BBC navigation

Las claves del escándalo del HSBC

Última actualización: Martes, 17 de julio de 2012

Dinero del narcotráfico, paraísos fiscales, hoteles en Miami y farmacéuticas usadas para producir metanfetamina. Parecen ingredientes de una serie de televisión, pero son elementos que figuran en un duro informe emitido por el Senado de Estados Unidos que involucra al banco HSBC, el más grande de Europa.

HSBC

HSBC es el nuevo protagonista de los escándalos que salpican a los bancos mundiales.

El banco se disculpó este martes por el escándalo en el que está inmerso luego de que el lunes el Senado de Estados Unidos dijera que la entidad lavó dinero del narco mexicano y de otros focos del lavado de dinero mundial.

En un comunicado, el HSBC anunció que "acepta sus errores, que responderá por su acciones y se comprometerá a reparar lo mal hecho".

Claves del informe

El informe dice que miles de millones de dólares provenientes del narcotráfico o el terrorismo internacional se podrían haber infiltrado en el sistema financiero estadounidense.

El senador Carl Levin, presidente de la subcomisión que emitió el informe, afirmó que el banco lavó grandes sumas de dinero y habló de una cultura "contaminada" que permitió al HSBC trabajar con clientes que recibían fondos sospechosos desde lugares como México, Irán, las islas Caimán, Arabia Saudita y Siria.

"En una era de terrorismo internacional, violencia por el narcotráfico en nuestras calles y nuestras fronteras y de crimen organizado, es una prioridad nacional detener el flujo de dinero ilícito que financia esas atrocidades", apuntó Levin.

La investigación también concluye que la Oficina del Controlador de Monedas (OCC), un importante regulador bancario estadounidense, no supervisó de forma adecuada al HSBC.

El reporte se da en un difícil momento para la industria bancaria, que está en la mira después de una investigación en varios países sobre la manipulación de tasas de referencia internacionales.

El caso mexicano

Según el Senado de Estados Unidos, entre 2006 y 2009 el HSBC aceptó más de US$15.000 millones de sus filiales en México, Rusia y otros países donde se considera que existe alto riesgo de lavado de dinero y no supervisó en ningún momento esas transacciones de efectivo.

Peor aún: el informe dice que el banco sabía de las laxas políticas contra el lavado de su filial mexicana, que se remontan a sus comienzos, en 2002.

Las autoridades mexicanas le advirtieron al banco en al menos dos ocasiones que era probable que por sus cuentas circulara dinero del narcotráfico.

HSBC

HSBC son las siglas en inglés de Hong Kong and Shanghai Banking Corporation. Fue fundado en Hong Kong cuando era colonia británica y actualmente tiene su sede central en Londres.

El informe menciona casos concretos, como el de Zhenly Ye Gon. Este ciudadano chino-mexicano tenía tres empresas farmacéuticas, una de ellas Unimed Pharmaceutical. Las tres eran clientas de larga data del HSBC en México.

En 2007, una operación conjunta del gobierno mexicano y la DEA (la agencia de control de drogas de EE.UU.) incautaron más de US$205 millones en efectivo en la residencia de Ye Gon, en la que fue descrita como la mayor incautación de dinero en efectivo relacionado con las drogas en la historia.

Además, decomisaron US$ 17 millones en pesos mexicanos, armas de fuego y registros de transferencias electrónicas internacionales.

Ye Gon se encuentra actualmente preso en EE.UU. a la espera de la extradición a México por cargos relacionados con la importación, fabricación y venta de productos químicos a carteles de la droga para su uso en la fabricación de metanfetamina.

La oficina en Miami

Muchas de las violaciones de las regulaciones contra el lavado de dinero se relacionan con el uso de cuentas de acción al portador. Bajo las reglas de estas cuentas, la propiedad de las acciones y los ingresos que incurren puede transmitirse de persona a persona en secreto.

La filial estadounidense del banco, HBUS, había abierto más de 2.550 cuentas corporativas con acciones al portador.

Estas empresas solían estar establecidas en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes Británicas.

La mayoría de las cuentas de acciones al portador, unas 1670, fueron abiertas en la oficina de Miami del HBUS.

En su apogeo, estas cuentas en Miami tenían US$2.600 millones de activos y generaban ingresos anuales de US$26 millones.

El informe destaca el caso de los empresarios hoteleros de Miami Beach Mauricio Cohen Assor y Leon Cohen Levy.

Padre e hijo usaron cuentas del HBUS abiertas bajo el nombre de las empresas Blue Ocean Finance Ltd. y Whitebury Shipping Time Sharing Ltd. para ocultar US$ 150 millones en activos y US$ 49 millones.

Ambos fueron encarcelados por 10 años por fraude fiscal y evasión de impuestos en 2010.

La investigación, que tomó un año, incluyó una revisión de 1,4 millones de documentos y entrevistas con 75 funcionarios del HSBC y de entes reguladores bancarios.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.