Siéntese menos y vivirá más

Última actualización: Lunes, 9 de julio de 2012

Reducir a menos de tres horas el tiempo que pasa sentado al día puede alargar en dos años sus expectativas de vida, afirman científicos en Estados Unidos.

Hombre mirando TV

Reducir a menos de tres horas el tiempo sentado incrementa dos años la expectativa de vida.

Y si el tiempo que pasa al día viendo televisión se reduce a menos de dos horas, puede añadir otro 1,4 años a su vida, agrega el estudio publicado en BMJ (Revista Médica Británica).

Esa es la conclusión de una investigación sobre el impacto de una vida sedentaria en la longevidad que llevaron a cabo científicos del Hospital Brigham y de Mujeres de la Escuela Médica de Harvard y la Universidad del Estado de Louisiana.

Los estudios ya han mostrado que el sedentarismo tiene un impacto en la salud en general.

Se ha demostrado el vínculo entre la falta de actividad física y el riesgo de enfermedades como diabetes tipo 2 y trastornos cardiovasculares, como infarto o evento cerebrovascular.

Por eso las recomendaciones de salud en todo el mundo señalan que los adultos deben llevar a cabo al menos 150 minutos de actividad física moderada a vigorosa a la semana.

Impacto en la salud

"Como los resultados indican que los adultos pasan en promedio 55% de su día comprometidos en actividades sedentarias, se requiere un cambio significativo en la conducta de la población para lograr una mejora demostrable en la expectativa de vida"

British Medical Journal

Sin embargo, el estilo de vida moderno requiere pasar gran parte del día sentado en un escritorio o frente al televisor.

Investigaciones en distintos países muestran que en promedio un adulto pasa entre cinco y seis horas al día sentado.

Para calcular cuánto tiempo pasa un adulto en Estados Unidos sentado durante el día y sentado viendo la televisión, los investigadores utilizaron datos del Sondeo Nacional de Salud y Nutrición (NHANES) de entre 2005 y 2010.

Este sondeo lleva a cabo regularmente un registro de varios aspectos del estilo de vida y la salud de la población estadounidense.

Asimismo analizaron los estudios publicados sobre el impacto de estar sentado en la mortalidad.

Encontraron cinco estudios relevantes que habían involucrado a 167.000 adultos de entre 18 y 90 años.

Cuando compararon estos datos con las cifras del sondeo NHANES y después de tomar en cuenta factores como la edad y el sexo, lograron establecer un cálculo del número de muertes que estaban asociadas al tiempo que se pasa sentado.

Encontraron que 27% de las muertes estaban vinculadas a estar sentado y el 19% a estar sentado mirando la TV.

Tal como explican los autores, " los resultados de este estudio indican que limitar el tiempo que se pasa sentado a menos de tres horas cada día puede incrementar dos años la expectativa de vida".

"De igual forma, restringir el tiempo que se pasa mirando la TV a menos dos horas diariamente puede extender la expectativa de vida por otros 1,4 años" agregan.

Los autores subrayan, sin embargo, que estos resultados son un "cálculo teórico" y por lo tanto no quieren decir que una persona sedentaria vivirá dos años menos que alguien más activo.

La estadística, afirman, es poblacional y muestra la mortalidad por todas las causas. Por lo tanto las cifras no pueden aplicarse a individuos.

Sin embargo, agregan, los resultados sí muestran el impacto perjudicial de un estilo de vida sedentario en la salud.

Tal como señala el profesor Peter Katzmarzyk, quien dirigió el estudio, "los resultados de este estudio indican que el tiempo prolongado que se pasa sentado y viendo TV puede tener el potencial de reducir la expectativa de vida en Estados Unidos".

Y los autores concluyen que como los resultados de los sondeos "indican que los adultos pasan en promedio 55% de su día comprometidos en actividades sedentarias, se requiere un cambio significativo en la conducta de la población para lograr una mejora demostrable en la expectativa de vida".

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.