BBC navigation

Cómo Weibo ha cambiado la vida de los chinos

weibo

La red social Weibo es una de las más usadas del mundo y ha cambiado la vida de muchos chinos.

Sina Weibo, la versión china de Twitter, es una de las páginas de microblogs más utilizadas del mundo y a través de ella en occidente podemos conocer un poco de la realidad que hoy vive la China moderna.

El impacto de internet en la sociedad china es comparable a la de cualquier otro país del globo.

Weibo no sólo se ha convertido en un canal que la gente utiliza para expresarse a nivel político (algo imposible en el pasado), sino que para muchos ha sido un elemento transformador en sus vidas. Conozca algunas de sus historias.

El rescatador de perros

Zhang Xiaoqiu

Activistas como Xiaoqiu han evitado que decenas de perros terminen en el plato.

Zhang Xiaoqiu todavía recuerda la fecha del 15 de abril de 2011. Fue cuando Weibo cambió su vida y salvó la de cientos de perros. El hombre de negocios residente en Pekín siempre fue un amante de los animales y ese día supo de una noticia que le hizo pasar a la acción.

Algunos usuarios de internet habían visto un camión en la carretera en dirección a Pekín completamente cargado de perros metidos en diminutas jaulas. Esto sólo podía significar una cosa: los llevaban a restaurantes del noroeste de China, donde la tradición de comer perro está más arraigado que en ninguna otra parte del país.

Las fotos de los animales encerrados colgadas en Weibo atrajeron muy pronto la atención de cientos de miles de personas en toda China y de unos 100 amantes de los animales se subieron a sus autos y bloquearon el paso del camión en plena ruta.

Finalmente, después de que Xiaoqiu y otros activistas reunieran US$1.556, el conductor acordó llevar a los perros a la Asociación Protectora de Animales Pequeños de China (CSAPA).

Hoy Zhang es voluntario de esa organización y asegura que se han dado una docena de rescates más en el pasado año, también organizados a través de Weibo.

La joven quemada

Zhou Yan

Zhou Yan recibió ayuda clínica para sanar sus quemaduras gracias a una campaña de Weibo.

En un hospital de cirugía cosmética en Pekín, Zhou Yan de 17 años, permanece tumbada e inmóvil en su cama, dolorida por las cicatrices e implantes de piel en su cara, brazos y piernas.

Es difícil imaginar una vida peor, excepto una en la que no hubiera estado Weibo. Una tarde del pasado septiembre, la vivaz e inteligente adolescente de la ciudad de Hefei fue atacada por un compañero de clase después de que la joven le rechazara.

El atacante la roció con combustible y la prendió fuego, causándole graves quemaduras.

Al principio su familia guardó silencio sobre lo sucedido con la condición de que la familia del atacante pagara los enormes costos de su tratamiento. Pero cuando estos dejaron de pagar, y al recibir escasa asistencia del gobierno local, la familia de Zhou Yan decidió acudir a Weibo.

Las fotos de las heridas de Zhou Yan se colgaron en la popular página, se hicieron virales y al día siguiente la familia recibió numerosos mensajes de simpatía y ofrecimientos de ayuda legal y financiera.

Uno de los ofrecimientos más significativos, fue el del director del hospital de cirugía cosmética Evercare en Pekín, quien contactó a la familia y ofreció a la joven tratamiento gratis ilimitado.

Zhou Yan dice que el apoyo que recibió desde internet cambió su vida. " Al principio pensé que al verme así estaba acabada", explicó, "pero ahora que tanta gente está ayudándome… Estoy más confiada en el futuro".

Aunque la familia no está del todo satisfecha con la sentencia de 12 años de prisión para el atacante, creen que sin la campaña en internet habría sido liberado sin cargos, y al menos fueron capaces de contactar con abogados que ahora les ayudan a llevar una demanda civil.

Aire más limpio

Feng Yongfeng

El activista Feng Yongfeng usa las redes sociales para lanzar campañas por un aire más limpio en Pekín.

