BBC navigation

¿Son creíbles las denuncias del desertor sirio?

Última actualización: Martes, 17 de julio de 2012
Nawaf Fares. Imagen de archivo: julio 2009

Nawaf Fares ocupó, durante más de 30 años, diferentes cargos en el gobierno sirio.

El exdiplomático sirio Nawaf Fares, quien desertó a la oposición la semana pasada, señaló que el presidente Bashar al Asad no titubearía en usar armas químicas contra su propio pueblo y que el líder se ha aliado con al Qaeda para ejecutar ataques. Pero ¿cuán válidas son estas denuncias? El periodista especializado en seguridad de la BBC, Frank Gardner, trata de responder esa pregunta desde Doha.

A primera vista, Nawaf Fares no parece un hombre que acaba de desertar de un régimen que, en su opinión, está formado por "delincuentes asesinos".

Impecablemente vestido de traje y corbata, Fares fue hasta la semana pasada el embajador de Siria en Irak.

Se trata del funcionario de más alta jerarquía en abandonar las filas del gobierno del presidente Bashar al Asad.

Sentado en un lujoso hotel de Qatar, el exdiplomático ahora lanza acusación tras acusación contra el régimen al cual sirvió por 34 años.

"El régimen de Bashar al Asad es como un lobo herido y acorralado", me dice. "Hará lo que sea por sobrevivir".

clic Lea también: Las armas químicas de siria generan temor

Fares acusa a sus exjefes de conspirar con al Qaeda para ejecutar ataques contra la población civil siria con el objetivo de desacreditar a la oposición.

Los Asad, dice, nunca cederán el poder a través de "intervenciones políticas". Lo harán sólo si los sacan por la fuerza.

Señaló que el régimen, si se siente más cercado, "no dudará en usar armas químicas" y que las mismas, de hecho, pudieron haber sido "usadas parcialmente en Homs".

"Contacto con la oposición"

Nawaf Fares

En una alocución transmitida por la cadena árabe Al Jazeera, Fares anunció su decisión de desertar.

Se trata de una denuncia muy seria por parte de un desertor con cierto conocimiento de la situación interna siria.

Pero, recordemos, Fares no es ni un científico ni un soldado.

Sus palabras hacen eco -un tanto escalofriante- de las denuncias que se hicieron contra Saddam Hussein y sus míticas armas de destrucción masiva en el periodo previo a que se llevara a cabo la invasión a Irak de 2003.

clic Lea: El arsenal químico de Siria del que nadie habla

En este punto de nuestra conversación, lo presioné más: "¿Es sólo una conjetura o tiene alguna evidencia?", le pregunté.

"Es absolutamente claro que este tipo de temas nunca se discuten porque es algo muy serio", me respondió.

"Si ellos deciden usar armas químicas, no lo discutirán. He creado mi opinión sobre la base del conocimiento que tengo sobre la mentalidad del régimen y la mentalidad del gobierno".

Nawaf Fares tiene interés en desacreditar el régimen que acaba de abandonar. Sabe que al menos hasta que caiga, no hay marcha atrás.

Asegura que está en contacto con elementos de la oposición y espera regresar a "una Siria libre y democrática".

"Condenado"

"Este régimen está condenado (...) Este es el principio del fin"

Nawaf Fares, ex diplomático sirio

Le planteé que como exfuncionario de rango superior encargado de la seguridad y la inteligencia y como exgobernador de varias provincias, muchos lo perciben como un cómplice no sólo de crímenes violentos cometidos en Siria, sino acaecidos en Irak también.

En este aspecto, Fares es contundente. Niega cualquier participación en la protección de militantes que han perpetrado ataques en Irak.

Señala que está dispuesto a ser juzgado ante un tribunal judicial.

Va mucho más allá: "Todos los ataques que han ocurrido (en Siria), especialmente aquellos que han dejado grandes números de víctimas inocentes, han sido perpetrados por el régimen", indicó.

"El régimen ahora está usando al Qaeda para golpear a los sirios".

clic Lea: Cruz Roja Internacional: Siria está en guerra civil

Pero Fares no ofrece ninguna prueba para sustentar tal afirmación. De hecho, le refuto que sus denuncias carecen de sentido si se toma en cuenta que al Qaeda siempre ha condenado al gobierno de Bashar al Asad.

El líder de esa organización, Ayman al Zawahiri, lo calificó como un apóstata y ha exhortado a los yihadistas a combatirlo.

Fares insiste que se trata de una alianza de conveniencias.

"Al Qaeda está buscando espacio para movilizarse y también está detrás de apoyos. El régimen por su parte está buscando formas de aterrorizar a los sirios", indicó.

Al final de la entrevista, Fares cruza las manos en su regazo mientras sus asistentes ven sus relojes.

"Este régimen está condenado", concluye. El hecho de que los enfrentamientos se estén desarrollando en Damasco "es muy significativo. Este es el principio del fin", dice.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.