada para mantener la batería de los vehículos cargada en niveles de entre 40% y 80%. Eso maximiza la vida útil del equipo. Por el momento, sólo funcionará cuando un vehículo está estacionado.

Placas

Vehículo

Para que la tecnología de Qualcomm se implemente se necesita instalar placas de recargas en las calles.

Delta indicó que decidió participar en el proyecto para aprender más sobre la innovadora tecnología.

La empresa prevé que los cambios que necesita incorporar al vehículo se hagan en un día.

"Añadir la nueva tecnología es muy sencillo", señaló el director técnico de Delta, Nick Carpenter.

La tecnología WEVC tiene dos partes: una placa que se añade a la parte posterior del vehículo, al chasis, y una plataforma de recarga que se coloca sobre el suelo o, incluso, debajo de él.

"La idea es estacionar el vehículo sobre una plataforma que está conectada a la unidad de Qualcomm que, a su vez, está conectada directamente a la batería".

Cuando un conductor estaciona su vehículo, las dos placas se alinean y la carga comienza al activar un interruptor.

"También hicimos cambios en la interfaz de la pantalla táctil de nuestro vehículo para que le informe al conductor cuando esté alineado a una plataforma de recarga y así pueda empezar el proceso".

En la prueba, que está previsto que se lleve a cabo en noviembre, se cargarán plataformas ubicadas en la oficinas de Qualcomm, en el oeste de Londres.

Carrera

Qualcomm no es el único interesado en desarrollar una solución "desenchufada" para los automóviles eléctricos.

clic Lea: Cargas inalámbricas para los autos eléctricos del futuro

"La recarga inducida es una tecnología que ya se ha venido desarrollando y, de hecho, ya se ofrece para dispositivos móviles como celulares. No es algo realmente nuevo"

Paul Newton, HIS Automotive

BMW, Daimler, Volkswagen y otras empresas automotrices ya están participando en una prueba de recarga inducida en Alemania.

Adicionalmente, Rolls Royce y Delphi ya han explorado el concepto de vehículos que se "alimentan" de sistemas de transferencia de energía inalámbrica.

Paul Newton, un analista de HIS Automotive, dijo que la start-up Liberty Electric Cars, con sede en la ciudad británica de Oxford, también tenía planes para desarrollar la idea en el Reino Unido.

Sin embargo, Newton cuestionó que las ambiciones de Qualcomm realmente se cristalicen.

"La recarga inducida es una tecnología que ya se ha venido desarrollando y, de hecho, ya se ofrece para dispositivos móviles como celulares. No es algo realmente nuevo", indicó el experto.

"El principio es válido y es muy probable que se haga popular cuando los conductores estacionen sus automóviles (sobre las plataformas de recarga). Pero la idea de ir recargando los vehículos a medida de que se desplazan pareciera un poco descabellada debido al costo que representa equipar todas las calles con esa tecnología".

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.