La conciencia medioambiental de los chinos ha aumentado en la última década, y Weibo ha jugado un papel significativo a la hora de amplificar las voces de la gente en este sentido.

En octubre de 2011, cuando la calidad del aire en Pekín se sintió todavía peor que lo normal, se extendió un debate masivo en Weibo, principalmente después de que famosos, incluyendo al millonario Pan Shiyi, empezaran a colgar datos sobre la contaminación del aire publicados por la embajada de Estados Unidos en Pekín. Las autoridades Chinas habían impedido previamente que esta información llegara al público.

Finalmente, el gobierno chino acordó, por primera vez, el publicar información sobre las partículas consideradas como contaminantes más peligrosos.

"El público antes no disponía de buenos canales para expresar sus puntos de vista", dice Feng Yongfeng, un activista medioambiental y periodista quien participó en la campaña.

En aquella ocasión Yongfeng hizo una llamada en Weibo para que se hicieran donaciones que permitieran la compra de máquinas para que organizaciones sin ánimo de lucro controlaran la calidad del aire y las compararan con las cifras oficiales. Ya se han comprado unas cuantas.

Recientemente ayudó a lanzar otra campaña en línea para prohibir el uso de aletas de tiburón en una sopa tradicional china.

"Weibo traerá cambios en la sociedad que no pueden detenerse", apuntó, "no solo es una herramienta para intercambiar noticias, también significar emprender acciones".

Contracultura china

Gas

Gas difunde sus obras gracias a internet y en especial a microblogs como Weibo.

En una vieja fábrica de Chengdu, Gas, de 21 años trabaja muy duro. Pero con sus anchos jeans, chaqueta de baseball y barba bohemia no luce como el trabajador chino medio.

Gas se autodefine como un "escritor del graffiti", un artista que reproduce su marca basada en el carácter chino qi (que significa "aire" o "la energía en el cuerpo") en los muros de Chengdu.

Ser un artista del graffiti puede ser una tarea solitaria en China. Hasta hace unos años, rara vez se veían graffitis por aquí, e incluso ahora Gas estima que tan sólo habrían unos miles de aficionados en todo el país.

La policía y las autoridades locales a menudo borran sus obras de arte poco después de que las termina, pero ahora usa Weibo para colgar las imágenes de sus pinturas, mostrándolas a unos 1.000 seguidores en China y Hong Kong. Esto le ha permitido además ponerse en contacto con otros artistas del graffiti del país.

"Es como otra forma de viajar", cuenta, "no tengo para viajar por mi mismo pero mi trabajo viaje a través de la internet".

Las redes sociales como Weibo han contribuido al rápido crecimiento de la cultura alternativa; desde el hip-hop al vegetarianismo, sobre todo entre una generación ávida de expresarse en esta nación de cambios vertiginosos.

Mumsnet, al estilo chino

Yushi

Yushi utiliza las redes sociales para orientar a las madres sobre los beneficios de la leche materna.

En la última década cada vez son más comunes los grupos de madres en la internet, donde se comparte información sobre su embarazo y la crianza de los hijos.

Por ejemplo, en un edificio en la ciudad de Chengdu, madres se reúnen regularmente los fines de semana para discutir sobre los beneficios de dar el pecho. Hay una gran presión en China, sobre todo por parte de los médicos, para que las mujeres alimenten a sus hijos con leche materna en lugar de leche de fórmula.

Yushi empezó a participar en el grupo cuando tan sólo era un foro con un puñado de miembros en una antigua red social. Ahora este grupo tiene más de 5.000 seguidores y más de 200 mujeres han asistido a sus encuentros.

Ahora lanzó una campaña social para promover el dar el pecho en los hospitales de Chengdu, y también otra para reducir la práctica de la cesárea en los partos de China.

"Creo que si cambias a las madres la sociedad cambia, es por eso que estamos hacienda esto. Usamos internet para que más madres sepan lo que es bueno y dejarles decidir por si mismas".

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.