Libia quiere políticos no predicadores

Última actualización: Jueves, 26 de julio de 2012
politicas libio

Más de 100 partidos se presentaron en las inéditas elecciones.

¿Es Libia un país menos religioso que Túnez o Egipto, donde los islamistas ganaron las mayorías en sus respectivas elecciones postrevolucionarias?

Los resultados preliminares de las primeras elecciones en Libia desde que Muammar Gaddafi fue derrocado, que serán legales después de un periodo de apelación de dos semanas, le dieron la victoria a la Alianza de Fuerzas Nacional (NFA, por sus siglas en inglés).

Liderada por quien fue primer ministro interino durante siete meses, Mahmoud Jibril, dobló el número de escaños que obtuvo el partido rival, el islamista.

¿Quiere decir eso que el gobierno será un laico liberal o un modernista moderado?

En realidad, no.

En términos de su política, los libios ciertamente creen que la NFA es liberal, pero la palabra 'secular' no se usa.

No obstante, Jibril ya ha declarado que su partido tendrá que referirse a la Sharía, el código de conducta islámico, para guiar su legislatura.

"Cansados de predicadores"

tanque libia

Uno de los retos más urgentes que enfrenta el nuevo parlamento libio es desarmar al país.

"Los libios no necesitan de políticos que les digan cómo ser buenos musulmanes", dice Heba, una alta y flaca chica de 18 años que presenta música árabe en un programa de radio.

"Quieren que el Parlamento se ocupe de aspectos más urgentes", dice.

"No es que esperemos que de la nada abran discotecas y cosas semejantes", dice.

"Tenemos que ocuparnos de aspectos como la educación y la salud".

El número de personas que considera la mera existencia de partidos religiosos un ofensa es asombrosa.

"¡Acá somos musulmanes! ¿A quién creen que le estamos rezando? Ellos no son más religiosos que nosotros", era una reacción común que se oía en la calle.

Los libios están cansados de los predicadores ideologizados, que pervivieron durante más de 40 años con las excéntricas, confusas, socialistas y semiislámicas divagaciones del coronel Gadafi.

Y la percepción sobre partidos como los Hermanos Musulmanes es que se tomaron las revoluciones en Túnez y Egipto.

Sin embargo, no es claro si el centrista NFA va a dominar la Asamblea Nacional, que tiene 200 escaños de los cuales 120 están reservados para independientes cuyas alianzas todavía no están aseguradas.

Al final puede que se forme una gran coalición, la cual podría o no incluir al gran perdedor de esta elección, el Partido Nacional, liderado por Abdelhakim Belhaj, que se presume tiene vínculos con al Qaeda.

"Necesitaremos aspirina"

Las mujeres tendrán un papel activo y público en la política libia, pues 33 de ellas ganaron escaños en la asamblea.

Pero lograr consensos en medio de tantas urgencias regionales será difícil.

"Probablemente necesitaremos mucha aspirina", bromeó hace un par de semanas un candidato independiente que finalmente no logró entrar al parlamento.

El problema más urgente que los parlamentarios tendrán que tocar es la seguridad.

Tendrán que asegurar el desarme de varias milicias que no tuvieron que ver con la revolución y la unificación de las brigadas que sí participaron.

La clave para aderezar muchos de los problemas está en la economía.

El país tiene suficientes ingresos gracias al petróleo y estos pueden darle un empujón al sector privado, que los necesita desesperadamente.

Los libios están a la expectativa del próximo paso desde el nacimiento de su recién nacida libertad: la escritura de una constitución, un proceso que será vigilado por la asamblea nacional y esperan selle su nuevo pacto democrático.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.